Gobierno Bolivariano

11 de septiembre de 1973 │ Muerte de Salvador Allende

Hace 44 años murió en combate el entonces Presidente de Chile, Salvador Allende, mientras defendía su gobierno frente al golpe de Estado ocurrido aquel día en Chile, comandado por Augusto Pinochet.

Justo antes de la toma del Palacio de la Moneda por parte de los militares golpistas, el presidente Allende dirigió su última alocución al pueblo chileno, en medio de un trasfondo audible de explosiones y disparos. En sus palabras, transmitidas por radio, Allende habló de su amor por Chile y de su profunda fe en el futuro de esa nación, sosteniendo que su compromiso no le permitía tomar una salida fácil y ser usado como una herramienta de propaganda por  los traidores. Al negarse a aceptar una oferta de salvoconducto, mostró su intención de luchar hasta el final, y poco después fue encontrado muerto.

El golpe de Estado contra el Gobierno de la Unidad Popular puso fin a una experiencia histórica que se proponía construir el socialismo mediante una vía pacífica y democrática. Chile se convirtió en el laboratorio para el primer modelo de capitalismo salvaje de la era neoliberal. El 11 de septiembre de 1973 abrió también el capítulo de las dictaduras de “seguridad nacional” que se extendió por el Cono Sur y otras latitudes de la América Latina.

Hoy, cada gobierno progresista de Latinoamérica retoma el legado de Allende, a 44 años de aquel día aciago, y su memoria permanece, exigiendo audacia y determinación para alcanzar el progreso a través de vías alternas a la de la explotación del hombre por el hombre.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hace 104 años nació en Caracas el médico y científico venezolano Jacinto Convit, quien alcanzó gran reconocimiento mundial por desarrollar la vacuna contra la lepra, además de realizar estudios en busca de una cura contra diversos tipos de cáncer. Fue galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica de 1987, y recibió alrededor de 45 condecoraciones otorgadas por diversas universidades venezolanas y extranjeras.

Desde fines de la década de 1930 el nombre de Jacinto Convit se hizo inseparable de la lucha contra la lepra en Venezuela. Hasta 1942 trató a los enfermos en los llamados “leprocomios”, y en 1945 fue enviado al Brasil para observar los servicios antileprosos de ese país, en el cual la enfermedad generaba un grave problema sanitario. A su regreso dirigió los Servicios Antileprosos Nacionales y desde julio de 1946 organizó la red nacional de lucha contra la lepra. Luego de varias investigaciones basadas en el único remedio hasta entonces empleado contra ese mal, el aceite de Chaulmoogra, encontró que el compuesto de Sulfota y Clofazimina actuaba con gran efectividad contra la enfermedad, y ello permitió la clausura de las leproserías, donde hasta entonces los enfermos eran encerrados y vejados en su condición humana.

En las décadas siguientes, Convit invirtió un gran esfuerzo en la búsqueda de un modelo experimental para curar la lepra. Inoculó mamíferos, reptiles y hasta peces bajo muy diversas condiciones, hasta que en 1989 anunció haber encontrado que ciertos armadillos de la zona cercana a la represa del Guri (estado Bolívar) eran sumamente susceptibles a contraer el bacilo de la lepra (M. Leprae), causante del contagio de la enfermedad; a diferencia de los armadillos de otras regiones. A partir del estudio con estos animales, Convit y su grupo de investigadores desarrollaron una vacuna que podía ayudar a las personas enfermas con lepra.

Los grandes avances obtenidos por Convit en sus estudios epidemiológicos, le valieron una nominación al Premio Nobel de Medicina por el descubrimiento de la vacuna contra la lepra, resultado de combinar la vacuna empleada contra la tuberculosis con el bacilo Mycobacterium leprae. Como ya se mencionó, en 1987 Convit había recibido en España el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica.

