18 de octubre de 1945: Derrocamiento de Isaías Medina Angarita

Tal día como hoy, hace 71 años, un grupo de oficiales, comandado por los Mayores Mario Vargas, Marcos Pérez Jiménez y Carlos Delgado Chalbaud, junto a los dirigentes del partido Acción Democrática, Rómulo Betancourt, Raúl Leoni, Luis Beltrán Prieto Figueroa y Gonzalo Barrios, derrocaron el gobierno del general Isaías Medina Angarita mediante un Golpe de Estado.

El golpe militar se inició al mediodía del 18 de octubre, con alzamientos en la Escuela Militar y el Cuartel San Carlos de Caracas, así como en la guarnición de Maracay. El gobierno, sorprendido por la conspiración, intentó resistir con algunos cuerpos de tropas y fuerzas policiales leales a Medina, pero los golpistas controlaron la situación rápidamente, por lo que Medina, persuadido de haber perdido el gobierno, entregó el mando.

Tras analizar la situación, Medina declinó atacar la Escuela Militar, y en la mañana del 19 de octubre, las noticias de que tanto la aviación como la plaza de Maracay se encontraban en manos de los alzados y que el Cuartel San Carlos había sido tomado por grupos de civiles insurrectos, determinaron su decisión de rendirse. Posteriormente, esa misma noche se constituyó en Miraflores una Junta Revolucionaria de Gobierno presidida por Rómulo Betancourt, la cual inició una nueva etapa en la vida política del país.

La mal llamada "Revolución de Octubre", derrocó por la fuerza un Gobierno que mostró algunos rasgos de vocación democrática, algo jamás conocido en Venezuela hasta aquel momento, y en su lugar permitió la instauración de un sistema que reforzó las desigualdades, propició el avance de los intereses  foráneos y la exclusión de la mayoría de la población de los beneficios de la sociedad y sus riquezas.

 

 

 

 

 

 

 

 

Hace 90 años nació en Uracoa, estado Monagas, Mateo Manaure, uno de los artistas modernos más importantes de la historia del arte venezolano.

A los 15 años comenzó a estudiar en la Escuela de Artes Plásticas y Artes Aplicadas, actual Escuela de Artes Visuales Cristóbal Rojas, donde se mantendría hasta 1946. Tomó contacto con las artes gráficas en el taller de Pedro Ángel González, de quien fue asistente, y desde esa época comenzó a participar en el Salón Arturo Michelena y el Salón Oficial de Arte Venezolano del Museo Bellas Artes de Caracas.

En 1947 fue el ganador en la primera edición del Premio Nacional de Artes Plásticas, y en ese mismo año viajó a París, Francia, donde realizó sus primeras obras dentro del abstraccionismo geométrico, estilo del cual fue precursor en el país. En 1950 participó en el grupo de Los Disidentes, junto a artistas como Alejandro Otero, Pascual Navarro, Carlos González Bogen, Perán Erminy, Rubén Nuñez, Narciso Debourg, Dora Hersen, Aimeé Batistini y J.R. Guillent Pérez.

En la emblemática avenida Libertador de Caracas se despliega el gran mural Uracoa (2011), reproducción horizontal de dos de las obras del mismo artista que recubre las escaleras de emergencia del edificio de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) ubicado en la ciudad capital. Sus trabajos, repartidos en museos y colecciones de todo el mundo, también forman parte del patrimonio cultural de la humanidad, con su imponente presencia en la Ciudad Universitaria, así como en muchas edificaciones públicas de todo el país. En su honor fue inaugurado en Maturín el Museo Mateo Manaure.

17 de octubre: Día Internacional para la erradicación de la Pobreza

El 17 de octubre es el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, escogido por la Organización de Naciones Unidas (ONU) en 1992 mediante la Resolución 47/196, y es una oportunidad para reconocer el esfuerzo y la lucha de las personas desprovistas de las ventajas materiales de la sociedad, así como para hacer oír sus preocupaciones y entender que son precisamente quienes viven en ella los que primero luchan contra la pobreza, que desde sus experiencias es posible actuar de manera más eficaz para combatir este flagelo mundial.

