Gobierno Bolivariano

16 de noviembre │ Día Internacional para la Tolerancia

En 1996 la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) exhortó a sus Estados miembros a celebrar cada 16 de noviembre el Día Internacional para la Tolerancia realizando actividades orientadas a crear conciencia sobre la diversidad humana en sus múltiples aspectos: cultural, racial, sexual, económico, político, religioso, profesional o social.

Dado que en 1995, Año Mundial de las Naciones Unidas para la Tolerancia, se cumplían cincuenta años de la Constitución de la UNESCO, y tomando en cuenta que en el  Preámbulo de ese texto se afirmó que la "paz debe basarse en la solidaridad intelectual y moral de la humanidad", la ONU juzgó oportuno establecer una fecha específica para prestar especial atención al valor de la tolerancia.

Con tales antecedentes, en el Documento Final de la Cumbre Mundial 2005, los Jefes de Estado y de Gobierno reafirmaron su compromiso de fomentar el bienestar, la libertad y el progreso de los seres humanos en todas partes, así como de alentar la tolerancia, el respeto, el diálogo y la cooperación entre diferentes culturas, civilizaciones y pueblos.

La tolerancia puede ser vista como la capacidad que tiene una persona de aceptar que otra persona o un grupo de ellas tenga valores o normas diferentes a los suyos.

La tolerancia implicaría, de este modo, el respeto a las ideas, creencias o prácticas de los demás, cuando son diferentes o contrarias a las propias. Se trata de la actitud de reconocer aquello que se diferencia de nuestros valores. También puede asumirse como la capacidad de escuchar y aceptar a los demás, comprendiendo la importancia de las distintas formas de entender y desarrollar la vida, lo específico de cada sociedad y su cultura.

En nuestros días, como consecuencia de los avances tecnológicos, podemos darnos cuenta que el estado de la tolerancia en el ámbito mundial es, en muchos casos, el de una etiqueta, un nombre que no necesariamente refiere a un contenido real, sino solo una palabra bonita, cuyo significado no está presente a la hora de decidir bloqueos, sanciones y otra clase de agresiones, cuya motivación es mayormente política y económica.

El Día Internacional de la Tolerancia nos ofrece la oportunidad de tomar conciencia acerca de los urgentes retos que la humanidad tiene ante sí, que bien podrían ser abordados con mejores perspectivas si la actitud común fuese el respeto y el reconocimiento del otro en su especificidad, entendiendo que las diferencias pueden ser minimizadas a través del diálogo y la voluntad efectiva de alcanzar acuerdos para la cooperación constructiva en la solución de los más importantes problemas humanos.

15 de noviembre de 1819 │ Muere José Antonio Anzóategui

Hace 198 años murió en Pamplona (Colombia) José Antonio Anzoátegui, uno de los más destacados oficiales del Ejército venezolano durante la Guerra de Independencia, quien llegó a ser jefe de la Guardia de Honor de Simón Bolívar, El Libertador.

Nacido en Barcelona el 14 de noviembre de 1789, fueron sus padres José Anzoátegui y Juana Petronila Hernández. El joven José Antonio se adhirió decididamente a la causa emancipadora desde 1810, participando en forma muy activa como militar y miembro de la Sociedad Patriótica. En junio y julio de 1812, desempeñándose  como Comandante Militar de Barcelona, intentó infructuosamente ayudar a Miranda pero, tras el triunfo de los realistas, fue hecho prisionero y encarcelado en La Guaira.

En 1813, con el rango de capitán, Anzoátegui se reincorporó al ejército de Venezuela, tomando parte en numerosas batallas, como las de Araure (1813) y la primera de Carabobo (1814), y actuando bajo las órdenes del General Rafael Urdaneta en la retirada hacia la Nueva Granada. Bajo el mando de Bolívar se distinguió en la toma de Santa Fe de Bogotá, en diciembre de 1814.

