17 de enero de 1783: Nace Pedro Gual

Tal día como hoy, hace 234 años nació Pedro Gual, abogado, periodista, político, estadista y diplomático, uno de los creadores de la política exterior de Venezuela y la Gran Colombia, encargado de la presidencia de la República en varias oportunidades.

Doctor en Teología y en Derecho Civil, fue miembro destacado de la Sociedad Patriótica y gran colaborador de Francisco de Miranda. Participó activamente en todas las gestas civiles de la lucha emancipadora, colaborando con Simón Bolívar en todas ellas. Fue nombrado en 1821, Ministro de Hacienda y de Relaciones Exteriores de la Gran Colombia. En 1858 el Congreso lo eligió para presidir el gobierno provisorio ante el vacío de poder dejado por la caída de José Tadeo Monagas. Murió en Guayaquil el 6 de junio de 1862.

 

 

 

 

 

 

 

 

Tal día como hoy, hace 278 años, nació en una hacienda cerca de Guatire, estado Miranda, el sacerdote y músico Pedro Ramón Palacios Gil Arratia, conocido como El Padre Sojo.

Perteneció a una de las más distinguidas familias de Caracas, de cuantiosos bienes y una bien cimentada tradición de aficiones culturales, en especial de la música. Su hermano fue Feliciano Palacios, abuelo materno del Libertador, Simón Bolívar. El Padre Sojo fundó la Congregación del Oratorio de San Felipe de Neri, y en el año 1784 (aproximadamente), la Academia de Música de Caracas. Falleció en Caracas en el año 1799. Sus restos fueron sepultados en la iglesia del Oratorio, actualmente Basílica "Santa Teresa", ubicada en el casco central histórico de Caracas.

 

 

 

 

 

 

Hace 28 años fue fundada en la ciudad de Chivacoa, estado Yaracuy, la Casa de la Cultura José Parra, con la finalidad de promover, difundir, fortalecer y realizar actividades que estimulen la investigación y preservación del patrimonio histórico y cultural del municipio.

La Casa de la Cultura José Parra funciona en una edificación dividida internamente en seis amplios espacios para el desarrollo de diferentes actividades culturales y educativas, entre ellos un auditorio, una sala de exposiciones, un salón de ensayos, una cinemateca y una de sus salas más espaciosas alberga la biblioteca pública Rubén Suárez Moreno, que posee una colección bibliográfica cercana a los 3.000 ejemplares. 

16 de enero de 1815: José Francisco Bermúdez llega a Güiria

Hace 202 años, el coronel patriota José Francisco Bermúdez llegó casi indefenso a Güiria (estado Sucre), buscando resguardarse de las tropas realistas que lo acosaban desde diciembre de 1814, tras las derrotas sufridas en las batallas de Urica y Maturín, en las cuales se perdió la segunda República. Poco después, Bermúdez y sus hombres se dirigieron a la provincia de Margarita y de allí a Cartagena, para unirse al Libertador, Simón Bolívar.

 

 

 

 

 

 

16 de enero de 1605

Se publica Don Quijote de la Mancha

Hace hoy 412 años fue publicada en España la primera parte de la inmortal novela de Miguel de Cervantes Saavedra, El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha, la cual está considerada como una de las obras más destacadas de la literatura española y universal, además de ser una de las más traducidas. La segunda parte se publicaría en 1615, con el título de El ingenioso caballero don Quijote de la Mancha.

La importancia de Don Quijote, entre otros aspectos, radica en haber sido la primera obra europea genuinamente desmitificadora de la tradición caballeresca y cortés, al darle un tratamiento burlesco a una temática que durante siglos se había constituido en un cánon literario rígido, apegado a la figura de héroes fantásticos, que poco o nada tenían que ver con el mundo real.

Cervantes retrata, a través de sus personajes, tipos humanos reales, sujetos a defectos, pasiones y vicisitudes imposibles de atribuir a los personajes caballerescos. En virtud de ello, Don Quijote representa la primera obra literaria que se puede clasificar como novela moderna y también la primera novela polifónica, donde el autor ofrece diversas perspectivas de construcción de la realidad, razón por la cual esta obra ha ejercido una influencia crucial en el desarrollo de toda la narrativa occidental posterior.

