Gobierno Bolivariano

27 de noviembre de 1992: Insurrección en Venezuela

27 de noviembre de 1992

Insurrección en Venezuela

alt

Tal día como hoy, hace 23 años, se produjo un alzamiento militar en Venezuela contra el régimen neoliberal de Carlos Andrés Pérez, cuando una verdadera unión cívico militar protagonizó la segunda insurrección en contra del legado puntofijista, y la historia venezolana quedó escindida para dar cabida a profundas transformaciones políticas y sociales que allanaron el camino hacia la Revolución Bolivariana.

Un grupo compuesto por civiles militantes en organizaciones revolucionarias y altos oficiales de la Fuerza Armada Nacional (FAN) fue el que hizo frente a los estragos causados por las políticas neoliberales de flexibilización económica ejecutadas por la administración adeca. El Distrito Capital fue el epicentro de la rebelión que se extendió también a los estados Miranda, Aragua y Carabobo. En la génesis de los acontecimientos se encontraba la crisis de dos instituciones que hasta la fecha había sido sinónimo de la estabilidad democrática: los partidos políticos y la Fuerza Armada Nacional.

Más allá de no haber logrado su principal cometido, los sucesos del 27 de noviembre de 1992 fueron el punto de inflexión que terminó de desvelar la degeneración de los partidos tradicionales que se habían alternado el poder durante los últimos 40 años: Acción Democrática (AD) y Comité de Acción Política Electoral Independiente (COPEI).

En el año 2006 el entonces presidente de la República y líder de la primera insurrección contra el gobierno de Pérez – el 4 de febrero de 1992 -, el Comandante Eterno, Hugo Chávez Frías, ubicó los sucesos de noviembre dentro de la trilogía de acontecimientos que iniciaron el 27 de febrero de 1989 y “que partieron en dos la historia de Venezuela (…) Siguiendo el heroico ejemplo que nuestro Pueblo diera el 27 de febrero de 1989, comenzamos a derrumbar los falsos templos que la injusticia y la corrupción habían erigido en el suelo sagrado de nuestra Patria”, manifestó el Comandante Chávez el día 28 de noviembre de 2010.

 

 

 

 

 

 

 

27 de noviembre de 1920

Creación de la Aviación Militar Venezolana

alt

Tal día como hoy, la Aviación Militar Bolivariana celebra 95 años de su creación, materializada cuando un decreto presidencial emitido el 17 de diciembre de 1920 por Juan Vicente Gómez, aprobó la creación de la Escuela de Aviación Militar. El 10 de diciembre de aquel mismo año fue inaugurada en Maracay dicha academia, y el día 19 se realizó en Venezuela el primer vuelo de entrenamiento, con naves modelo biplano Caudron G. III.

Luego, en 1946 fue decretada la creación de las Fuerzas Aéreas Venezolanas y se otorgó a este componente rango similar al del Ejército y la Marina de Guerra. Sin embargo, la fecha que se conmemora continuará siendo el 10 de diciembre. No sería sino a partir del año 2010, mediante un decreto promulgado por el Comandante Eterno, Hugo Chávez, cuando comienza a celebrarse el día de la Aviación Militar Bolivariana todos los 27 de noviembre, en honor al primer combate aéreo en la historia del país, inspirado en la defensa de la dignidad del pueblo venezolano.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

27 de noviembre de 1951

Descubrimiento de las fuentes del Orinoco

alt

Tal día como hoy, hace 64 años, una comisión franco-venezolana, encabezada por el oficial venezolano Frank Rísquez Iribarren, descubrió las fuentes del río Orinoco, las cuales encontraron en el cerro Delgado Chalbaud, a 1.047 metros de altitud.

Durante mucho tiempo la ubicación precisa de las fuentes del río Orinoco fue un asunto a resolver, pues desde los inicios del siglo XX hubo varios intentos para llegar a ellas sin resultados. Finalmente, Rísquez Iribarren dio con el nacimiento del principal río de Venezuela, localizándolo en la Sierra Parima. Como testimonio del hallazgo dejó un libro de su autoría, Donde Nace el Orinoco.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

27 de noviembre de 1965

Inaugurado el Museo Casa Natal Andrés Eloy Blanco

alt

Hace 50 años, en Cumaná, estado Sucre, fue inaugurado el museo Casa Natal Andrés Eloy Blanco, cuyo principal promotor fue Manuel Saturnino Peñalver Gómez. En la actualidad en dicha casona cumanesa se observan diversos objetos del más afamado poeta venezolano del siglo XX, así como una estatua de Andrés Eloy Blanco efectuada por el escultor Hugo Daini.

