10 de enero de 1860: Asesinato de Ezequiel Zamora

Hace 157 años murió el general Ezequiel Zamora, víctima de un disparo traicionero que recibiera cuando se encontraba en San Carlos (Cojedes) asediando a los restos derrotados del ejército de la oligarquía conservadora.

Ezequiel Zamora había nacido en la población de Cúa (estado Miranda) el 1º de febrero de 1817. Desde joven debió trabajar para ayudar al sostenimiento de su familia y, habiendo tenido contacto con las ideas políticas del Partido Liberal y leído acerca de la Historia Universal, informándose sobre la constante lucha de los pueblos por alcanzar la libertad, su relación con el pueblo le hizo comprender el descontento social ante la crisis económica que asolaba al país desde la Guerra de Independencia.

El 7 de septiembre de 1846 Zamora se alzó en Guambra, proclamando las consignas “Tierra y hombres libres” y “Respeto al Campesino y Desaparición de los Godos”, lo que le haría ganar la devoción popular y el nombre de «General del Pueblo Soberano». Bajo su dirección, la campaña del Ejército Federal condujo a sucesivas derrotas de los godos en 1859. El 10 de diciembre de ese mismo año, en la batalla de Santa Inés (Barinas), quedaron diezmados los conservadores, y se abrió el camino hacia Caracas y la victoria definitiva. Después de Santa Inés, Zamora se dirigió hacia el centro del país a través de Barinas y Portuguesa, pero antes de aproximarse a Caracas resolvió desalojar a los restos conservadores de la ciudad de San Carlos.

Fue así como el 10 de enero de 1860, durante las acciones para la toma de la plaza, mientras dirigía una operación de aproximación a las trincheras enemigas, recibió un balazo en la cabeza disparado por un francotirador colocado en el campanario de la iglesia. El asesinato de Zamora fue producto de una conjura fraguada por la oligarquía conservadora, que se valió de una traición dentro de las filas liberales.

Su inesperado deceso cambió el rumbo favorable que llevaba la guerra para los federalistas y produjo la pérdida de quien para muchos fue el más importante líder popular del siglo XIX venezolano. Sus restos fueron trasladados a Caracas y colocados en la iglesia de la Santísima Trinidad, actual Panteón Nacional, el 13 de septiembre de 1872.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tal día como hoy, hace 136 años, fue inaugurado el Teatro Municipal de Caracas.

Durante el gobierno de Antonio Guzmán Blanco se decretó la construcción del recinto, y el proyecto fue asignado al arquitecto francés Esteban Ricard. Con motivo de las festividades del centenario de la muerte del Libertador, en 1930 se llevó a cabo una remodelación importante bajo la dirección del ingeniero Ricardo Razetti.

En 1949, debido a la ampliación de la avenida Bolívar y la construcción del Centro Simón Bolívar, el teatro sufrió la mutilación de su cuerpo frontal. Fué remodelado nuevamente en 1967, al de celebrarse 400 años de la fundación de Caracas.

En 1988 cerró sus puertas y entre 1989 y 1992 sufrió intervenciones menores. Ya para 1993, Fundapatrimonio, a través de un equipo interdisciplinario, dio inicio a un proyecto de restauración integral. Fue declarado Monumento Histórico Nacional el 16 de febrero de 1979.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hace diez años, en el Capitolio Federal, el Comandante Eterno, Hugo Chávez Frías, juró como presidente de Venezuela para su tercer mandato consecutivo, correspondiente al período constitucional 2007-2013.

Vencedor en los comicios del 3 de diciembre del 2006 con 62.84 por ciento de los votos, ante la Asamblea Nacional anunció tal día como hoy una reforma constitucional que llevaría a Venezuela hacía el socialismo del siglo XXI. En aquella misma sesión declaró la elaboración de un programa de nacionalización de empresas estratégicas que habían sido privatizadas a principios de la última década del siglo XX.

9 de enero de 1915: Nace Trino Orozco

Hace 102 años nació en Humocaro Alto (estado Lara) el pintor Trino Orozco.

Alumno de Rafael Monasterios y Marcos Castillo en la Academia de Bellas Artes de Caracas, llegó a ser uno de los maestros de la pintura venezolana.

Mago del color y del paisaje, su originalidad proviene de un estado de pasión íntima, que mostró en numerosas exposiciones individuales, desde la primera que realizó en el Ateneo de Valencia, en 1934.