Al frente del batallón Barlovento integró la Junta de Guerra celebrada en 1815 en Turbaco, ante la cual presentó Bolívar la renuncia a la Comandancia del Ejército de la Nueva Granada. En febrero de 1816 fue ascendido a Teniente Coronel en Los Cayos (Haití), y nombrado por Bolívar Comandante de la Guardia de Honor. Participó en las dos expediciones que salieron de Haití con dirección a Venezuela, e igualmente en las operaciones que culminaron con la toma de Angostura, en julio de 1817, siendo designado Gobernador de esa plaza en septiembre del mismo año.

Al mes siguiente fue parte del Consejo de Guerra formado para juzgar al general en jefe Manuel Piar, en octubre de 1817. Obtuvo el grado de General en octubre de 1818, en Angostura. Comandando la Guardia de Honor tomó parte en la Campaña del Centro (1818). Junto a Bolívar y Páez realizó la campaña de Apure a principios de 1819 y estuvo presente en la Junta de Guerra donde se decidió la ejecución de la campaña Libertadora de Nueva Granada, de la cual formó parte como Comandante de la división de retaguardia.

José Antonio Anzoátegui se distinguió en todas las acciones de la campaña neogranadina, particularmente en la batalla de Boyacá, en 1819, lo que le valió el ascenso a General de División. Tras el éxito de la campaña de Nueva Granada, el Libertador planeó acciones para controlar Santa Marta y Maracaibo. Anzoátegui fue designado para comandar el Ejército del Norte, pero contrajo una fiebre que causó su muerte en Pamplona (Colombia), el 15 de noviembre de 1819, antes de emprender la campaña.

Ante el deceso de quien en vida fuera condecorado con la Orden de los Libertadores de Venezuela y la Cruz de Boyacá, el Libertador, Simón Bolívar,  comentó: "¡Qué soldado ha perdido el Ejército y qué hombre ha perdido la República!". El nombre del antiguo estado Barcelona fue cambiado por el de estado Anzoátegui en 1909, adoptando el de su más ilustre hijo, el General José Antonio Anzoátegui.

14 de noviembre │ Día Mundial de la Diabetes

El Día Mundial de la Diabetes es un día de campaña de concienciación acerca de la diabetes y tiene lugar cada año el 14 de noviembre, tras la declaración que la Asamblea General de las Naciones Unidas hiciera en tal sentido el 20 de diciembre de 2006 mediante la Resolución 61/225.

Este evento anual intenta crear en todo el mundo mayor conciencia acerca del problema que supone la diabetes, del vertiginoso aumento de las tasas de morbilidad a consecuencia de este padecimiento y de la forma de evitar la enfermedad en la mayoría de los casos.

El Día Mundial de la Diabetes fue instituido por iniciativa de la Federación Internacional de la Diabetes y la Organización Mundial de la Salud (OMS) para conmemorar el aniversario del nacimiento de Frederick Banting, quien, junto con Charles Best, tuvo un papel determinante en el descubrimiento, en 1922, de la insulina, hormona que permite tratar a los diabéticos y salvar sus vidas.

La OMS estima que en el mundo hay más de 347 millones de personas con diabetes, cifra que, muy probablemente, de no mediar intervención alguna, para 2030 se habrá más que duplicado. Casi el 80% de las muertes por diabetes se producen en países de ingresos bajos o medios.

El Programa de Diabetes de la OMS se plantea como misión prevenir esta enfermedad siempre que sea posible y, cuando no lo sea, reducir al mínimo sus complicaciones y mejorar la calidad de vida de quienes la padecen.

La diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce. La frecuencia de la diabetes está aumentando en todo el mundo, y los estudios muestran que también crece el riesgo de que la padezcan los niños.

Entre los tipos de diabetes conocidos encontramos la diabetes de tipo 1 (anteriormente denominada diabetes insulinodependiente o juvenil), que se caracteriza por la ausencia de síntesis de insulina.

La diabetes de tipo 2 (llamada anteriormente diabetes no insulinodependiente o del adulto) tiene su origen en la incapacidad del cuerpo para utilizar eficazmente la insulina, lo que a menudo es consecuencia del exceso de peso o la inactividad física. Finalmente, la diabetes gestacional corresponde a una hiperglicemia que se detecta por primera vez durante el embarazo.