 

26 de noviembre de 1826: Nace Juan Pablo Rojas Paúl

26 de noviembre de 1826

Nace Juan Pablo Rojas Paúl

alt

Tal día como hoy, hace 189 años, nació en Caracas Juan Pablo Rojas Paúl, político y abogado, quien fuera Presidente de la República desde 1888 hasta 1890.

Fue uno de los primeros civiles electos presidentes después de José María Vargas. Fundador de la Academia Nacional de la Historia, profesor universitario, Gobernador de Caracas, Ministro de la Corte Superior de Justicia del Estado Bolívar, Ministro de Hacienda y Ministro del Interior y de Justicia en los Gobiernos de Guzmán Blanco y Joaquín Crespo.

Su sucesor en la presidencia de la República, Raimundo Andueza Palacios, lo envió al exilio por haberse opuesto a sus intenciones continuistas. Juan Pablo Rojas Paúl murió en su misma ciudad natal el 22 de julio de 1905.

 

 

 

 

 

 

 

 

26 de noviembre de 1965

Decretado Día del Himno Nacional en Ecuador

alt

Tal día como hoy, hace 50 años, cuando se cumplía el primer centenario de la creación de la letra del Himno Nacional, la Junta Militar que regía entonces al Ecuador declaró el 26 de noviembre como el Día del Himno Nacional.

Compuesto en 1865 por el famoso poeta y novelista Juan León Mera y el músico de origen francés Neumane Marno, la obra fue proclamada como Himno Oficial de la República del Ecuador por el Congreso Nacional de ese país en 1948.

alt

 

 

 

 

 

 

 

 

 

26 de noviembre de 1988

Muere Antonio Estévez

alt

Hace 27 años murió en Caracas, a los 72 años de edad, el compositor guariqueño Antonio Estévez.

Alumno privilegiado del Maestro Vicente Emilio Sojo, Estévez completó sus estudios musicales en Europa y Estados Unidos. Actuó en la Banda Marcial Caracas con Pedro Elías Gutiérrez y junto al gran artista plástico Jesús Soto, produjo Cromovibrafonía múltiple, una obra de ambientación para el Museo de Arte Moderno de Ciudad Bolívar.

Su legado, además de las importantes composiciones para el repertorio nacional, entre las que destaca la Cantata Criolla, incluye la fundación del Orfeón Universitario de Caracas en 1943. Fue reconocido en 1949 y 1987, con el Premio Nacional de Música y recibió el doctorado Honoris Causa en Letras de la Universidad de Los Andes. También fundó y dirigió hasta 1979 el Instituto de Fonología Musical. 

 

25 de noviembre: Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

 

alt

El 17 de diciembre de 1999, la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) designó el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, e invitó a gobiernos, organizaciones internacionales y no gubernamentales a realizar en este día actividades dirigidas a sensibilizar al público con respecto al problema, recomendándola como una celebración internacional.

 

alt

 

La fecha fue escogida para homenajear a las hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal, conocidas como “Las Mariposas”, quien fueron asesinadas el 25 de noviembre de 1960, por órdenes del entonces dictador de República Dominicana, Rafael Leónidas Trujillo.

 

alt

 

Actualmente, millones de mujeres en todo el mundo son objeto de violación, violencia doméstica y otras formas de abuso, quedando frecuentemente oculta la extensión de esta práctica, sus dimensiones reales y la verdadera naturaleza del problema. Las cifras al respecto son alarmantes, y hay evidencias con respecto a que:

 

  • En el mundo, una de cada cuatro mujeres ha sido violada en algún momento de su vida.

  • Dependiendo del país, entre una y tres de cada cuatro mujeres son maltratadas físicamente en sus hogares de forma habitual por parejas, padres, hermanos o hijos.

