13 de febrero de 1879: Entran en Caracas combatientes de la Revolución Reivindicadora

Tal día como hoy, hace 138 años, 14.000 soldados de la Revolución Reivindicadora entraron en Caracas bajo el mando del general Gregorio Cedeño, y proclamaron a Antonio Guzmán Blanco como presidente de la República.

Un año antes, bajo el gobierno de Francisco Linares Alcantara, habían sido derribadas  las estatuas del llamado "Ilustre Americano", mas en enero de 1879, varios generales guzmancistas se pronunciaron por el regreso de Guzmán Blanco y en Valencia (Carabobo) asumió el mando del movimiento el general Gregorio Cedeño, bautizándolo con el nombre de Revolución Reivindicadora.

La batalla principal entre las tropas de los enemigos de Guzmán y la Reivindicadora tuvo lugar en La Victoria (Aragua), con el triunfo del general Joaquín Crespo, quien comandó en aquella acción las tropas revolucionarias.

10 de febrero de 1814 │José Félix Ribas llega a La Victoria para preparar defensa de la ciudad

Hace 203 años, tal día como hoy, el general José Félix Ribas llegó a La Victoria para preparar la defensa de la ciudad ante la acometida de las tropas de José Tomás Boves, cuyo avance sembraba de terror los valles de Aragua.

Bandas de realistas se habían apoderado de las principales posiciones de La Victoria, y Ribas tuvo que empeñarse en combate desde su llegada para desalojarlos, pues todos los alrededores estaban plagados de partidas de Boves que cerraban el paso a refuerzos y suministros. A pesar de ello, Mariano Montilla, con algunos jinetes, se abrió paso a fuerza de lanzas y sables desde Valencia (Carabobo) para hacer llegar a Ribas las últimas disposiciones de Simón Bolívar.

La Victoria había sido abandonada por su aterrorizada población, que huía abandonando sus hogares y bienes. Mientras tanto Boves, quien había sido herido en batalla contra Vicente Campo Elías, se quedó en Villa de Cura (Aragua) para reponerse y confió el mando a José Tomás Morales, un ejército de cuatro mil soldados, de los cuales 2.200 eran diestros jinetes lanceros provenientes de Los Llanos y 1.800 fusileros, preparados desde aquel 10 de febrero, cuando era evidente la inminencia de la batalla de La Victoria.

9 de febrero de 1835 │José María Vargas asume la Presidencia de Venezuela

Tal día como hoy, hace 182 años, José María Vargas prestó juramento como Presidente de la República, convirtiéndose con ese acto en el primer gobernante civil que tuvo nuestro país.

Su mandato fue breve, pues en abril renunció y en julio de ese mismo año de 1835 estalló la Revolución de las Reformas. Vargas fue entonces expulsado del país, pero luego sería repuesto nuevamente en el mando, ejerciendo la Presidencia hasta 1836.

José María Vargas nació en La Guaira el 10 de marzo de 1786. Fue un eminente médico, humanista, sabio, escritor, orador e investigador científico, quien se convirtió en el símbolo del Poder Civil en Venezuela, en una época en que cuantos pretendían el ejercicio del gobierno lo hacía buscando compensación a sus servicios militares durante la Guerra de Independencia.

A la caída de la Primera República, Vargas fue confinado a prisión en los calabozos de La Guaira. En 1813, al llegar Simón Bolívar a Caracas, liberó a Vargas, quien se trasladó a Europa, donde perfeccionó y aumentó sus conocimientos. En 1826 fundó la Cátedra de Anatomía en la Universidad de Caracas, en la cual impartía clases gratuitamente. En 1827, después de la reorganización de la universidad por parte del Libertador, Vargas fue electo rector, el primer médico en ocupar ese cargo.

Como político fue un modelo de virtudes. En el Congreso de Valencia fue una de las voces que se alzó para defender la integridad de El Libertador. En 1842, con gran satisfacción de su parte, integró la comisión que viajó a Santa Marta para repatriar los restos de Simón Bolívar. José María Vargas murió en Nueva York (Estados Unidos), el 13 de julio de 1854.

 

 

 

 

 

 

 

 

Hace 130 años murió en Caracas el pintor Carmelo Fernández, a sus 77 años de edad.

Fernández, quien fue sobrino del General José Antonio Páez,  estudio sus primeros años en Caracas y viajó luego a Estados Unidos y Europa, donde perfeccionó su arte.

Fernández, quien había nacido en Guama, estado Yaracuy, fue muy reconocido en su época. Entre sus obras de gran esfuerzo están el Atlas y Plano de Venezuela, de Agustín Codazzi, Ilustración de la Historia de Venezuela, de Baralt y Díaz. Conocedor de la personalidad de Simón Bolívar, a quien trató personalmente en Bogotá, popularizó su retrato, a tal punto que el mismo ha sido troquelado en nuestra moneda, al igual que el escudo del reverso.

8 de febrero de 1814: Simón Bolívar ordena aplicar el Decreto de Guerra a Muerte

Tal día como hoy, hace 203 años, el coronel Leandro Palacio, comandante militar de La Guaira, pidió al Libertador, Simón Bolívar, instrucciones sobre cómo proceder ante el terror que José Tomás Boves había impuesto en Caracas y sus regiones vecinas. La respuesta de Bolívar fue contundente:


“Señor Comandante de La Guaira: Por el oficio de Ud. que acabo de recibir, me impongo de las críticas circunstancias en que se encuentra esa plaza, con poca guarnición y un crecido número de presos. En consecuencia ordeno a Ud. que inmediatamente se pasen por las armas los españoles presos en esas bóvedas y en el hospital, sin excepción alguna. Cuartel General Libertador, en Valencia, 8 de febrero de 1814, a las ocho de la noche. Simón Bolívar”.

