2 de febrero de 1999: Inicio de la Revolución Bolivariana

Hace 18 años el Comandante Eterno, Hugo Chávez Frías, dio inicio a la Revolución Bolivariana al asumir la Primera Magistratura de la Nación para poner en marcha un proceso de cambios decidido y constante en favor de la liberación y la inclusión de todo el pueblo venezolano.

Con un programa enfocado hacia la refundación del país a partir de una nueva Constitución, Chávez había sido electo el 6 de diciembre de 1998 como Presidente de Venezuela, obteniendo en aquella oportunidad 56,5 % de los votos.

Al pronunciar el juramento mediante el cual asumió su compromiso histórico con el país, el Comandante Chávez pronunció palabras que han guiado desde entonces la acción del Gobierno Bolivariano: “Juro delante de Dios, juro delante de la Patria, juro delante de mi pueblo, que sobre esta moribunda Constitución impulsaré las transformaciones democráticas necesarias para que la República nueva tenga una Constitución adecuada a los nuevos tiempos. Lo juro”.

La revolución, con Chávez al frente, dio participación y poder al pueblo, profundizando los cambios sociales para beneficio del colectivo. A partir de ella, Venezuela cambió para siempre.

Aunque su mandato enfrentó múltiples ataques de la derecha venezolana -incluyendo un golpe de Estado en el año 2002-, mediante férreas y persistentes campañas mediáticas de descrédito nacional e internacional, el Comandante Eterno siempre salió victorioso en diversos procesos electorales, entre referendos, elecciones regionales y generales.

Entre los logros de la Revolución se encuentran la reducción de la mortalidad infantil a mínimos históricos; la creación de las misiones sociales, orientadas a garantizar los derechos fundamentales de la población, con énfasis en los sectores más excluidos por la IV República, destacándose las Misiones Milagro, Ribas, Sucre, Barrio Adentro I, II, II y IV, Mercal, Identidad, Vuelvan Caras, Guaicaipuro, Robinson: Yo Sí Puedo I y II, Revolución Energética, Árbol, Música, Hábitat, Ciencia y Zamora.

De igual modo, han sido creadas las Misiones Sonrisa, Piar, Niños y Niñas del Barrio, Negra Hipólita, Miranda, Madres del Barrio, José Gregorio Hernández, Villanueva, Cultura, Cristo, Che Guevara, 13 de abril, Niño Jesús, Saber y Trabajo, En Amor Mayor, Nevado y la Gran Misión Vivienda Venezuela.

El avance de la democracia es otro de los múltiples logros alcanzados por la Revolución, dándole oportunidad a las comunidades de participar en la construcción de su porvenir y en el rescate de la idiosincrasia venezolana. Tras la siembra del Comandante, el 5 de marzo de 2013, el presidente Nicolás Maduro Moros ha continuado profundizando el legado de Chávez, impulsando firmemente el avance de la Revolución Bolivariana.

1º de febrero de 1817: Nace Ezequiel Zamora

Hace hoy 200 años nació en Cúa (estado Miranda) Ezequiel Zamora, militar, dirigente popular y primer caudillo social del siglo XIX, quien fuera líder del Partido Liberal y jefe del Movimiento Federalista.

Ezequiel Zamora perteneció a una clase social que todavía en la Venezuela de la época en que se libraba la guerra de Independencia era conocida con el nombre de «blancos de orilla», y se dedicó al comercio de víveres en la población de Villa de Cura (estado Aragua).

Cuando estaba por cumplir 30 años de edad se alzó en Guambra, el 7 de septiembre de 1846, utilizando las consignas: “Tierras y hombres libres”, “Respeto al Campesino y Desaparición de los Godos”, con lo cual se ganó en poco tiempo la devoción del pueblo autóctono, el cual le rebautizó desde entonces como «General del Pueblo Soberano».

Al iniciarse la Guerra Federal, Zamora se unió a su cuñado, Juan Crisostomo Falcón, quien de inmediato le nombró Jefe de Operaciones de Occidente. Allí desarrolló una gran actividad y gracias a su carisma organizó un ejército popular que combatió a favor de los federalistas y obtuvo importantes victorias para aquella causa. El 4 de junio de 1859 recibió el título oficial de «Valiente Ciudadano».