A pesar de sufrir trastornos de salud desde 1996, se mantuvo activo y preocupado por el destino de Venezuela durante toda su existencia. En 2010 lideró un equipo para desarrollar una autovacuna contra el cáncer de seno, estómago y colon, tratamiento experimental basado en la inmunoterapia, desarrollado en conjunto con otros especialistas. Jacinto Convit falleció en su ciudad natal el 12 de mayo de 2014.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hace 126 años fue firmado el decreto por el cual el Colegio Federal de Maracaibo se convirtió en la Universidad del Zulia, una de las instituciones de enseñanza superior más grandes del país. Atiende a más de 65.000 estudiantes de pregado y posgrado, que se distribuyen en 11 facultades.

La Universidad del Zulia está ubicada en la ciudad de Maracaibo, y cuenta además con dos núcleos, uno en Cabimas y otro en Punto Fijo, Estado Falcón. Está compuesta por 27 escuelas, imparte estudios en 56 carreras y 100 programas de posgrado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hace 39 años murió en Caracas el compositor, crítico musical y diplomático José Antonio Calcaño, quien formó junto a Vicente Emilio Sojo y Miguel Ángel Calcaño un movimiento artístico llamado "Renovación", dedicado a la recopilación de nuestro acervo musical y folklórico, así como al rescate de la enseñanza musical.

Fue fundador de la Orquesta Sinfónica Venezuela donde tocaba el violonchelo, además de la Coral Polifónica y el Conservatorio Teresa Carreño, el cual también dirigió, aparte de ser profesor en la UCV.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tal día como hoy, hace 33 años, falleció en Caracas Ángel Rosenblat, autor de la famosa obra Buenas y malas palabras, quien se desempeñó como filólogo, ensayista y profesor universitario, transmitiendo un conocimiento minucioso de nuestra particular manera de usar el lenguaje, de los usos y abusos, de los modismos y de las palabras importadas, interpretando, a partir de nuestro lenguaje, el modo de ser venezolano.

En 1946 se radicó en Venezuela, contratado por Mariano Picón-Salas para el Instituto Pedagógico Nacional como profesor de castellano y latín. Al año siguiente fundó la Cátedra de Filología de la Universidad Central. Se nacionalizó venezolano en 1950 y dirigió el Instituto de Filología Andrés Bello de la Universidad Central de Venezuela, investigando acerca del Español de América en su modalidad venezolana, y elaborando un gran fichero lexicográfico de venezolanismos.

8 de septiembre │ Fiesta de la Virgen del Valle

Tal día como hoy se celebra en Venezuela la Festividad de la Virgen del Valle, fecha que nos remonta al 8 de septiembre de 1911, cuando el entonces Obispo de Guayana, Antonio María Duran, por concesión del Papa Pío X, coronó canónicamente la Imagen de Nuestra Señora del Valle, Patrona del Oriente Venezolano, de la Armada y de los pescadores.

Miles de fieles provenientes de todo el territorio venezolano se congregan en esta fecha para testimoniar su agradecimiento a la Virgen por los favores concedidos. Durante varios días los devotos acuden a su santuario ubicado en el Valle del Espíritu Santo, donde la imagen de la Virgen permanece vestida con trajes hechos de telas que los mismos fieles obsequian para la ocasión.

Nuestra Señora del Valle es una de las advocaciones principales en Venezuela, venerada de modo muy particular por los margariteños. Es una dulce imagen de la Purísima, tal como era representada antiguamente en España, hasta comienzos del siglo XVI. Fue traída alrededor de 1530, al iniciarse la evangelización de Venezuela; por tanto, se trata de una advocación pionera de las devociones marianas en nuestra tierra.

Durante los primeros tiempos de la fundación de Cubagua, sus habitantes encargaron una imagen de la madre de Dios, para colocarla en una de las dos iglesias que había en aquella isla, que representara a la Inmaculada Concepción o Purísima, como entonces se referían a ella los fieles. En aquellos tiempos, la isla de Cubagua sufrió varias destrucciones, que hicieron que los vecinos se trasladaran a Margarita, a la Villa del Espíritu Santo, llevando consigo sus propiedades. En el Valle de Margarita construyeron una ermita para la imagen, y  desde entonces empezó a ser llamada Virgen del Valle.