La diabetes de tipo 2 suele considerarse una «enfermedad de la civilización». Algunos científicos sostienen que la diabetes de tipo 2, que representa más del 90% de los casos de diabetes, es un producto de la tecnología moderna. Además, el gusto por la comida rápida y las bebidas azucaradas ha empujado a los ciudadanos de muchos países del mundo a desarrollar obesidad relacionada con la diabetes.

13 de noviembre de 1884 │ Muere Antonio Leocadio Guzmán

Tal día como hoy, hace 133 años, murió en Caracas Antonio Leocadio Guzmán, político y periodista venezolano, fundador del Partido Liberal, quien además fuera padre del llamado Ilustre Americano, Antonio Guzmán Blanco.

Antonio Leocadio Guzmán había nacido el 5 de noviembre de 1801, hijo de Josefa Águeda García y de Antonio de Mata Guzmán, natural de Jaén y capitán del batallón de la Reina acuartelado en Caracas. En 1812, debido a la difícil situación experimentada en Venezuela como consecuencia de la guerra de Independencia, fue enviado por su padre a España.

Educado bajo la tutoría de preceptores liberales, regresó a Caracas en 1823, relacionándose de inmediato con diversas personalidades de la vida nacional, procedentes tanto del sector liberal como conservador. En 1824, inició su carrera periodística en el diario El Constitucional, y sus opiniones le valieron un sometimiento a juicio ordenado por José Antonio Páez.

En 1825 fundó el periódico El Argos, órgano desde el cual hizo severas críticas a la política seguida en Bogotá por Francisco de Paula Santander, lo que le hizo ganar muchos lectores y lo acercó a Páez, quien le encomendó una misión ante el Libertador en el Perú. Allí escribió su Ojeada al proyecto de Constitución que El Libertador ha presentado a la República de Bolívar (1826), con interesantes comentarios que le valieron la admiración de Bolívar.

A su regreso a Caracas en octubre de 1826, reinaba  la división entre los sectores que apoyaban a Bolívar y el movimiento separatista conocido como La Cosiata, a los cuales finalmente se unió. Actuó como secretario de la Asamblea convocada en 1830 por los conspiradores caraqueños, que proclamó la separación de Venezuela de la Gran Colombia, desconociendo la autoridad del Libertador y nombrando a Páez como jefe supremo de la República.

En el gobierno estructurado por Páez en 1830, Guzmán fue nombrado oficial mayor de la Secretaria de Interior, Justicia y Policía. Al asumir la Presidencia José María Vargas (1835), Guzmán fue llamado para integrar el nuevo gobierno y confirmado en su cargo, pero su ambigua posición ante la Revolución de las Reformas (julio de 1835), hizo que Vargas lo apartara del gabinete inmediatamente después de su regreso del exilio.

El 25 de mayo de 1839, durante la segunda presidencia de Páez, fue nombrado oficial auxiliar de Relaciones Exteriores, cargo del cual fue destituido en febrero de 1840. Al quedar libre de compromisos con el gobierno, Guzmán participó en la fundación de la Sociedad Liberal de Caracas y de su órgano de expresión, el periódico El Venezolano, cuya dirección asumió.

Guzmán fortaleció entonces su posición liberal en contra del sector conservador y, especialmente, frente el gobierno presidido por José Antonio Páez. Por tal motivo, entre 1840 y 1845 concibió en El Venezolano una serie de principios, que al final  constituirían las bases programáticas del Gran Partido Liberal de Venezuela.

En septiembre de 1846 comenzó a promover su candidatura presidencial, pero fue detenido y acusado de conspiración en primera clase, por lo cual fue sentenciado a muerte en marzo de 1847. Al encargarse Monagas de la presidencia, le conmutó la pena de muerte por la expulsión perpetua del territorio nacional y, en enero de 1848, le concedió el indulto.

Una vez de regreso al país, Guzmán fue nombrado por el propio Monagas ministro del Interior y Justicia (1849), asumiendo luego la vicepresidencia de la República. Bloqueado en sus aspiraciones presidenciales por los hermanos Monagas, Guzmán obtuvo en las elecciones de 1851, sólo 65 votos a su favor contra 203 obtenidos por José Gregorio

En 1858 fue expulsado del país junto con los principales jefes liberales. Durante el transcurso de la Guerra Federal (1859-1863) permaneció en el exterior; hasta principios de 1860 en las Antillas y luego, en Nueva Granada, donde fundó el periódico El Colombiano, en el que dedicó especial atención a la propaganda liberal y a la reconstrucción de la Gran Colombia.

