Tal día como hoy, hace 76 años, Venezuela y Colombia firmaron en Cúcuta el Tratado sobre demarcación de fronteras y navegación de los ríos comunes, por el cual nuestro país perdió una considerable porción de su territorio.

Según aquel documento, Venezuela cedió a Colombia más de 108.000 km2 de su territorio, luego que los partidarios del entonces Presidente, Eleazar López Contreras, quienes tenían mayoría en el Congreso, aprobaran aquel desaguisado, a pesar de las intervenciones en contra de diputados como Rafael Caldera, Pedro José Lara Peña y Andrés Eloy Blanco, entre otros, quienes calificaron el Tratado como un acto lesivo para la integridad territorial de Venezuela.

Andrés Eloy Blanco, con palabra profundamente nacionalista, empezó por señalar que en cien años Venezuela había perdido «la quinta parte de su territorio sin disparar un solo tiro», y agregó: «Este Tratado, si es leído por nosotros, debe ser leído también por el pueblo de Venezuela. Mi opinión es que este mapa no sólo debe venir aquí, sino que debe publicarse para que el pueblo de Venezuela sepa dónde empieza el río de la «Duda» y en dónde termina el río de sus dudas».

Otros diputados exigieron que la política diplomática de la Nación se hiciera del conocimiento del pueblo, pero quienes apoyaban la firma ignoraron tales advertencias.

Sin esperar la ratificación del Tratado, ese mismo día 5 de abril se encontraron en el Puente Internacional (entre San Antonio del Táchira y Cúcuta) los Presidentes Eduardo Santos, de Colombia, y Eleazar López Contreras, de Venezuela, haciéndose acompañar de amplias comitivas. Junto al Presidente venezolano asistieron el canciller, Esteban Gil Borges, el ministro de Educación, Arturo Uslar Pietri, y otros ministros, quienes con su presencia avalaron el absurdo despojo del cual se hizo objeto a nuestro país. El Tratado de límites sería finalmente aprobado por el Congreso venezolano el 18 de junio de 1941.