Entre los múltiples milagros que se le atribuyen, se cuenta el de un pescador de la isla de Coche, llamado Domingo, quien fue herido en una pierna por la púa de una raya, mientras pescaba ostras en el mar. La herida le ocasionó una úlcera que se gangrenó, y el médico que lo atendió dijo que solo una amputación podría salvarlo. Entonces el enfermo hizo ante la Santísima Virgen del Valle el voto de dedicarle la primera perla que encontrara si le devolvía la salud.

El pescador sanó en poco tiempo, y se lanzó al mar para cumplir su promesa. En ese empeño, sacó de las aguas una concha, y al abrirla apareció una extraña perla con  silueta semejante a su pierna, en uno de cuyos lados había una señal a manera de cicatriz, precisamente en el lugar que le correspondía a la herida que había recibido.

La Virgen del Valle recibe también el nombre de Virgen de los Marineros, pues ellos le encomiendan sus vidas al zarpar, al igual que, según la historia, también los indios, en la época de la colonización, se encomendaban a ella para soportar los abusos de los españoles.

La ocasión es propicia para unirse al júbilo de todos los fieles y devotos de esta advocación, símbolo de la tradición de fe religiosa en nuestro país.

 

ORACIÓN A LA VIRGEN DEL VALLE

 

Madre Santísima del Valle, a tus plantas acudo confiadamente para pedirte que infundas en mi alma vivos sentimientos de fe en Jesucristo, Tu hijo Divino, porque Él es el Camino, la Verdad y la Vida. Madre amorosa, concédeme la paz Espiritual, llévame de la mano de los Sacramentos. Que en el seno de mi familia reinen la comprensión y el amor. Acepta, Madre Santa, mi más profundo agradecimiento por los favores que hasta hoy me has concedido y no desoigas las súplicas que hago ante esta necesidad (Petición)....

Que nuestra devoción a Ti, Madre Celestial, acreciente la Religión verdadera, y se avive nuestra fe en el Padre, en el Hijo y en el Espíritu Santo.

Amén.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tal día como hoy, hace 365 años, en Guanare (estado Prtuguesa), se manifestó por primera vez en nuestro país Nuestra Señora de Coromoto, patrona de Venezuela. Esta aparición mariana es venerada en toda la nación como la principal representación de la Madre de Dios.

La historia relata que al ser fundada Guanare en 1591, los Cospes, habitantes originarios de  la región, huyeron hacia la selva, donde la Virgen María apareció ante el cacique Coromoto y su mujer, exhortándoles en su propia lengua a recibir el bautismo.

Coromoto no acató el llamado divino, por lo que la Bella Señora se le apareció nuevamente el 8 de septiembre de 1652. Molesto, le exigió que lo dejase tranquilo, pero la Señora lo abrazó. El cacique trató entonces de asirla por el brazo, y al instante todo quedó envuelto en tinieblas. “Aquí la tengo”, exclamó, pero al abrir su mano para mostrarla a las mujeres que se hallaban presentes, contemplaron un retrato con el rostro de una bella mujer, que es la reliquia que se venera actualmente en el Santuario Nacional Nuestra Señora de Coromoto.

La imagen mide 2,5 cm de alto por 2 cm de ancho, y guarda gran similitud con la Virgen del Principio, pintura atribuida a Lucas, el autor de uno de los evangelios canónicos, la cual fue venerada desde el siglo IV. De manera que en Venezuela existe, gracias a la aparición de la Virgen ante Coromoto, una imagen bastante similar a la primera pintura de la Madre de Jesucristo, fundamental para el inicio del culto mariano en el mundo.