  • Cerca de 120 millones de mujeres han padecido mutilaciones genitales.

  • Las violaciones han devastado mujeres, niñas y familias en los recientes conflictos en Ruanda, Camboya, Liberia, Somalia, Uganda, la antigua Yugoslavia, Irak y Libia.

 

alt

 

En Venezuela se han realizado importantes esfuerzos jurídicos a este respecto, prueba de lo cual es la aprobación de la vigente Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia. El Comandante Eterno, Hugo Chávez Frías, exaltó en múltiples oportunidades el rol fundamental de la mujer venezolana en nuestra sociedad, afirmando la importancia de que “el movimiento colectivo de las mujeres se vaya organizando mejor, desde abajo, desde la calle, cada esquina, cada barrio, fábrica, universidad, campo, cada día vaya tomando forma más clara, más fuerte, firme y más bella”, con miras a la defensa de sus derechos, entre los cuales es primordial el derecho a una vida libre de violencia.

 

alt

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

25 de noviembre de 1862

Debut en Nueva York de Teresa Carreño

alt

Tal día como hoy, hace 153 años, y con apenas 8 años de edad, debutó en el Irving Hall de Nueva York la prodigiosa pianista venezolana Teresa Carreño.

 

alt

 

El público que se congregó en aquel salón, a pesar de la lluvia pertinaz, no podía dar crédito a lo que estaba presenciando, y los mismos críticos no salían de su asombro. Uno de ellos, “crítico pesimista”, no se explicaba “cómo pueden alcanzar la octava esas manos, es un misterio, y sin embargo, esos pasajes se oían claros y correctos, no comprendo, ¡no puedo comprenderlo!”.

Esta ilustre pianista y compositora, nacida en Caracas el 22 de diciembre de 1853, vivió una intensa y fructífera existencia dedicada a la música. Entre sus obras más notables podemos mencionar Saludo a CaracasHimno a Bolívar, un vals dedicado a su hija, Teresita, el Cuarteto para cuerdas en si bemol y el Bal en rêve, Opus 26

 

alt

 

Teresa Carreño fue para su época una mujer muy adelantada y poco convencional para la idiosincracia caraqueña de aquel tiempo, hecho éste que le impidió triunfar en su patria como lo mereció. Falleció en Nueva York el 12 de junio de 1917. Sus cenizas fueron traidas a Venezuela en 1938, y desde 1977 reposan en el Panteón Nacional. El principal complejo cultural de Caracas, inaugurado en 1983, lleva su nombre.

 

alt

 

24 de noviembre de 1948: Rómulo Gallegos es derrocado de la Presidencia

 

alt

Tal día como hoy, hace 67 años, fue derrocado el gobierno presidido por Rómulo Gallegos quien, apoyado por el partido Acción Democrática (AD), había llegado al poder, siendo el primer gobernante venezolano en ser electo de manera directa, secreta y universal por el voto del pueblo. alt
alt AD había llegado al poder el 18 de octubre de 1945, al derrocar al gobierno democrático de Isaías Medina Angarita mediante un golpe de Estado fraguado junto con Marcos Pérez Jiménez y otros oficiales. Luego de gobernar durante poco más de año y medio, la Junta Revolucionaria de Gobierno convocó a elecciones, en las cuales Gallegos obtuvo el mandato.
El gobierno de Gallegos provocó el descontento en amplios sectores populares debido a la ausencia de solución efectiva a los problemas de la vida nacional, aunado al pacto hecho con el magnate estadounidense Nelson Rockefeller para hacer importantes concesiones a los monopolios de Estados Unidos (EEUU), y a una política exterior subordinada a la estrategia de “guerra fría” de ese país. alt
alt

Mediante un ultimátum, el Alto Mando militar pidió a Gallegos expulsar del país a Rómulo Betancourt, así como la prohibición al teniente coronel Mario Vargas de regresar del exterior y la desvinculación del Presidente del partido Acción Democrática.

 

 

Al negarse el Presidente Gallegos a aceptar esas condiciones, los militares le hicieron preso. El golpe militar no encontró ninguna resistencia. El apoyo popular a AD se había desintegrado debido a las inconsecuencias y debilidades del Gobierno.