13 de enero de 1813: Inicio de la Campaña de Oriente

Tal día como hoy, hace 204 años, Santiago Mariño, Manuel Piar y José Francisco Bermúdez, al frente de un grupo de patriotas que se hallaba concentrado en Chacachacare (Trinidad), desembarcaron en las costas de Güiria (Sucre) y, reuniendo más hombres y armas, derrotaron a las tropas del realista Domingo Monteverde en Cumaná, en lo que sería el inicio de la Campaña de Oriente.

Luego de aquella acción, los revolucionarios patriotas se dirigieron a liberar la isla de Margarita (Nueva Esparta), donde una rebelión dirigida por los próceres José R. Guevara y Juan Bautista Arismendi mantenía en jaque a los realistas.

Mariño había abandonado Venezuela luego de la capitulación de Francisco de Miranda, refugiándose en una hacienda propiedad de su hermana, en la isla de Trinidad. Indignado por las noticias de los crímenes de Monteverde, convocó a los oficiales que habían participado en los movimientos revolucionarios de 1810 y 1811 y resolvieron invadir las costas orientales. Los conjurados eran 45, y antes de embarcarse levantaron un acta comprometiéndose a vencer o morir. En dos piraguas desembarcaron en Güiria y tomaron la plaza.

Aquella audaz operación fue el punto de partida del ejército que condujera Mariño para librar importantes batallas en favor de la joven patria venezolana. Los éxitos militares del año 1813 permitieron a los patriotas ocupar la mayor parte del territorio que había estado bajo el gobierno de la Primera República y que se habían perdido al fracasar la misma.

12 de enero de 1946: Primer Campeonato Profesional de Béisbol

Tal día como hoy, hace 71 años, se inició el primer campeonato profesional de béisbol venezolano, con la participación de cuatro equipos: Cervecería Caracas (actuales Leones), Navegantes del Magallanes, Sabios del Vargas y Patriotas de Venezuela. 

El primer encuentro fue jugado entre Venezuela y Magallanes resultando ganador éste último al imponerse 5 a 2, en un juego que se realizó en el Estadio Cerveza Caracas, en la parroquia San Agustín. El primer ganador del campeonato profesional local sería el equipo Vargas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hace 162 años falleció en Caracas el barcelonés Diego Bautista Urbaneja quien, desde que se inició el proceso de independencia venezolano en 1810, se puso a las órdenes patriotas, participando activamente en las campañas militares de la región central y oriental, entre 1813 y 1819.

Con la disolución de la Gran Colombia, Urbaneja fue designado Vicepresidente de la República de Venezuela y rector de varios ministerios entre 1819 y 1830. Continuó desempeñando cargos públicos, formando parte del gabinete ministerial y del poder ejecutivo. Hoy sus restos descansan en el Panteón Nacional.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hace 399 años, tal día como hoy, fue atacada por el inglés Lawrence Keynes la ciudad de Santo Tomé de Guayana, ubicada entre los ríos Orinoco y Caroní.

La ciudad de Santo Tomé figuraba como un centro político y comercial, donde confluía la economía de las misiones religiosas y la actividad administrativa colonial.

El pirata inglés, siguiendo instrucciones de Walter Raleigh, de quien fue lugarteniente, y tras sangrientas luchas, consiguió vencer la resistencia de la guarnición española, apoderándose de los tesoros y quemando la ciudad.

11 de enero de 1820: El Congreso de Angostura decreta la libertad de los esclavos

Hace 197 años el Congreso de Angostura, ante el llamado realizado por El Libertador, Simón Bolívar, decretó la abolición de la esclavitud en todo el territorio nacional, con la intención de atraer para la causa republicana el apoyo de una gran cantidad de esclavos, quienes hasta entonces no habían participado en la lucha independentista.

Los antecedentes inmediatos de aquel decreto legislativo se encuentran en los sucesos ocurridos el 19 de abril de 1810, cuando la Junta de Gobierno prohibió la introducción y venta de esclavos en todo el territorio nacional, según ordenanza publicada el 14 de agosto de aquel mismo año.

En 1811, la Constitución Federal de Venezuela, en su artículo 202, incluyó la total prohibición de toda actividad relacionada con el transporte y comercialización de esclavos y, durante la lucha independentista, se ofreció en diversas ocasiones la libertad, a título individual (extensiva a sus familiares directos), de aquellos esclavos que se alistasen y combatiesen a favor de la República un determinado número de años.