En 1864, de nuevo en Caracas, se incorporó al Congreso Constituyente de la Federación, cuya presidencia ejerció. En junio de 1865 salió hacia el Perú, de donde pasó a Inglaterra en una misión oficial relacionada con la deuda pública externa venezolana.

En 1868, con motivo del triunfo de la Revolución Azul y con el nuevo gobierno monaguista, Guzmán sufrió un breve exilio en Curazao (1869-1870), interrumpido por la Revolución de Abril de 1870, a raíz de la cual su hijo, Antonio Guzmán Blanco, conquistó el poder.

El 3 de mayo de 1873 recibió honores al serle otorgado por el Congreso Nacional el título de Ilustre Prócer de la Independencia Americana. En 1883, estuvo en la plaza El Venezolano de Caracas cuando fue develada su propia estatua, siendo además, al morir, uno de los primeros ocupantes del Panteón Nacional, donde fue sepultado el 18 de noviembre de 1884.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tal día como hoy, hace 67 años, murió asesinado Carlos Román Delgado Chalbaud Gómez, militar y político venezolano, quien llegó al poder a raíz del golpe de Estado que derrocó a Isaías Medina Angarita, el 18 de octubre de 1945.

Nacido en Caracas el 20 de enero de 1909, fue hijo del general Román Delgado Chalbaud y de Luisa Elena Gómez Velutini. Cuando tenía cuatro años de edad, su padre fue encarcelado en La Rotunda por orden del general Juan Vicente Gómez. Su familia hubo de exiliarse en París, donde realizó sus estudios secundarios en el Lycée Lakanal.

En 1927, luego de ser liberado, Ramón Delgado Chalbaud se reunió en París con su familia, e inició los preparativos de una invasión para derrocar a Gómez. En este ambiente conspirativo,  Delgado Chalbaud conoció en persona a exiliados venezolanos residentes en Europa, como José Rafael Pocaterra y Rufino Blanco Fombona, así como a algunos miembros de la denominada “generación del 28”, que llegaron a París a raíz de los acontecimientos de febrero y abril de 1928, entre otros, Armando Zuloaga Blanco y Miguel Otero Silva.

Delgado Chalbaud fue miembro de la expedición del Falke, la cual desembarcó el 11 de agosto de 1929 en las costas de Cumaná, con el objeto de derrocar la dictadura de Juan Vicente Gómez. Al fracasar la operación, donde se produjo además la muerte de su padre, regresó a París y completó sus estudios de ingeniería en la École des Travaux Publics.

Trató sin éxito de encabezar un nuevo plan de invasión a Venezuela, para lo cual entró en contacto con los amigos de su padre y viajó a Barcelona (España), donde estableció lazos de amistad con Rómulo Gallegos.Tras la muerte del general Gómez regresó a Venezuela, y el presidente Eleazar López Contreras, antes de incorporarlo a las Fuerzas Armadas, lo envió nuevamente a Francia a completar sus estudios.

El 18 de octubre de 1945, siendo capitán jefe de estudios de la Academia Militar de Caracas, se alzó en armas contra el gobierno del Presidente Isaías Medina Angarita y formó parte de la Junta Revolucionaria de Gobierno, encargándose además del Ministerio de Guerra y Marina, cuya denominación pasó a ser la de Ministerio de Defensa.

Sería ratificado en ese cargo por el presidente Rómulo Gallegos en febrero de 1948 y, debido a su ascendente en el mundo militar, aglutinó a su alrededor la creciente oposición al gobierno de Acción Democrática. El golpe de Estado perpetrado por las Fuerzas Armadas el 24 de noviembre de 1948, mediante el cual fue derrocado Rómulo Gallegos, llevó a Delgado Chalbaud a asumir el poder como presidente de la Junta Militar de Gobierno, la cual integró junto a Pérez Jiménez y Luis Llovera Páez.

