Gobierno Bolivariano

31 de enero de 1815 │ Fallece José Félix Ribas

Tal día como hoy, hace 203 años, murió el ilustre militar venezolano, General en Jefe y prócer de la Independencia de Venezuela, José Félix Ribas, quien se destacó en numerosas acciones durante la Guerra de Independencia, siendo la más importante la Batalla de La Victoria (12 de febrero de 1814), en donde logró parar a las fuerzas realistas de José Tomás Boves, a quien hizo frente con unas tropas poco experimentadas, formadas principalmente por jóvenes estudiantes y seminaristas que Ribas había logrado reclutar y a quienes arengó momentos antes de la lucha con palabras justamente famosas: “No podemos optar entre vencer o morir, necesario es vencer”.

Ribas fue capturado por los realistas en los alrededores de la ciudad de Valle de la Pascua. El Justicia Mayor de Tucupido, Lorenzo Figueroa Barrajola, quien reclamó al prisionero como suyo, ordenó su muerte el 31 de enero de 1815, por lo que en medio de grandes vejaciones fue trasladado a la Plaza Mayor de Tucupido, en donde fue fusilado.

Al pie de un árbol, a escasos metros de la mencionada plaza, su cuerpo fue desmembrado, y la cabeza frita en aceite fue enviada a Caracas donde, cubierta con el gorro frigio que solía usar Ribas, la colocaron en la Puerta de Caracas dentro de una jaula en el camino para La Guaira. Sus brazos y piernas fueron colocados en los cuatro puntos cardinales del pueblo en represalia contra los revolucionarios patriotas.

 

 

 

 

 

Hace 182 años murió Pedro Carujo, quien fuera militar, periodista y uno de los jefes de la Revolución de las Reformas de 1835.

Carujo participó bajo las órdenes del general José Francisco Bermúdez, en las campañas de Caracas y Santa Lucía. Con el grado de capitán, se distinguió en la toma de Maracaibo, resultando herido en combate, por lo que se trasladó a Nueva Granada. Estando en Bogotá, estudió matemáticas y geometría analítica, formando parte, además, de los círculos intelectuales agrupados en diversas sociedades literario-filosóficas de la capital neogranadina, lo cual lo llevaría a ingresar a la masonería, donde alcanzó el grado 18.

Desempeñándose como ayudante del Estado Mayor del departamento de Cundinamarca, fue ascendido a comandante y seleccionado por Simón Bolívar para presidir la Escuela Militar que se fundó en Bogotá. Sin embargo, se unió a los partidarios del vicepresidente Francisco de Paula Santander, que perpetraron el atentado del 25 de septiembre de 1828 contra la vida del Libertador. Por tal motivo, fue condenado a muerte, salvando su vida sólo por un indulto concedido por el Consejo de ministros.

Su tiempo en prisión lo dedicó además de abogar por su libertad, escribiendo, entre otros, al general José Antonio Páez, así como a publicar artículos y cartas que influyeron en el pronunciamiento separatista de Puerto Cabello, conocido como La Cosiata.

Deportado a Curazao a comienzos de junio de 1830, una amnistía general decretada por Páez le permitió regresar a territorio venezolano, donde fue herido y capturado en la batalla de Paso Real, cerca de Puerto Cabello. La sentencia que le fue impuesta no se cumplió pues falleció en la cárcel de Valencia, a causa de las heridas sufridas en combate.

30 de enero de 1818 │ Primer encuentro entre Bolívar y Páez

Hace 197 años se encontraron por primera vez Simón Bolívar y José Antonio Páez en el Hato de Cañafistola, cerca de San Juan de Payara, en el actual estado Apure. Ambos caudillos se conocían por cartas, pero nunca antes se habían visto personalmente. Dada la necesidad de unificar los ejércitos, Bolívar se trasladó a los Llanos en busca de Páez, que era el jefe indiscutible de los llaneros y el triunfador de muchos combates contra el ejército español. Seis días más tarde, en presencia del Libertador, Páez, acompañado de cincuenta de sus mejores lanceros, realizaría la proeza conocida como Toma de las Flecheras, en el río Apure, en las afueras de San Fernando.

 

 

 

 

 

 

Tal día como hoy, hace 172 años, nació en Caracas el poeta Juan Antonio Pérez Bonalde, perteneciente a la segunda generación del movimiento romántico en Latinoamérica, y considerado precursor del modernismo por haber traducido obras de Heinrich Heine y Edgar Allan Poe.

Pasó su juventud en Puerto Rico y viajó por Europa, Asia, el Medio Oriente y Latinoamérica. Su poesía está marcada por sentimientos melancólicos y por un ritmo lírico rico en matices. Su obra fue prolífica, destacando  los poemas La Vuelta a la Patria, Flor y el Poema del Niágara, sin duda, sus versos más conocidos.