Cuenta el relato que luego Coromoto fue mordido por una serpiente venenosa y, herido y moribundo, volvió a Guanare, donde comenzó a pedir el bautismo. Tras serle administrado el sacramento, se convirtió y comenzó a exhortar a los cospes rebeldes bajo su mando, para que se bautizaran. Finalmente, Coromoto, quien adoptó el nombre cristiano de Ángel Custodio, murió en buena vejez.

El 1º de mayo de 1942, la Virgen de Coromoto fue declarada Patrona de Venezuela por el Episcopado Nacional. El 7 de octubre de 1944, Su Santidad Pío XII la proclamó "Celeste y Principal Patrona de toda la República de Venezuela", y su coronación canónica se celebró en 1952. El Santuario Nacional a la Virgen de Coromoto fue declarado Basílica por Pío XII el 24 de mayo de 1949. El Papa Juan Pablo II la coronó en su visita al Santuario mariano en Guanare, y en 2006 el Papa Benedicto XVI elevó el Santuario Nacional de Nuestra Señora de Coromoto a la categoría de Basílica Menor.

En marzo de 2009, durante un proyecto de restauración de la imagen, varios hallazgos impactaron a los investigadores. Se detectó, por ejemplo, que la Virgen no lleva corona, sino un turbante con plumas; detrás de la Virgen hay una choza, alrededor de la cual se distinguen signos en lengua indígena (actualmente son estudiados para determinar su significado); la pintura consta de un solo trazo. Además, el ojo izquierdo de la Virgen, que mide 2 micras, tiene iris humano, en el que se refleja la figura de Coromoto; el ojo derecho tiene la silueta del mapa de Venezuela.

Hoy gran parte del pueblo venezolano celebra con júbilo un nuevo aniversario de esta aparición, que ha acompañado la fe de los venezolanos desde el lejano día en que quiso manifestarse como refugio y fuente de consuelo ante las adversidades.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tal día como hoy, hace 488 años, el alemán Ambrosio Alfinger fundó la Ciudad de Maracaibo.

Esta localidad fue bautizada en tres ocasiones, por lo que en 1965 el Centro Histórico del Zulia, reconoció a Alfinger como fundador oficial de la ciudad.

En efecto, Alfinger, quien fue el primer Gobernador de la Provincia de Venezuela, la llamó Villa de Maracaibo, y su primera población fue apenas de 30 habitantes, quienes, dada la poca actividad económica que desarrollaban, fueron trasladados en 1535 al Cabo de la Vela, territorio que actualmente pertenece a Colombia.

40 años después de la llegada del alemán, en 1569, Maracaibo fue refundada por el capitán Alonso Pacheco y recibió por nombre Ciudad Rodrigo. Cuatro años más tarde fue nuevamente fundada como la Nueva Zamora de la Laguna de Maracaibo por el capitán español Pedro de Maldonado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tal día como hoy, hace 240 años fue expedida la Real Cédula de Creación de la Capitanía General de Venezuela por órdenes del entonces rey de España, Carlos III.

De acuerdo al nuevo orden institucional, quedaron separadas del Virreinato y Capitanía General del Nuevo Reino de Granada las provincias de Cumaná, Guayana y Maracaibo, así como las islas de Margarita y Trinidad, siendo agregadas en los aspectos gubernativo y militar a la Capitanía General de Venezuela. Además, Maracaibo y Guayana, que hasta entonces correspondieran al ámbito jurídico de la Audiencia de Santa Fe, pasaron junto con todas las demás provincias a depender de Santo Domingo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hace 78 años fue creado el Banco Central de Venezuela, mediante una ley publicada en Gaceta Oficial por el entonces presidente de la República, Eleazar López Contreras.

La ley determinó que el organismo nacía para regular la circulación monetaria, vigilar el valor de la unidad monetaria nacional, manejar lo relacionado al comercio del oro y a las reservas internacionales de Venezuela.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hace 47 años fue declarada Monumento Histórico Nacional la Casona de la Hacienda Ibarra, ubicada en la Ciudad Universitaria de Caracas.