A comienzos de 1950 se buscaba un acuerdo para convocar a elecciones, disolver la Junta Militar y entregarle la Presidencia a un candidato de entendimiento entre los partidos políticos y las Fuerzas Armadas, que sería el propio Delgado Chalbaud, quien se había perfilado como una personalidad política de gran importancia.

Sin embargo, el 13 de noviembre de 1950, Delgado Chalbaud fue secuestrado por un grupo encabezado por Rafael Urbina López, y posteriormente asesinado en una casa cuyo dueño era Antonio Aranguren, en la urbanización Las Mercedes, en Caracas.

10 de noviembre de 1821 │ Primer Grito de Independencia en la Villa de Los Santos

Tal día como hoy, hace 196 años, se produjo en Panamá el Primer Grito de Independencia de la Villa de Los Santos, un alzamiento popular contra el gobierno colonial español en la Provincia de Los Santos, hecho que, según la tradición popular, fue encabezado por Rufina Alfaro (lo cual históricamente no ha sido comprobado en su totalidad), y que desencadenó movimientos similares en varias ciudades panameñas, lo que culminaría con la Independencia de Panamá, el 28 de noviembre de 1821.

Para la época de aquellos sucesos en la Villa de los Santos, el abuso continuo de los gobernantes causó la grave situación económica del Istmo, debido a las grandes restricciones que imponía España, generando una lamentable miseria. El surgimiento de líderes de Nuestra América como Simón Bolívar, José de San Martín y Francisco Miranda, entre otros, así como la Declaración de Independencia de los Estados Unidos y la Revolución Francesa, alentaron las aspiraciones de independencia de las naciones subyugadas de América.

En julio de 1821 había muerto el cruel y sanguinario virrey Juan de Sámano, perseguidor acérrimo de quienes tuviesen ideas de independencia en Panamá, el cual fue sucedido por Juan Sebastián Murgeon, momento que marca una época en la cual se cimentan varias sociedades patrióticas y se instala la libertad de prensa.

Uno de los principales líderes de estas sociedades, Francisco Gómez Miró, publicó un manifiesto para promover la Independencia de Panamá del Imperio Español, impulsando las condiciones para la primera gesta independentista de Panamá.

Luego de proclamar ciudad independiente a la Villa de los Santos, el Cabildo Abierto invitó a todos sus miembros, además de los concejales, a deliberar acerca de la escogencia de Don Segundo Villareal como jefe de las nuevas fuerzas libertadoras, quien era partidario de libertar la Villa de los Santos al precio que fuese, incluso exponiendo su propia vida.

La noticia del Grito de Independencia de la Villa de Los Santos se difundió por todo el territorio panameño y fue respaldada por los pueblos de Las Tablas, Macaracas, Las Minas, Parita, Ocú, Penonomé, Pocrí, Pesé, Natá de los Caballeros, San Francisco de Veraguas y Alanje, en la provincia de Chiriquí.

Las consecuencias más importantes del Primer Grito de Independencia de la Villa de Los Santos fue la emancipación de otros pueblos del interior, pero la repercusión más importante de este acontecimiento fue la Independencia de Panamá, lograda de forma definitiva el 28 de noviembre de 1821.

Actualmente, en Panamá la celebración del 10 de noviembre tiene como epicentro la Heroica Villa de Los Santos. Sin embrago, esta fecha es celebrada en todo el país, especialmente en los distritos de San Miguelito, La Chorrera, Bugaba y en el corregimiento de Juan Díaz en la Ciudad de Panamá.

Existe un gran debate en la nación del Itsmo sobre la existencia de Rufina Alfaro, cuya autenticidad afirman muchos historiadores panameños. De igual manera, hay otro gran grupo que duda de su existencia y sobre todo de su participación en el Grito de Independencia de La Villa de Los Santos. La razón de ello es que no existe documentación escrita sobre si existió o no existió esta emblemática mujer, lo que pone en tela de duda su veracidad. Por tal razón, muchos historiadores le atribuyen directamente el Grito de Independencia de La Villa de Los Santos a Segundo Villareal, omitiendo la figura de Alfaro de este proceso independentista.