De esa manera, el Libertador hizo frente a la desesperada situación en que se encontraban las fuerzas revolucionarias, pues Boves avanzaba sobre el territorio en poder de los patriotas. A su paso asesinaba a cuantos caían en su poder y, sin misericordia alguna, familias enteras sucumbían ante sus lanzas, incluso sin tomar en cuenta si militaban o no en las filas de los patriotas. Bolívar respondió con firmeza la acometida del enemigo, y logró con ello elevar la moral de los patriotas y sostener la lucha por la libertad en la región central.

Así, Bolívar ordenó hacer efectivo el Decreto que el 15 de junio del año anterior, en Trujillo, había dictado, cuyas últimas líneas son terminantes en cuanto a las condiciones que habrían de prevalecer en la contienda:

 

"...Españoles y canarios, contad con la muerte, aun siendo indiferentes, si no obráis activamente en obsequio de la libertad de Venezuela. Americanos, contad con la vida, aun cuando seáis culpables".

 

Todo ello en virtud de que a partir del segundo semestre de 1813, al aparecer en escena Boves y Francisco Tomás Morales, la matanza por parte de los realistas se intensificó, y la respuesta de los republicanos fue entonces radicalizar la aplicación de la guerra a muerte. Ello trajo como consecuencia la ejecución de los presos españoles y canarios de Caracas y La Guaira.

En 1814 la guerra recrudecería, perdiéndose numerosas vidas de ambos bandos, y fue en tal contexto de destrucción en el cual eventualmente terminaría por caer la Segunda República.

 

 

 

 

 

 

 

 

Tal día como hoy, hace 188 años, murió en Caracas, en una hacienda de los alrededores de la ciudad, Cristóbal Mendoza, estadista, jurisconsulto, historiador y periodista, quien fue el  primer presidente de la República de Venezuela, una vez declarada la independencia en 1811.

Nacido en Trujillo el 23 de junio de 1772, se licenció en Artes en  la Universidad de Caracas y se graduó como doctor en Derecho Civil y Canónico de la Universidad Santo Tomás de Aquino, en Santo Domingo, en 1797. Recibió el título de abogado, que entonces otorgaba la Real Audiencia de Caracas, y a partir de entonces, se dedicó a ejercer su profesión en diversas poblaciones del territorio nacional.

Asumió la defensa de los indígenas desvalidos en Barinas, y se sumó al movimiento independentista desde el mismo 19 de abril de 1810. Participó activamente en toda la lucha por nuestra Independencia, y en 1826 editó la primera gran obra histórica para el estudio de Bolívar, Colección de documentos relativos a la vida pública del Libertador de Colombia y del Perú, Simón Bolívar.

Las intrigas en su contra urdidas por los enemigos de Bolívar y su decidida oposición a la disolución de la Gran Colombia le generaron una grave enfermedad que le hizo apartarse de la vida pública a mediados de 1828, motivo por el cual debió renunciar a su cargo de intendente. Murió en una hacienda en las afueras Caracas, el 8 de febrero de 1829.

7 de febrero de 1816: Simón Bolívar, Jefe Supremo de la Expedición de Los Cayos

Tal día como hoy, hace 201 años, El Libertador, Simón Bolívar, fue elegido en una asamblea de patriotas venezolanos y granadinos como plena autoridad civil y militar para organizar la expedición que debía salir de Los Cayos hacia Venezuela.

En aquella población se encontraban más de seiscientos emigrados de Venezuela y Nueva Granada. En la reunión estuvieron presentes, entre otros, Santiago Mariño, Manuel Piar, Gregorio McGregor, Francisco Bermúdez, Luis Brión, Carlos Soublette, Pedro Briceño Méndez, Bartolomé Salom, y José Antonio Anzoátegui.

Atrás quedarían las intrigas de los mismos hermanos; el duelo en el que Montilla retó a Bolívar, evitado por la oportuna intervención de Marimón; el desafío de Mariño a Brión; las peleas entre Ducodray Holstein y Soublette; la intriga de Bermúdez; finalmente, éste último y Montilla quedarían fuera de la expedición, cuyo mando ya estaba decidido: Bolívar sería el Jefe Supremo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tal día como hoy, hace 158 años, falleció en Colombia el geógrafo Agustín Codazzi, sabio de profundos ideales bolivarianos, quien fundó la Colonia Tovar y escribió obras como Resumen de la Geografía de Venezuela y el Atlas Físico y Político de Venezuela, trabajos que impulsaron los estudios geográficos en nuestro país.

Giovanni Battista Agostino Codazzi Bartolotti fue un militar italiano de ocupación artillero, brigadier, furriel, secretario del Estado Mayor, jefe de alojamiento, ayudante suboficial y mariscal de campo, entre otros cargos, durante las Guerras Napoleónicas. Fue también geógrafo, cartógrafo, ingeniero y coronel (más tarde general) de Colombia y Venezuela durante y después de la liberación de América del Sur. Nació en la ciudad de Lugo (Estados Pontificios - hoy Italia) el 12 de julio de 1793 y murió en la aldea de Espíritu Santo, (Confederación Granadina - hoy Colombia), el 7 de febrero de 1859.