En el marco de la guerra, Zamora organizó las tropas para la Batalla de Santa Inés, que fue librada el 10 de diciembre de 1859, y en la cual fue derrotado el ejército centralista. Después de esa acción se dirigió al centro del país donde, durante el asalto a la ciudad de San Carlos (estado Cojedes), murió en combate el 10 de enero de 1860, habiéndose ya erigido como uno de los líderes fundamentales de la Guerra Federal. Sus restos reposan en el Panteón Nacional, en Caracas, desde el 13 de noviembre de 1872.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hace 199 años nació en San Diego de los Altos (estado Miranda) Cecilio Acosta, ilustre escritor, periodista, abogado, filósofo y humanista venezolano.

Proveniente de un hogar extremadamente pobre, donde sobraba el afecto y el estímulo para la superación, recibió sus primeras enseñanzas del padre Mariano Fernández Fortique, párroco del lugar. La muerte prematura de su padre convirtió a su madre, Margarita Revete Martínez, en el centro del hogar.

Influido por su mentor, Acosta estudió en el Seminario entre 1831 y 1840, adquiriendo conocimientos de teología, religión, historia sagrada y latín. En setiembre de 1840, asistió a la Facultad de Derecho de la Universidad Central donde, al cabo de una lucha bizarra contra la estrechez económica y su endeble salud, recibió el título de Abogado (1848).

Desde su época de estudiante comenzó a divulgar sus escritos en periódicos caraqueños, uno de los medios que más utilizó para comunicar sus ideas, pues consideraba que el periódico era "el libro del pueblo".

Fueron muy escasos los cargos públicos que desempeñó Acosta. Secretario de la Facultad de Humanidades de la Universidad Central (1848), Titular de la Cátedra de Legislación Universal, Civil y Criminal y de Economía Política (1853). En 1872, fue designado Miembro de la Comisión Codificadora por el Gral. Antonio Guzmán Blanco (1829-1899).

Vivió, pues, apartado de compromisos burocráticos, por lo que ganó independencia de criterio y tiempo para estudiar y meditar, aunque la pobreza fue siempre compañera suya. En 1876, le escribió a su hermano Pablo: "Estoy muy pobre. No tengo para pagar esta carta para Ospino, que pondrás en la estafeta".

A la penuria económica hay que añadir las consecuencias de haberse enemistado, en sus últimos años, con Antonio Guzmán Blanco. Sólo escasos y fieles amigos se atrevían a visitarlo en su modesta vivienda, mas entre sus ilustres contertulios se contaron, entre otros, José Martí y Lisandro Alvarado.

El viernes 8 de julio de 1881 falleció Cecilio Acosta. Su pobreza era tan rigurosa, que hubo necesidad de apelar a la caridad de sus amigos para costear los gastos del entierro. Pocos días después de su muerte, el gran pensador y libertador cubano, José Martí, quien por entonces residía en Caracas, publicó su hermosísima elegía en homenaje a Cecilio Acosta, y la inició con estas solemnes palabras:

Ya está hueca, y sin lumbre, aquella cabeza altiva, que fue cuna de tanta idea grandiosa; y mudos aquellos labios que hablaron lengua tan varonil y tan gallarda; y yerta, junto a la pared del ataúd, aquella mano que fue siempre sostén de pluma honrada, sierva de amor y al mal rebelde. Ha muerto un justo: Cecilio Acosta ha muerto. Llorarlo fuera poco. Estudiar sus virtudes e imitarlas es el único homenaje grato a las grandes naturalezas y digno de ellas. Trabajó en hacer hombres: se le dará gozo con serlo.