El Libertador, Simón Bolívar, al enterarse de aquel primer acto emancipador de Panamá de la Corona Española, llamó a la Villa de Los Santos la "Ciudad Heroica", de donde nace precisamente el nombre de "La Heroica Villa de Los Santos", con el cual también se le conoce a ese histórico lugar.

 

 

 

 

 

 

 

 

Hace 188 años el Gran Mariscal de Ayacucho, Antonio José de Sucre, redactó su testamento, mientras se encontraba en Bogotá (Colombia).

En el documento, el héroe dispuso que su hija Teresita fuese su única heredera y que la espada que le obsequiase el Congreso de Colombia le fuera entregada al Libertador, Simón Bolívar.

Tales deseos se verían solo parcialmente cumplidos, pues Bolívar falleció apenas meses después que Sucre fuese asesinado a traición en la montaña de Berruecos, el mismo añ de 1830, y los restos de este último apenas serían llevados en 1832 al Convento del Carmen Bajo, en la capital ecuatoriana, para posteriormente ser trasladados a la Catedral Metropolitana de Quito, donde ocupan una capilla.

 

 

 

 

 

 

 

Hace 200 años El Libertador, Simón Bolívar, mediante un discurso, instaló en Angostura, actual Ciudad Guayana, el Consejo de Estado con el que se inauguraría la Tercera República.

Tres meses antes, Bolívar había llegado a esa ciudad, tras el triunfo militar de la Campaña de Guayana, alcanzado por Piar, Bermúdez, Mariño y Arismendi, los mismos caudillos orientales que seis meses antes lo habían desafiado infructuosamente con el Congresillo de Cariaco.

Ante el recién instalado Consejo de Estado, aquel 10 de noviembre de 1817, El Libertador pronunció un discurso en el que planteó la creación de las instituciones necesarias para organizar al Estado y garantizar la gobernabilidad.

Además, evaluó la situación global de la guerra, anunció una distribución de bienes para los integrantes del ejército patriota y declaró a la ciudad de Angostura como capital provisional del país, rol que esa localidad cumplió hasta 1821.

 

 

 

 

 

Hace 183 años nació en Buenos Aires (Argentina) el poeta, político y periodista José Hernández, autor de Martín Fierro, obra cumbre de la literatura gauchesca.

Hernández participó en el levantamiento militar del coronel López Jordán contra el gobierno de José Sarmiento, fue diputado provincial y, en 1880, siendo presidente de la Cámara de Diputados, favoreció la aprobación del proyecto de ley de federalización, con Buenos Aires como capital de la nación.

En los versos del Martín Fierro se reflejan todas las facetas de la vida en la pampa y, gracias a este poema, el gaucho se convirtió en un emblema de la argentinidad. Para conmemorar el natalicio de Hernández, todos los 10 de noviembre se celebra en ese país el día de la Tradición Argentina. José Hernández falleció en su ciudad natal el 21 de octubre de 1886.

 

 

 

 

 

 

Hace 534 años nació en Einsleben (Alemania) Martín Lutero, teólogo y fraile católico agustino que comenzó e impulsó la reforma religiosa en Alemania, y en cuyas enseñanzas se inspiró la Reforma Protestante y la doctrina teológica y cultural denominada luteranismo.

Apasionado estudiante de la Biblia, Lutero se convirtió en teólogo, abocándose a la enseñanza del texto sagrado. En 1510, tras una visita a Roma, profundamente decepcionado por la corrupción que observó en el Vaticano, cuestionó la autoridad del Papa  exponiendo en el portal de la iglesia de Wittenberg 95 tesis que, entre otros cambios, proponían la libre interpretación de la Biblia.

Aquellas tesis de Lutero fueron traducidas rápidamente al alemán y ampliamente copiadas e impresas. Al cabo de dos semanas se habían difundido por todo el país y, pasados dos meses, por toda Europa, siendo uno de los primeros casos de la historia en los que la imprenta tuvo un papel importante, pues facilitó una distribución más sencilla y amplia de aquel documento.

Por tales razones, Lutero fue condenado y excomulgado, pero su prédica recibió un apoyo creciente, especialmente en el mundo sajón, lo cual le salvó de las piras de la Inquisición.