En 1971 recibió el Premio Paleta de Oro, en el VII Salón Anual de la Sala de Armando Reverón, en Caracas. Trino Orozco falleció en Barquisimeto (estado Lara), el día 3 de octubre de 1994. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tal día como hoy, hace 57 años, nació en Tum (Uspantán, Guatemala), Rigoberta Menchú, líder indígena y miembro del grupo mayaquiché, defensora de los derechos humanos y embajadora de Buena Voluntad de la UNESCO, cuya labor ha sido reconocida con el Premio Nobel de la Paz y el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional.

Varios miembros de su familia, incluida su madre, fueron torturados y asesinados por los militares o por la policía paralela, los llamados «escuadrones de la muerte»; su padre murió en 1980, junto con un grupo de campesinos que se encerró en la embajada de España en un acto de protesta, cuando la policía incendió el local y quienes estaban dentro del mismo fueron quemados vivos. Mientras sus hermanos optaban por unirse a la guerrilla, Rigoberta Menchú inició una campaña pacífica de denuncia frente al régimen guatemalteco y ante la sistemática violación de los derechos humanos a que eran sometidos los campesinos indígenas. Asumió para ello la ideología del cristianismo revolucionario, la «teología de la liberación».

Para escapar a la represión se exilió en México, donde publicó su autobiografía en 1983; recorrió el mundo con su mensaje y consiguió ser escuchada en las Naciones Unidas. En 1988 regresó a Guatemala, protegida por su prestigio internacional, para continuar denunciando las injusticias. En 1992, la labor de Rigoberta Menchú fue reconocida con el Premio Nobel de la Paz, coincidiendo con la celebración oficial del quinto centenario del descubrimiento de América, conmemoración a la que Rigoberta se opuso pues, tal como fue concebida originalmente, desde la óptica del eurocentrismo, ignoraba las dimensiones trágicas que aquel hecho tuvo para los indios americanos. En 1998, junto con otras líderes del mundo, fue galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional, debido a su trabajo en favor de la defensa y la dignificación de la mujer. En 2006 participó como embajadora de "Buena Voluntad" de la UNESCO, y desde 2004 apoya la labor y el compromiso de la Fundación Comparte.

6 de enero de 1820: El Congreso de Angostura ratifica a Simón Bolívar el título de Libertador

Tal día como hoy, hace 197 años, el Congreso de Angostura le ratificó a Simón Bolívar el título de Libertador, reafirmando el nombramiento que en 1813 ya le había sido otorgado por el entonces Gobernador de Caracas, Cristóbal Mendoza, con el apoyo del pueblo y la Municipalidad.

"El general Bolívar queda condecorado con el título de Libertador que usará en todos los despachos y actas del gobierno, anteponiéndolo al de Presidente, y lo conservará como una propiedad de gloria en cualquier otro destino y en el retiro mismo de los negocios públicos", refiere parte del decreto emanado por el mencionado Congreso, que define al prócer de la independencia americana como "Libertador de Colombia, Padre de la Patria, Terror del Despotismo".

El Congreso de Angostura inició sesiones el 15 de febrero de 1819 y culminó sus funciones 20 de enero de 1820. Durante el acto de instalación de esta máxima instancia legislativa, Bolívar pronunció el que está considerado como uno de sus más célebres discursos, en el que reitera la necesidad de perpetuar una nación republicana, fundamentada en la soberanía popular.

 

 

 

 

 

 

 

 

Hace 432 años, Sebastián Díaz de Alfaro, siguiendo instrucciones del gobernador y Capitán General Luis de Rojas, fundó la población de San Sebastián de los Reyes, la primera ciudad en tierras del actual estado Aragua. Martín Alfonso y Francisco Sánchez de Córdoba fueron sus primeros alcaldes. Varios asientos tuvo la ciudad hasta que definitivamente se ancló en el sitio de Caramacate. El lugar escogido inicialmente fue el Valle de Buena Vista, donde habitaban los Quiriquires y los Aruacos.

 

 

 

 

 

 

Tal día como hoy, hace 50 años, fue inaugurado el Puente de Angostura, el primero en ser construido sobre el río Orinoco.

Para la época, este puente fue el más largo de Latinoamérica y el noveno puente colgante del mundo. Diseñado y construido por el ingeniero de origen guayanés Paul Lustgarten, fue, hasta el año 2006, cuando se inauguró el segundo puente sobre el río Orinoco, la única vía terrestre que comunicaba el estado Bolívar con el resto del país. Tiene una longitud de 1.680 metros aproximadamente y una altura de 57 metros, y posee dos grandes torres de acero de 119 metros que soportan el tendido de los cables que sostienen la vía.