Por más de tres siglos la edificación perteneció a la familia Ibarra, que producía allí el azúcar con el que se realizaba el mejor ron nacional en aquel entonces. En dicha hacienda se hospedó durante casi 2 meses el naturalista alemán Alexander von Humboldt cuando visitó Caracas, a principios del siglo XIX.

Fue residencia del Libertador, Simón Bolívar, durante su última visita a nuestro país, en 1827 y fue allí donde, junto con José María Vargas y José Rafael Revenga, el héroe redactó los estatutos que transformaron la Real y Pontificia Universidad de Caracas en la republicana Universidad Central de Venezuela. No imaginó Bolívar entonces que ese mismo sitio sería elegido 116 años después, para construir la moderna sede de esa casa de estudios. De dicha hacienda sólo quedan en pie la casona y el torreón del trapiche, siendo una de las pocas estructuras originales de la época colonial que se conservan en Caracas.

7 de septiembre de 1791 │ Nace José Laurencio Silva

Tal día como hoy, hace 226 años, nació en Tinaco (estado Cojedes) José Laurencio Silva, General del Ejército de Venezuela durante las luchas por la Independencia de Venezuela y otras naciones sudamericanas.

En 1810 se enlistó en el batallón número 9 de Tinaco, con el grado de subteniente de milicias. Bajo las órdenes del brigadier Francisco Rodríguez del Toro participó en la Campaña de Coro, y despueś, bajo las órdenes del Generalísimo Francisco de Miranda luchó contra la disidencia realista de Valencia. 

Tras perderse la Primera República, Silva se ocultó en los bosques de Guárico y Cojedes, donde desarrolló actividades de guerrilla. En 1813, cuando Simón Bolívar pasó por San Carlos, se unió al Ejército Libertador y tomó parte en la batalla de Taguanes, el 31 de julio, estando luego presente en casi todas las acciones tácticas libradas durante aquel año y el siguiente.

Fue hecho prisionero en 1814, pero escapó y volvió a la guerrilla en los llanos cojedeños. En Apure se sumó a las fuerzas del general José Antonio Páez, participando en diversos hechos de armas que se produjeron en aquel teatro de operaciones durante aquellos años. Durante la Campaña del Centro, el 12 de febrero de 1818, después de la batalla de Calabozo, fue ascendido a teniente coronel, y actuó en la Campaña de Apure al año siguiente, permaneciendo al lado de Páez mientras Bolívar desarrollaba su ofensiva sobre Nueva Granada.

En 1821, tras su actuación en la Campaña de Carabobo, obtuvo el grado de coronel, marchando después con el Libertador hacia el sur, donde combatió en la batalla de Bomboná, el 7 de abril de 1822. Luego de permanecer destacado durante un año en Guayaquil y Quito, siguió a Bolívar hacia Perú, combatiendo en Junín el 6 de septiembre de 1824, y en Ayacucho, el 9 de diciembre del mismo año. En esa última acción fue ascendido a  general de brigada, habiendo recibido tres lanzazos durante la refriega, lo que le ganó la admiración del Mariscal Antonio José de Sucre, el cual exclamó al saberlo: “¡Envidio las heridas de Silva!”.

En 1830, Bolívar le designó entre sus albaceas testamentarios, y estuvo presente al morir el Genio de América el 17 de diciembre de aquel año, en San Pedro Alejandrino, Santa Marta. Testigos del triste momento relatan que el General Silva, al ver que el Libertador iba a ser enterrado con una camisa rota, se opuso a ello y exclamó: “No puede ser enterrado con una camisa rota el Libertador de América”, vistiéndole de inmediato con una camisa suya blanca de seda.

El general José Laurencio Silva obtuvo las más altas condecoraciones reservadas a los Libertadores y héroes de Venezuela y América. En 1855, el Congreso Nacional le confirió el grado de General en Jefe de los Ejércitos de la República. Durante los años finales de su existencia se dedicó a la agricultura y la ganadería en sus tierras de Montecristo, en Chirgua (estado Carabobo), y murió en Valencia el 27 de febrero de 1883. Sus restos reposan en el Panteón Nacional desde el 16 de diciembre de 1942.