El 24 de noviembre de 1948 se creó una junta militar de Gobierno integrada por los oficiales Carlos Delgado Chalbaud, Marcos Pérez Jiménez y Luis Felipe Llovera Páez. El nuevo Gobierno disolvió al partido Acción Democrática, estableció la censura a la prensa, suspendió las garantías constitucionales y sometió a severas limitaciones al resto de los partidos. alt
alt Después del asesinato del teniente coronel Carlos Delgado Chalbaud, la dictadura adquirió un carácter mucho más severo, a través del cual se estableció un régimen de terror, asesinato de opositores, torturas y persecuciones, bajo el mando de Marcos Pérez Jiménez, Laureano Vallenilla Lanz y Pedro Estrada, situación que se mantuvo hasta el 23 de enero de 1958, cuando una insurrección popular, con apoyo militar, puso fin a aquel período de nuestra historia política.
 

 

23 de noviembre de 1856 Muere Manuelita Sáenz, la Libertadora del Libertador

23 de noviembre de 1856
Muere Manuelita Sáenz, la Libertadora del Libertador

efemerides12
 

Hace 155 años dejó de existir Manuela Sáenz Aizpuru, patriota ecuatoriana   reconocida por la historiografía hispanoamericana como heroína de la Independencia de América del Sur. Es conocida también como la «Libertadora del Libertador», pues entre 1822 y 1830 fue la compañera sentimental de Simón Bolívar.

Hija de Simón Sáenz Vergara, español, y de la criolla María Joaquina de Aizpuru, Manuelita Sáenz había nacido en Quito un 27 de diciembre, en 1795 ó 1797 (al respecto hay discrepancia entre las fuentes). Su madre —sobre esto tampoco se tiene certeza histórica— murió el día que nació Manuela o, según otras versiones, dos años más tarde, por lo cual la niña fue entregada al Convento de las Monjas Conceptas (Real Monasterio de la Limpia e Inmaculada Concepción), en el que vivió los primeros años de su vida.

Completada su formación en el convento, pasó al monasterio de Santa Catalina de Siena (Quito), de la Orden de Santo Domingo, recibiendo la clase de educación que en aquellos tiempos se impartía a las señoritas de las familias pudientes de la ciudad. Aprendió a bordar, a elaborar dulces y a comunicarse en inglés y francés, habilidades y labores con las que se mantendría en sus años de exilio en Paita (Perú).

A los 17 años huyó del convento, al parecer, luego de ser seducida por un oficial del Ejército Real. Dos años más tarde, en diciembre de 1816, conoció en Quito a James Thorne, acaudalado médico inglés, veintiséis años mayor que ella, que entonces tenía 19 años. Su padre, por razones de conveniencia, de acuerdo a los usos de la época, pactó su boda para julio de 1817, celebrándose el matrimonio en Lima, ciudad que no conocía las condiciones «ilegítimas» de su nacimiento.

Por tal razón, Manuelita fue inicialmente aceptada en el ambiente aristocrático de la ciudad virreinal, donde se involucró de lleno en actividades políticas, en el marco del descontento creciente hacia las autoridades españolas, situación en la cual las mujeres ejercieron una gran influencia en los círculos virreinales, como ocurría usualmente en todo lo que tenía que ver con  la obtención de empleos y cargos para sus padres, esposos e hijos.

Informadas de los acontecimientos en el virreinato, muchas de aquellas damas, entre ellas Manuela, participaron de manera decidida en los movimientos revolucionarios, apoyando la causa de Bolívar en la Nueva Granada y de San Martín en el Perú. Manuela contribuyó decididamente en el cambio del Batallón Numancia, del cual formaba parte su hermano José María, hacia las filas patriotas. José de San Martín, luego de tomar Lima y proclamar su independencia el 28 de julio de 1821, le confirió a Manuelita Sáenz el título de Caballeresa de la Orden “Sol del Perú”.