4 de enero de 1860: Fallece Rafael María Baralt

Tal día como hoy, hace 157 años, falleció en Madrid (España) Rafael María Baralt, ingeniero, escritor, periodista, historiador, filólogo, crítico y poeta venezolano, autor del primer diccionario de galicismos del español, y primer latinoamericano en ocupar un sillón en la Real Academia Española.

Baralt había nacido en Maracaibo, estado Zulia, el 3 de julio de 1810, mes y medio después de declarada la independencia de Venezuela, que hasta entonces, y durante más de tres siglos, había sido una colonia española.

Sus padres fueron el coronel venezolano Miguel Antonio Baralt y Ana Francisca Pérez, oriunda de la República Dominicana. Debido a las vicisitudes políticas de aquel tiempo, la familia Baralt Pérez se trasladó a Santo Domingo, donde transcurriría, en su mayor parte, la infancia del futuro sabio.

Siendo todavía un adolescente, Baralt formó parte del ejército patriota de Venezuela y fue testigo de la batalla naval del lago de Maracaibo, el 24 de julio de 1823. Tres años después viajó a Bogotá (Colombia), donde estudió latín y filosofía en la célebre Universidad de Bogotá. Retornó a Venezuela para compartir la milicia con su formación intelectual. Para 1830 había alcanzado el rango de oficial del Estado Mayor, además de desempeñarse como secretario del general Santiago Mariño, a quien acompañó en la Revolución de 1835.

Realizó su primer trabajo como historiador ordenando los documentos de campaña de Mariño. Ejerció el cargo de oficial único de la Administración de Correos del Departamento del Zulia y luego se trasladó a Caracas donde, durante el gobierno de José Antonio Páez continuó con su carrera militar. Estudió en la Academia de Matemáticas, obteniendo el título de ingeniero agrimensor (el primero egresado de la Academia Militar de Matemáticas, en 1836), e incorporándose a la vida intelectual y cultural de la capital de Venezuela.

En defensa del gobierno de José María Vargas hizo frente a la llamada Revolución de las Reformas en 1835, y posteriormente continuó investigando y acopiando materiales que más tarde utilizaría en su labor de historiador. En septiembre de 1841 viajó a Europa, donde permanecería ya de manera definitiva, radicándose en España y adentrándose en los círculos literarios, además de incursionar en el periodismo y asimilarse a la vida política de aquel país, tras adquirir la ciudadanía española.

En 1853 ingresó a la Real Academia Española, ocupando el puesto vacante de Juan Francisco Donoso Cortés como Individuo de Número, el primer hispanoamericano en alcanzar tal reconocimiento.

La obra de Rafael María Baralt incluye su participación en la edición del Resumen de la geografía de Venezuela y el Atlas de Agustín Codazzi. Junto a Ramón Díaz Martínez editó el Resumen de la historia de Venezuela, publicado en agosto de 1841, en París. Entre 1843-44 escribe su oda Adiós a la patria; en 1848 publica el libro Poesías. Su labor lexicográfica incluye el Diccionario matriz de la lengua castellana y el Diccionario de Galicismos, de 1850 y 1855, respectivamente.

Después de su muerte transcurrieron 122 años antes de que sus despojos mortales fueran traídos a Venezuela. Finalmente, y desde el 24 de noviembre de 1982, sus restos reposan en el Panteón Nacional, en Caracas.

3 de enero de 1800: Humboldt y Bonpland realizan la primera ascención a la cima del Waraira Repano

Tal día como hoy, hace 217 años, Alejandro de Humbolt y Aimé Bonpland realizaron la primera ascensión científica documentada a la cima del Waraira Repano, luego de una caminata que se prolongó por tres días, y tras la cual arribaron a la Silla de Caracas.

En compañía del caraqueño Andrés Bello, quien entonces contaba con 19 años, los estudiosos continuaron su ruta hacia los Valles del Tuy y de Aragua, visitando en el trayecto las localidades de Antímano, La Victoria, Turmero, Maracay, Valencia, Guacara, Las Trincheras y Puerto Cabello.

En aquella excursión, Humboldt se encargó de hacer anotaciones sobre la fauna, la flora y los diversos recursos allí presentes, además de mediciones de altura, de presión y de temperatura, todo lo cual, junto con los fenómenos ocurridos en la montaña mientras el sabio alemán estuvo en Venezuela, fue luego señalado por él en sus escritos.

Por su parte, Bonpland se ocupó de recolectar plantas, la mayoría de ellas desconocidas por la ciencia de la época, además de colaborar posteriormente con Humboldt en la redacción de varios trabajos relativos a lo que pudieron observar en el también llamado pulmón vegetal de Caracas.