6 de septiembre de 1815 │ Simón Bolívar envía la Carta de Jamaica a un ciudadano británico

Hace 202 años el Libertador, Simón Bolívar, envió desde Kingston, ciudad en la que se hallaba entonces asilado, el escrito conocido como Carta de Jamaica, donde expone con clarividencia y penetración sociopolítica sus tesis acerca del continente americano, en una carta dirigida “a un caballero de esta isla” quien, según investigaciones históricas, fue un ciudadano británico llamado Henry Cullen.

La Carta de Jamaica contiene un denso análisis de las perspectivas de los países hispanoamericanos, para los cuales la victoria, tras cuatro años de guerra revolucionaria, Bolívar juzgaba inevitable. El Libertador criticó en ella de manera severa al sistema colonial, pues las prácticas comerciales españolas se basaban en una política  orientada a la explotación y el monopolio, sin incentivar la industria, los oficios, ni la manufactura.

La Carta de Jamaica constituye un manifiesto político en torno al alcance y objetivos de la emancipación, al que en 2005, durante la primera Cumbre de Petrocaribe, celebrada en Jamaica para conmemorar el 190 aniversario de la histórica misiva, el Comandante Eterno, Hugo Chávez Frías, se refirió afirmando que en ella “el Libertador nos dejó una guía hacia la libertad y prosperidad", y destacó el llamado a la necesaria unidad para enfrentar tiempos difíciles, con el objetivo de garantizar el futuro de nuestros pueblos.

“La Carta de Jamaica es un documento de obligada lectura”, enfatizó en esa oportunidad el Comandante Chávez, añadiendo que "en la respuesta al ciudadano británico Henry Cullen, Bolívar indica el camino de la soberanía, y (...) nos obligamos a intentar el uso soberano de los recursos naturales energéticos, en busca del desarrollo social".

 

Yo deseo más que otro alguno ver formar en América la más grande nación del mundo, menos por su extensión y riquezas que por su libertad y gloria.

 

 

Kingston, 6 de septiembre de 1815

5 de septiembre de 1914 │ Nace Nicanor Parra

Tal día como hoy, hace 103 años, nació en San Fabián de Alico, Chillán (Chile), Nicanor Parra Sandoval, poeta, matemático y físico chileno, creador de la “antipoesía”, cuya obra ha tenido una profunda influencia en la literatura hispanoamericana.

Hermano de la célebre cantautora Violeta Parra, al principio su obra fue evocativa y sentimental en Cancionero sin nombre (1937), adoptando más adelante la "antipoesía", intento de renovación expresiva que comenzó en Poemas y antipoemas (1954). En 1969 recibió el Premio Nacional de Literatura en Chile. En 1977 publicó Sermones y prédicas del Cristo de Elqui, sobre un visionario místico que predicaba por las minas del norte de Chile.

En 1991 fue galardonado por segunda vez en su país y también con el Premio Internacional Juan Rulfo, del que fue el primer ganador. El 1° de diciembre de 2011 Nicanor Parra obtuvo el Premio Cervantes, considerado el galardón más importante de las letras hispanas y que concede el Ministerio de Cultura al conjunto de la obra de un autor. Nicanor Parra ha ejercido enorme influencia en muchos poetas y novelistas latinoamericanos, y es el superviviente del grupo más sobresaliente de poetas chilenos contemporáneos, junto a Pablo Neruda, Gabriela Mistral, Vicente Huidobro y Gonzalo Rojas. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tal día como hoy, hace 91 años, murió en Petare (estado Miranda) Juan de Dios Guanchez.