 

 

 

 

 

 

Tal día como hoy, hace 123 años, se estableció la Sociedad Venezolana de la Cruz Roja, en el marco de los actos del primer centenario del nacimiento del Mariscal de Ayacucho, Antonio José de Sucre, quien fue el héroe de la Independencia venezolana que más se preocupó por humanizar la guerra.

Su creación se debió al deseo de que se cumplieran en nuestro país las previsiones establecidas en la Convención Internacional de Ginebra, reunida en 1864, en la cual se acordaron medidas especiales para la atención de los heridos en guerra y la protección de los cuerpos de socorro. Venezuela se sumó a este acuerdo por decreto del Congreso Nacional y por declaración del Ejecutivo Federal, fechado el 9 de junio de 1894.

 

 

 

 

 

 

Tal día como hoy, hace 97 años, el general antigomecista Emilio Arévalo Cedeño invadió el entonces territorio Amazonas con un pequeño contingente de sus partidarios, y tomó prisionero a Tomás Funes, terrible azote de la región, quien había asesinado a numerosas personas y mantenía aterrorizada a toda la población desde 1913.

Arévalo Cedeño, al frente de unos doscientos hombres, ingresó al país por los ríos Cravo, Casanare y Meta, con el fin de caer en el Orinoco y remontarlo. A fines de enero llegaron a San Fernando de Atabapo, en esa época capital del territorio Amazonas, y rodearon la casa que servía de cuartel a Funes. Después de un intenso tiroteo, cuando el cuartel fue impregnado de gasolina y se amenazó con incendiarlo, Funes se rindió. Arévalo Cedeño formó una junta de jefes que resolvió fusilar a Funes y a su ayudante Luciano López. La sentencia se cumplió inmediatamente. El pelotón de fusilamiento estuvo comandado por el capitán Elías Aponte Hernández, este último hermano del insigne revolucionario Carlos Aponte Hernández.

Arévalo Cedeño llevó a cabo más de siete invasiones a Venezuela desde Colombia, en intentos por derrocar a Juan Vicente Gómez. En una de ellas llegó a internarse en Guárico y amenazó poblaciones tan importantes como El Sombrero y Chaguaramas. Aún se conserva en San Fernando de Atabapo la tumba de Funes, como un recuerdo de la acción revolucionaria de Arévalo Cedeño.

29 de enero de 1830 │ Venezuela se separa de la Gran Colombia

Tal día como hoy, hace 188 años, José Antonio Páez lanzó una proclama cuyo fin era establecer la separación de Venezuela de la Gran Colombia.

Semanas antes, la asamblea de San Francisco, congregada en Caracas, había proclamado a Páez como Jefe Superior Civil y Militar de toda Venezuela, y en los días siguientes se constituyó un gobierno provisional que, presidido por él, tuvo a Miguel Peña como Ministro del Interior, Justicia y Policía, a Diego Bautista Urbaneja en el Ministerio de Hacienda y Relaciones Exteriores y a Carlos Soublette en el Ministerio de Guerra y Marina.

La Constituyente de Valencia, que se reuniría por primera vez el 6 de mayo de aquel año, reconoció la jefatura de Páez y le nombró presidente provisional, e igualmente dictó la nueva Constitución, que fue sancionada y jurada el 22 de septiembre de 1830.

22 de enero de 1803 │ Muere María Teresa del Toro, esposa de El Libertador

Tal día como hoy, hace 215 años, murió en Caracas, víctima de la fiebre amarilla, María Teresa Josefa Antonia Joaquina Rodríguez del Toro y Alayza, esposa de Simón Bolívar, futuro Libertador de América, con quien apenas ocho meses antes había contraído matrimonio, y el cual ya nunca volvió a casarse después de morir su esposa, consagrando su vida a luchar por la libertad de suramericana.

María Teresa conoció a Simón Bolívar en Madrid en 1800, cuando éste fue enviado a España para continuar sus estudios. La joven cautivó a Bolívar a tal punto que, a pesar de su edad, rápidamente le declaró su amor. En agosto de 1800 María Teresa aceptó el noviazgo y su padre, al enterarse, les propuso esperar hasta que Bolívar, entonces de 17 años, cumpliese su mayoría de edad. El padre de María Teresa llevó a su hija a Bilbao y al poco tiempo, en marzo de 1801, decepcionado de Madrid, Bolívar se mudó a esa ciudad.

De regreso a España, luego de una estadía en París, Bolívar le propuso formalmente matrimonio a María Teresa el 5 de abril de 1802, y el padre de María Teresa dio finalmente su permiso y bendición a la pareja, que contrajo matrimonio el 26 de mayo de 1802 en la primitiva Iglesia Parroquial de San José, en Madrid, después de haber obtenido permiso del Rey para hacerlo y de lograr la dispensa de amonestaciones. Al cabo de unos 20 días, que la pareja empleó en despedirse de los suyos, se trasladaron a La Coruña, y el 15 de junio de 1802 partieron hacia Caracas, desembarcando el 12 de julio en La Guaira.