El 2 de junio de 1816, El Libertador, Simón Bolívar, proclamó la liberación de los esclavos, decisión que ratificaría con mayor amplitud el 6 de julio de aquel mismo año en Ocumare de la Costa.

Posteriormente, el 15 de febrero de 1819, en el célebre Discurso de Angostura, Bolívar, en su condición de Jefe Supremo de la República, pidió al Congreso decretar la abolición de la esclavitud.

La decisión del cuerpo legislativo, aprobada el 11 de enero de 1820, previó tan sólo la gradual extinción de tan obscena práctica, cuidando de no perjudicar económicamente a los dueños de esclavos. Sin embargo, la idea bolivariana quedó plasmada para la posteridad como símbolo de su irreductible voluntad libertaria, ejemplo de conducta moral para Venezuela y para los pueblos latinoamericanos.

 

 

 

 

 

 

 

 

Un día como hoy, hace 456 años, los caciques Guaicaipuro y Paramaconi, grandes jefes de los valles donde se asentaban los pueblos Caracas, Teques y Mariches, entre otros, unieron a sus guerreros para atacar y tomar, en tierras de los indios Teques, las minas de oro de las cuales se habían apropiado los españoles.

Los guerreros nativos vengaron así el desalojo sufrido años antes de parte de los conquistadores, pues los españoles habían descubierto oro en el área de Los Teques hacia 1560, y comenzaron a poblar los alrededores de las minas para extraer el mineral.

Guaicaipuro, rechazando tal invasión, les atacó, junto a otros caciques aliados, entre ellos Paramaconi, forzándoles a abandonar el lugar. Después del ataque, el gobernador de la provincia de Venezuela, Pablo del Collado, envió a Juan Rodríguez Suárez para “pacificar” el área. Éste creyó cumplida su tarea al repeler a Guaicaipuro de la zona, y dejó el lugar al cuidado de algunos mineros y de tres de sus hijos, para explorar los alrededores de Caracas.

Cuando los soldados españoles se marcharon del lugar, Guaicaipuro asaltó de nuevo las minas y mató a todos los trabajadores, así como a los hijos de Rodríguez Suárez. Inmediatamente después, y con ayuda del cacique Terepaima, emboscó a Rodríguez Suárez, dándole muerte.

Por su parte, Paramaconi («caimán pequeño»), cacique de raza Caribe de la zona centro-norte-costera del país, después de la acción conjunta en Los Teques, también arrasó con sus guerreros la Villa San Francisco, levantada por Rodríguez, en el mismo lugar donde Losada fundaría a Caracas seis años más tarde. Cuando ya tenía ganada la batalla, una estampida de ganado destrozó a sus bravos toromainas, por lo que se vio obligado a retirarse.

Después de estos sucesos, Guaicaipuro se convirtió en la figura principal y central en la lucha de todas las tribus nativas de la provincia de Caracas, uniéndolas bajo su mando y obligando a los españoles a retirarse.

En 1567, Diego de Losada poblaría la ciudad de «Santiago de León de Caracas» y, sabiendo de la cercana presencia de Guaicaipuro y sus hombres, se valió de guías nativos para llegar hasta la choza del gran cacique, en las cercanías de Paracotos. Guaicaipuro prendió fuego a su choza y se suicidó antes de permitir que los invasores le encontraran con vida.

En 1570, Garci González de Silva sorprendió una noche en sitio agreste y solitario a Paramaconi y su hueste, trabándose una lucha encarnizada, con la mala fortuna de que Paramaconi resbaló y cayó en una hondonada. Al quedar mal herido, el cacique fue atado y llevado a Caracas. Se desconoce su destino posterior, pues de los hechos relacionados con su captura no se conservan registros fidedignos.

Estas importantes acciones ratifican el indomable espíritu de justicia y libertad de nuestros antepasados originarios, quienes no aceptaron los abusos y exacciones de cuantos vinieron a nuestras tierras a saciar su ambición desmedida de riquezas materiales. En reconocimiento al permanente espíritu de emancipación de nuestro pueblo, los restos de Guaicaipuro fueron trasladados al Panteón Nacional de manera simbólica, el 8 de diciembre de 2001, asignándole un espacio junto a los demás próceres de Venezuela.

En honor a esta fecha, el 8 de diciembre es conmemorado en nuestro país como "Día Nacional de Guaicaipuro y de los Caciques de la resistencia".