30 de enero de 1818: Primer encuentro entre Bolívar y Páez

Hace 199 años se encontraron por primera vez Simón Bolívar y José Antonio Páez en el Hato de Cañafistola, cerca de San Juan de Payara, en el actual estado Apure. Ambos caudillos se conocían por cartas, pero hasta entonces no se habían visto personalmente. Ante la necesidad de unificar los ejércitos, Bolívar se trasladó a los Llanos en busca de Páez, que era el jefe indiscutible de los llaneros y el triunfador de muchos combates contra el ejército español. Seis días más tarde, en presencia del Libertador, Páez, acompañado de cincuenta de sus mejores lanceros, realizaría la proeza conocida como Toma de las Flecheras, en el río Apure, en las afueras de San Fernando.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tal día como hoy, hace 171 años, nació en Caracas el poeta Juan Antonio Pérez Bonalde, perteneciente a la segunda generación del movimiento romántico en Latinoamérica, y considerado precursor del modernismo por haber traducido obras de Heinrich Heine y Edgar Allan Poe.

Pasó su juventud en Puerto Rico y viajó por Europa, Asia, el Medio Oriente y Latinoamérica. Su poesía está marcada por sentimientos melancólicos y por un ritmo poético rico en matices. Su obra poética fue prolífica destacando La Vuelta a la PatriaFlor y el Poema del Niágara, sin duda, sus versos más conocidos.

 

 

 

 

 

 

 

Hace 122 años se estableció en nuestro país la Sociedad Venezolana de la Cruz Roja, en el marco de los actos del primer centenario del nacimiento del Mariscal de Ayacucho, Antonio José de Sucre, quien fue el héroe de la Independencia venezolana que más se preocupó por humanizar la guerra.

Su creación se debió al deseo de que se cumplieran en nuestro país las previsiones establecidas en la Convención Internacional de Ginebra, reunida en 1864, en la cual se acordaron medidas especiales para la atención de los heridos en guerra y la protección de los cuerpos de socorro. Venezuela se sumó a este acuerdo por decreto del Congreso Nacional y por declaración del Ejecutivo Federal, fechado el 9 de junio de 1894.

27 de enero de 1820 │ Nace Juan Crisóstomo Falcón

Tal día como hoy, hace 197 años, nació en Tabe, Jadacaquive, Península de Paraguaná, Juan Crisóstomo Falcón, presidente de la República y líder de la Revolución Federal en Venezuela.

Fueron sus padres José Ildefonso Falcón y Josefa Zavarce, siendo el único hijo varón de su núcleo familiar. Su hermana, Estefanía, contraería nupcias con Ezequiel Zamora.

Realizó sus primeros estudios en el Colegio Nacional de Coro, bajo la dirección de Mariano Rendiles; allí aprendió la doctrina cristiana, filosofía, letras, aritmética, gramática, latín y francés.

Inició su carrera militar en defensa del gobierno del general José Tadeo Monagas, enfrentándose al general paecista Judas Tadeo Piñango en el combate de Taratara, en enero de 1848.

El 18 de agosto de 1849 actuó en el combate de La Bacoa, en Coro, venciendo al general Francisco Carmona. En 1853 se desempeñó como Comandante de Plaza en esa misma localidad, hasta que en 1857 pasó a Barquisimeto para cumplir similares funciones.

Derrotado el movimiento de José Antonio Páez, Falcón se encargó de la Comandancia de Armas de Maracaibo. Ascendido en 1853 a general de brigada, hizo frente a la revuelta auspiciada y comandada por el coronel Juan Garcés en la península de Paraguaná, que buscaba derrocar al gobierno de José Gregorio Monagas. Derrotó a Garcés, y luego se dirigió a Barquisimeto para combatir la revuelta del general Juan Bautista Rodríguez, sobre la cual también salió triunfante.

Falcón, perseguido por el régimen de Julián Castro, fue expatriado en junio de 1858 rumbo a las islas del Caribe. En el exilio, condujo el proceso revolucionario, encabezando las acciones de los exiliados políticos en las islas del Caribe. Al estallar en 1859 la Revolución Federal, Falcón se encontraba en Martinica, desde donde invadió a Venezuela por Palmasola, en julio de aquel mismo año. Desde allí continuó hacia Yaracuy y comenzó a obtener una serie de triunfos para la causa federal.

Al morir su cuñado Ezequiel Zamora en la batalla de San Carlos, Falcón le sucedió como máximo jefe del federalismo. Derrotado en la batalla de Coplé, tuvo que emigrar a Colombia y de allí siguió a las Antillas en busca de recursos. Hizo nuevos intentos hasta que en 1863 se firmó el Convenio de Coche, luego del cual fue electo Presidente Provisional de la República; en tal condición dictó, entre otros, el decreto que creó la figura del Procurador General de la República.