Manuela regresó al Ecuador en 1821, para reclamar la parte que le correspondía como herencia. El 16 de junio de 1822 vería por primera vez a Simón Bolívar, durante la entrada triunfal del Libertador a Quito. Así describe el momento en su diario: “Cuando se acercaba al paso de nuestro balcón, tomé la corona de rosas y ramitas de laureles y la arrojé para que cayera al frente del caballo de S.E.; pero con tal suerte que fue a parar con toda la fuerza de la caída, a la casaca, justo en el pecho de S. E. Me ruboricé de la vergüenza, pues el Libertador alzó su mirada y me descubrió aún con los brazos estirados en tal acto; pero S. E. se sonrió y me hizo un saludo con el sombrero pavonado que traía a la mano”.

Al encontrarse de nuevo en un baile de bienvenida al Libertador, Bolívar le dirigió  estas palabras: «Señora: si mis soldados tuvieran su puntería, ya habríamos ganado la guerra a España». Poco después, Manuela y Simón Bolívar se convirtieron en amantes y compañeros de lucha. En 1823 Manuelita le acompañó al Perú y permaneció a su lado durante buena parte de las campañas, participando en ellas activamente, hasta culminar la gesta libertadora.

Manuela Sáenz combatió en la Batalla de Pichincha, recibiendo el grado de teniente de húsares del Ejército Libertador. Posteriormente luchó en Ayacucho bajo las órdenes del mariscal Antonio José de Sucre, quien le sugirió a Bolívar su ascenso a coronela, rango que le fue concedido.

Lograda la Independencia, Bolívar y Manuela se radicaron en la ciudad de Santa Fé de Bogotá, donde el 25 de septiembre de 1828, el Libertador sufriría un atentado que se frustró gracias a la valiente intervención de Manuelita. Sus enemigos políticos, conjurados para darle muerte aquella noche, fueron descubiertos por Manuela al entrar al palacio de San Carlos (actualmente sede de la Cancillería de Colombia). La valiente mujer se plantó frente a los rebeldes, dando tiempo a que Bolívar salvara su vida escapando por la ventana. Por estas acciones, el mismo Bolívar la llamó la Libertadora del Libertador.

Después del fallecimiento de Bolívar, el gobierno de Francisco de Paula Santander desterró a Manuelita Sáenz de Colombia, por lo cual hubo de marchar exiliada a Jamaica. Regresó a Ecuador en 1835, pero su pasaporte fue revocado, decidiendo entonces instalarse en el pueblo de Paita, al norte del Perú. Allí sería visitada por  personajes como el patriota italiano Giuseppe Garibaldi (quien la acompañó en sus últimos momentos), el escritor peruano Ricardo Palma (que se basó en sus relatos para redactar parte de sus Tradiciones peruanas) o el venezolano Simón Rodríguez. Durante los siguientes 25 años viviría de la venta de tabaco, de traducir y escribir cartas para los balleneros americanos que pasaban por la zona, de bordar y hacer dulces por encargo.

Manuelita Sáenz falleció el 23 de noviembre de 1856, a los 59 años de edad, en la población de Paita, Perú, durante una epidemia de difteria que azotó la región. Su cuerpo fue sepultado en una fosa común del cementerio local y todas sus posesiones fueron incineradas, incluyendo una parte importante de las cartas de amor de Bolívar y documentos de la Gran Colombia que aún mantenía bajo su custodia. Manuelita entregó a O’Leary gran parte de los documentos con que este elaboró la voluminosa biografía sobre el Libertador, de quien Manuela llegó a decir: «Vivo adoré a Bolívar, muerto lo venero».

El 5 de julio de 2010, durante la conmemoración del 199° aniversario de la firma del Acta de Independencia de Venezuela, fue colocado en el Panteón Nacional un cofre que contiene tierra de la localidad peruana de Paita, donde fue enterrada Manuela Sáenz. Estos restos simbólicos fueron trasladados por vía terrestre desde Perú, atravesando Ecuador, Colombia y Venezuela hasta arribar a Caracas, donde reposan en un sarcófago junto al Altar Principal, donde yacen los restos de Simón Bolívar. Adicionalmente, a Sáenz se le concedió póstumamente el ascenso a generala de división del Ejército Nacional Bolivariano por su participación en la guerra independentista, en un acto al que asistieron los presidentes de Ecuador y Venezuela.