Maestro de primeras letras y promotor de la educación, fundó varios centros educativos en Los Teques, Caracas y Chacao, en los que, además, ejerció la docencia hasta establecerse definitivamente en Petare, donde fundó una escuela de primeras letras y otra de comercio para jóvenes de escasos recursos. Se desempeñó como diputado de la Asamblea Legislativa del estado Miranda y ocupó la presidencia y secretaría del concejo municipal del Distrito Sucre.

Presidió la junta humanitaria del hospital Pérez de León de Petare, organizó la junta de socorro para auxiliar a las víctimas de la peste española y en 1918 fundó junto a Francisco Antonio Amos y Manuel Díaz Arvelo,la Sociedad Maraury.

 

 

 

 

 

 

 

 

Hace 80 años falleció en Caracas el escritor y periodista venezolano Luis Manuel Urbaneja Achelpohl.

Está considerado como el iniciador del cuento moderno venezolano y padre del criollismo venezolano. Fundó junto a Pedro Emilio Coll y Pedro César Domínici uno de los órganos de divulgación del movimiento modernista en el país, la revista "Cosmópolis".

Su primer premio lo recibió en 1896, por parte de la revista "El Cojo Ilustrado", por su relato Flor de Selva, convirtiéndose desde entonces en un asiduo colaborador de esa publicación.

En 1916 se convirtió en el primer escritor venezolano en recibir un galardón internacional, al obtener en Argentina, el primer Premio en el Concurso de Novelas Americanas, con la más representativa de sus obras: En Este País. Su viuda se encargó de editar póstumamente una primera recopilación de los escritos de Urbaneja con el nombre de El criollismo en Venezuela (1945).

 

 

 

 

 

 

 

 

Tal día como hoy, hace 75 años, nació en Munich (Alemania) el director, documentalista, guionista, productor y actor Werner Herzog.

A lo largo de su obra ha demostrado su carácter visionario, acentuando lo irracional del ser humano y preocupado por las realidades marginales. Sus películas tienden a presentar geografías de espacios abiertos, laberínticos y fascinantes, y sus personajes son seres inadecuados o desencajados del entorno donde habitan.

Una de las grandes constantes del cine de este autor se halla en el retrato de personajes obsesionados por llevar a cabo empresas sobrehumanas, inconcebibles y hasta descabelladas, como en Aguirre, la cólera de Dios, El enigma de Kasper Hauser o Fitzcarraldo, por nombrar algunas de sus obras más emblemáticas.

En general, sus películas parecen ser un medio para hablar de la soledad, de la enajenada identidad europea y el desarraigo humano.

 

 

 

 

 

 

 

 

Tal día como hoy, hace 60 años, ocurrió un levantamiento popular en la ciudad de Cienfuegos (Cuba) liderado por el Movimiento Revolucionario 26 de Julio. Fue un alzamiento de civiles y marinos contra la dictadura de Fulgencio Batista, tras el golpe militar que aquel diera cinco años antes.

El levantamiento de septiembre de 1957 entró en la historia de la Revolución cubana como uno de los acontecimientos más heroicos de la lucha de masas.

 

 

 

 

 

 

 

 

Hace 20 años murió la misionera católica Madre Teresa de Calcuta.

Nacida en el seno de una familia católica albanesa, siendo aún una niña, ingresó en la Congregación de las Hijas de María, donde inició su actividad de asistencia a los más necesitados.

Como quería ser misionera enla India, en 1948 obtuvo la autorización de Roma para vivir fuera del convento y trabajar en los barrios pobres de Calcuta. Al fundar la Congregación de las Misioneras de la Caridad dio comienzo a su camino de lucha contra la pobreza, el hambre y la enfermedad. Su único fin sería el de ayudar a los más necesitados pero evitando en todo momento la burocracia, para mantener la sencillez de su inicial vocación. La Madre Teresade Calcuta recibió el Premio de la Fundación Kennedy, y en 1979, el Premio Nobel de la Paz, cuya dotación económica donó a los pobres. Fue beatificada el 19 de octubre de 2003 por el papa Juan Pablo II, y canonizada el 4 de septiembre de 2016 por el papa Francisco.