El tema para 2016 del Día Internacional para la erradicación de la Pobreza es: "De la humillación y la exclusión a la participación: Poner fin a la pobreza en todas sus formas", el cual se propone reconocer explícitamente que la pobreza es resultado, antes que de la falta de una sola cosa, de muchos diferentes factores interrelacionados y para entenderla en sus múltiples dimensiones es preciso ir más allá de observarla como la falta de ingresos o lo que se necesita para el bienestar material, como la alimentación, la vivienda, la tierra y otros activos.

El número de personas que viven en la pobreza se ha incrementado sobre los niveles previamente estimados, y las crisis actuales, tanto financiera como de seguridad alimentaria, comportan grandes amenazas para la humanidad. En tal sentido, el Comandante Eterno, Hugo Chávez Frìas, afirmó en octubre de 2012 que las protestas de "indignados" en varios países del mundo se debían a los perniciosos efectos del capitalismo. "El movimiento de los indignados ha convocado a concentraciones y marchas en medio mundo. Eso es el capitalismo: si la pobreza crece, el hambre crece. En Venezuela, la pobreza continúa bajando y ya no hay hambre", sentenció entonces el Líder de la Revolución Bolivariana.

 

 

 

 

 

 

17 de octubre de 1938

Entra en funcionamiento la Contraloría de La Nación

alt

Hace 78 años entró en funcionamiento la Contraloría de la Nación, creada durante el gobierno de Eleazar López Contreras, mediante la ley orgánica de hacienda nacional. El doctor Gumersindo Torres fue designado por el Congreso para ejercer el cargo de Contralor General.

Como se trataba de organizar algo enteramente nuevo, lo primero que hizo Torres fue diseñar unos modelos para la contabilidad fiscal y abrir el registro de empleados al servicio de la nación

 

 

 

 

 

 

 

17 de octubre de 1977

Plaza El Venezolano declarada monumento histórico nacional

alt

Hace 39 años, la plaza El Venezolano, situada en Caracas, fue declarada Monumento Histórico Nacional. Ese lugar, durante la época colonial, fue levantado el famoso convento de San Jacinto, desde cuyas ruinas el Libertador, Simón Bolívar, retó a la naturaleza después del terremoto de marzo de 1812, con una frase que ha quedado para la posteridad como símbolo de la firme voluntad de los venezolanos ante la adversidad: “Si la naturaleza se opone, lucharemos contra ella y haremos que nos obedezca”.

octubre 14, 1813: Simón Bolívar es nombrado Libertador

Hace 203 años el Gobernador de Caracas, Cristóbal Mendoza, en nombre del pueblo venezolano, nombró a Simón Bolívar Capitán General de los Ejércitos de Venezuela y le confirió el título de Libertador, en un acto que se celebró en la Iglesia de San Francisco, ubicada frente a la Asamblea Nacional en la Avenida Universidad, en la Esquina de San Francisco.

Bolívar solicitó al Congreso de la Nueva Granada un ejército con el cual planeaba liberar a Venezuela, que entonces se encontraba bajo el asedio español. Para ello le fue impuesta como condición liberar primero algunas regiones de la actual Colombia.

Posteriormente, tras llegar a Cúcuta, Bolívar entró a Venezuela por la cordillera de Los Andes, sufriendo los embates propios de las condiciones geográficas de la región. A su paso,  liberó los pueblos del occidente de Venezuela, constatando la barbarie cometida por los realistas en estas poblaciones después de la pérdida de la Primera República.

Al llegar a Trujillo escribió el "Decreto de Guerra a Muerte" y continuó su avance de manera decidida hasta la Ciudad de Caracas, a la cual arribó el 6 de agosto de 1813. A los pocos días, el 14 de octubre, recibió el honroso título, reflexionando acerca de lo cual escribió "Libertador de Venezuela: título más glorioso y satisfactorio para mí que el cetro de todos los imperios de la Tierra...".