Después de una corta estadía en Caracas se trasladaron a la "Casa Grande" del ingenio Bolívar en San Mateo. María Teresa enfermó poco después de "fiebres malignas", hoy día identificadas indistintamente como fiebre amarilla o paludismo, por lo que el matrimonio regresó a Caracas a su Casa del Vínculo, donde ella murió el 22 de enero de 1803.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tal día como hoy, hace 127 años, nació en la isla de Cerdeña (Italia) el pensador y político italiano Antonio Gramsci.

Su juventud estuvo marcada por un claro compromiso político que le llevó a militar en el partido socialista y a trabajar en el diario de izquierda Avanti. En 1919, junto a otros jóvenes revolucionarios, fundó la revista Órdine Nuovo, afín al movimiento bolchevique. De manera contemporánea, fundó el Partido Comunista Italiano (PCI), siendo electo secretario general de esa organización. Fue fundador del diario comunista L'unità, miembro activo de la III Internacional y firme opositor al movimiento fascista de Benedetto Mussolini, quien debido a ello encarcelaría a Gramsci, confinándoleen la isla de Ustica, no obstante la inmunidad parlamentaria del pensador italiano.

En 1934 fue puesto en libertad condicional debido a la mala salud que acompañó gran parte de su existencia y que se agravó hacia el final de su vida, muriendo finalmente en Roma, poco después de cumplir la totalidad de la condena.

18 de enero de 1867 │ Nace Rubén Darío

Hace 151 años nació en San Pedro de Metepa, Chocoyo (Nicaragua), Félix Rubén García Sarmiento, quien alcanzaría fama universal con el nombre de Rubén Darío, uno de los mayores poetas de América Latina.

Hijo de Manuel García y Rosa Sarmiento, sobre sus primeros años, transcurridos en la ciudad de León, hay pocas noticias. Fue criado por sus tíos abuelos Félix y Bernarda, debido a la separación de sus padres. Apenas tuvo contacto con su madre, quien residía en Honduras, o con su padre, a quien llamaba "tío Manuel".

Lector precoz (según su propio testimonio, aprendió a leer a los tres años), pronto empezó también a escribir sus primeros versos, alcanzando fama como "poeta niño". Al principio, sus mayores influencias fueron poetas españoles como Zorrilla y Campoamor. Más adelante, se interesó por la obra de Víctor Hugo, que tendría una incidencia crucial en su labor poética. Sus escritos de esta época muestran también la impronta del pensamiento liberal, hostil a la excesiva influencia de la Iglesia católica, como es el caso su composición El jesuita, de 1881.

Su admirable talento le ganó la estima de influyentes personalidades culturales y políticas de la sociedad nicaragüense, quienes le ayudaron a impulsar su carrera literaria. A los 19 años viaja a Santiago de Chile, donde publicaría su primer gran título: Azul (1888), libro que llamó la atención de la crítica. De regreso a Managua contrajo matrimonio con Rafaela Contreras, en 1891.

En el año 1892 viajó a España como representante del Gobierno nicaragüense para asistir a los actos de celebración del IV Centenario del descubrimiento de América. Tras visitar distintos países, residió en Buenos Aires, trabajando para el diario "La Nación". En 1898 regresa a España como corresponsal y alterna su residencia entre París y Madrid.

Sus primeros poemas Abrojos (1887), son una mezcla de tradicionalismo y romanticismo; Azul… (1888, revisado en 1890), está dividido en cuatro partes: 'Primaveral', 'Estival', 'Autumnal' e 'Invernal'. Este libro le hizo ser considerado como el creador del modernismo; escritores como Ramón María del Valle-Inclán, Antonio Machado, Leopoldo Lugones o Julio Herrera y Reissig le reconocieron como el creador e instaurador de una nueva época para la poesía en lengua española.

En París entra en contacto con los poetas parnasianos y simbolistas, adoptando una poesía de la universalidad y una temática intimista, a través de la cual cuenta su vida cotidiana mediante símbolos herméticos. En Prosas profanas (1896 y 1901), obra simbolista, desarrolla de nuevo el tema del amor. Formalmente, creó una poesía elevada y refinada, con muchos elementos decorativos y resonancias musicales; Cantos de vida y esperanza (1905) es el mejor ejemplo de ello. Además, en poemas como "A Roosevelt", enaltece el carácter hispánico frente a la amenaza del imperialismo estadounidense:

 

Eres los Estados Unidos,

eres el futuro invasor

de la América ingenua que

tiene sangre indígena,

que aún reza a Jesucristo y

                  aún habla en español.                                      

En 1913 cae en un profundo misticismo y se retira a la isla de Mallorca. Allí empieza a escribir una novela, La isla de oro -que nunca llegó a concluir-, en la que analiza el desastre hacia el que caminaba Europa. También compone Canto a Argentina y otros poemas (1914), un libro dedicado a este país en el año de la celebración de su centenario, siguiendo el modelo del Canto a mí mismo, de Walt Whitman. En 1915 regresó a América, falleciendo al año siguiente, poco después de llegar a Managua.