Luego de asumir el poder convocó a elecciones y resultó electo Presidente Constitucional en octubre de 1864, siendo ratificado como tal por el Congreso el 18 de marzo de 1865. A fines de 1866, renunció a la presidencia y se retiró a Coro, hasta que con el triunfo de la Revolución Azul, en julio de 1868, fue expulsado del país. El 24 de abril de 1870, casi paralelamente al triunfo de la Revolución Liberal conducida por Antonio Guzmán Blanco, Juan Crisóstomo Falcón murió en Fort-de-France (Martinica), a consecuencia de un cáncer en la laringe.

Por disposición de Guzmán Blanco, los restos mortales de Falcón fueron repatriados en 1874, y llevados al Panteón Nacional el 1° de mayo de aquel mismo año.

26 de enero de 1981: Nace Gustavo Dudamel

Tal día como hoy, hace 36 años, nació en Barquisimeto (estado Lara) Gustavo Adolfo Dudamel Ramírez, músico y director de orquesta venezolano, conductor de la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles, la Sinfónica de Gotemburgo y la Sinfónica Simón Bolívar (OSSB), y quien ha sido calificado como un genio musical, habiendo ganado en 2012 el Premio Grammy por la dirección de la Sinfonía n.º 4 de Brahms interpretada por la Filarmónica de Los Ángeles.

En 1999 fue nombrado Director Musical de la Orquesta Juvenil Simón Bolívar y comenzó a realizar estudios con el fundador de la orquesta, José Antonio Abreu. En 2004, Dudamel comenzó a tener mayor atención internacional, consolidándose entre los grandes maestros al ganar la primera edición de la Competencia "Gustav Mahler" de directores de orquesta que realiza la Sinfónica de Bamberg. Estas primeras experiencias musicales y lo aprendido de sus mentores moldearon su compromiso con la música como motor para el cambio social.

La pasión con la que el dinámico director de orquesta hace música vigoriza a públicos de todas las edades en diversos escenarios del mundo. Simultáneamente Director Musical de la OSSB de Venezuela y la Filarmónica de Los Ángeles, su liderazgo musical se siente en varios continentes.

Dudamel, como Director Musical de la Filarmónica de Los Angeles, ya ha prorrogado su contrato hasta 2019, año del centenario de la orquesta. Bajo su liderazgo, la agrupación  ha extendido su alcance a un nivel sin precedentes a través de LA PHIL LIVE, una serie de transmisiones experimentales en vivo de los conciertos de la Filarmónica de Los Angeles durante toda la temporada que llegan a audiencias en todo América del Norte, Europa y América del Sur, y a través de la Orquesta Juvenil de Los Angeles (YOLA), influenciada por el tan exitoso programa venezolano de Orquestas Juveniles.

El 12 de febrero de 2011 Dudamel participó, junto al Comandante Eterno,  Hugo Chávez, en la inauguración del Centro Nacional de Acción Social por la Música ubicado en el Parque Los Caobos de Caracas. En junio de aquel mismo año fue estrenado el largometraje Dudamel: el sonido de los niños, donde se narra la historia de un grupo de infantes que, gracias a los programas orquestales, viven la alegría de la música y dejan claro el mensaje de que el arte es un derecho universal.

El 5 de julio de 2011, para conmemorar el Bicentenario de la Independencia de Venezuela, Gustavo Dudamel, al frente de una orquesta compuesta por 400 músicos y un coro de 1200 personas, interpretó la Cantata Criolla de Antonio Estévez en la remodelada Plaza Diego Ibarra de Caracas.

En 2013, Dudamel compuso la banda sonora de la película Libertador, y en 2015 fue invitado a conducir la música de apertura y de cierre para la película Star Wars: Episode VII - The Force Awakens. Más recientemente, el 1° de enero de 2017 dirigió a la Filarmónica de Viena (Austria) en el tradicional Concierto de Año Nuevo, convirtiéndose en el director más joven en dirigir ese célebre y bien prestigiado evento.