13 de octubre de 1818: José Antonio Anzoátegui es ascendido a General de Brigada

Tal día como hoy, hace 198 años, el prócer José Antonio Anzoátegui recibió el despacho que confirmaba su ascenso al grado de General de Brigada del ejército republicano.

Tal fue el reconocimiento que el General Manuel Piar le dió por su valiosa participación en la Batalla de San Félix y la Campaña de Guayana de 1817.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hace 44 años un avión de la Fuerza Aérea Uruguaya, contratado por los jóvenes del equipo de rugby Old Christians, se estrelló en la cordillera de Los Andes.

De los 45 pasajeros, los que sobrevivieron al accidente tuvieron que enfrentarse a las duras condiciones climáticas de la zona durante 72 días, antes de ser finalmente localizados por el Servicio Aéreo y  Rescate de Chile, registrándose uno de los momentos más memorables en la historia del salvataje moderno.

Antes de eso, y para lograr sobrevivir, los 16 sobrevivientes se vieron obligados a alimentarse de los cadáveres de aquellos que perdieron la vida con el impacto de la caída del avión a tierra, o de aquellos que no soportaron los rigores del medio.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hace 709 años todos los Caballeros Templarios franceses fueron arrestados en sus residencias, luego que el rey de Francia, Felipe el Hermoso, de quien Bernard Saisset, obispo de Pamiers, dijo «no es ni un hombre ni un animal, sino una estatua», organizó la redada con mano de hierro.

La Orden del Temple, o de los Caballeros Templarios, había surgido dos siglos antes cuando, agrupados en torno a Hugo de Payens, algunos caballeros hicieron el voto de proteger los caminos que llevaban a Jerusalén, recuperados por los cruzados en el 1099. En 1119-1120, se fundó la orden del Temple en el mismo Jerusalén, donde se organizó y se dotó de su primera regla. Reconocida en 1128 por el concilio de Troyes, al que asistió San Bernardo, la orden alcanzó rápidamente el gran éxito, gracias sobre todo al notable organizador que fue Robert de Craon, quien obtuvo del papa numerosos e importantes privilegios, y en especial una total independencia con relación a los obispos.

En la época de Felipe el Hermoso, las finanzas reales eran caóticas. La avaricia del monarca, observada ya por sus contemporáneos, es reconocida en la actualidad por todos los historiadores objetivos La desgracia de los Templarios consistió en poseer riquezas ambicionadas por el rey.

Los Templarios se vieron traicionados por miembros de la misma Orden ávidos de bienes materiales, quienes confiaban en que el rey de Francia sabría agradecerles su prevaricación. La mayoría de las encomiendas de la orden en Europa eran grandes dominios rurales muy pacíficos de aspecto y fortificados en escasa medida. En realidad, los Caballeros del Temple no constituían una fuerza militar capaz de oponerse a una intervención de las tropas reales. Los Templarios, sorprendidos por la amplitud de las detenciones, no adivinaron en ningún momento el trágico destino que de ellas derivó.

alt

Tanto el Rey como el Papa ansiaban la riqueza acumulada a lo largo de los siglos por los “pobres caballeros de Cristo”, por lo que se aliaron para combatir un enemigo común y, luego, repartirse el botín. La Inquisición se encontraba en su apogeo y, por ende, bastaba con acusar de hechicería a la Orden y poner en marcha el macabro mecanismo, para que los Templarios fueran abandonando este mundo, la orden decayera y su inmensa riqueza pasara a otras manos.

En abril de 1314, solamente 31 días después del asesinato de Jacques de Molay (18 de marzo), el papa Clemente V murió en el castillo de Roquemaure, en el valle del Ródano. Y el 29 de noviembre del mismo año, Felipe el Hermoso falleció a causa de una apoplejía. Estos dos fallecimientos constituyeron un giro tanto en la historia del papado como en la del reino de Francia. Según la leyenda, Jacques de Molay les habría maldecido, emplazándolos a comparecer ante el tribunal de Dios en el plazo de seis meses.

12 de octubre: Día de la Resistencia Indígena

El 12 de octubre de cada año se conmemora el "Día de la Resistencia Indígena", destinado a  reivindicar la historia y la cultura de los pueblos originarios de América, junto con los aportes de las culturas africanas, asiáticas y europeas que conformaron el mestizaje que caracteriza, en mayor o menor grado, nuestras nacionalidades.

Este día fue establecido en el espíritu de reconocer nuestra autoafirmación americanista, contribuir al diálogo entre las civilizaciones y buscar tanto la paz como la justicia, siguiendo el mandato que especifica la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, a través de sus artículos: 107, 119, 126, 226 y el numeral 24 del artículo 236.

De acuerdo con el decreto 2028, de fecha 11 de octubre de 2002, la fecha se dedicará a homenajear y valorar a los pueblos indígenas de América, disposición que recupera la verdad histórica del proceso de conquista, realidad que por siglos permaneció oculta tras el velo de un discurso cuyo objetivo fue disolver los elementos básicos de nuestra identidad, tergiversando la historia hasta crear una percepción alienada que nos condujo a despreciar  nuestra verdad existencial.

La tesis que justifica esta corrección histórica parte de la constatación de que lo ocurrido el  12 de octubre de 1492 no fue un descubrimiento sino una circunstancia fortuita, pues la extraviada expedición de Cristóbal Colón llegó a las costas de una isla americana creyendo haber encontrado una nueva ruta a oriente, concretamente hacia la India, por lo que ni siquiera hubo en el navegante italiano intención de arribar al que luego sería el continente americano.

Más allá de esto, la venida de los europeos a nuestras tierras abrió, entre muchas otras, la posibilidad de una sangrienta dominación, que incluyó la imposición de una religión o creencia que, para vergüenza de sus fieles, fungió como instrumento de una opresión cuyos efectos nos han acompañado a lo largo de nuestra historia, incluso hasta hoy, doscientos años después de haber iniciado la recuperación de nuestra libertad social, política y económica.

Lo que pretende esta conmemoración, antes que celebrar, es honrar la memoria -perdida en la mayoría de los casos- de nuestros pueblos, sus hombres, mujeres y niños, que fueron diezmados impunemente por los invasores, exterminados bajo pretextos inmorales, lo que hizo desaparecer extensas y antiguas civilizaciones, con su cosmovisión, sus usos y costumbres, a través de un proceso que tuvo mucho de inhumano.

Culturas diferentes unificadas de manera forzosa, acusaron el lógico choque de costumbres que condujo al medio milenio de violencia y explotación que todavía hoy hace sentir sus efectos mediante la vergüenza de ser quienes somos, o a través de la estructura piramidal de muchas de nuestras sociedades, en las que el color de piel y el apellido continúan siendo factores determinantes de la posición, tanto social como económica.

En nuestros días, la creciente conciencia de nuestros pueblos ha acelerado el agotamiento del paradigma eurocentrista, y todo el continente americano experimenta el despertar de la dignidad, movida por el reconocimiento de haber arrastrado costumbres que no nos pertenecen y niegan a nuestros antepasados, quienes sostuvieron duras y desiguales luchas por evitar el sojuzgamiento al que finalmente fueron sometidos.

El Día de la Resistencia Indígena debe servir, cada año, para extender y profundizar la conciencia de nosotros mismos, quiénes fuimos, quiénes somos, y quiénes podemos ser: miembros de la raza nueva, curtida en el sufrimiento y la postergación y, precisamente por ello, idónea para la esperanza, la libertad y la revelación del espíritu creador que guíe a toda la humanidad en este nuevo milenio.