Gobierno Bolivariano

Hoy se celebra el Día del Tamunangue larense, forma danzaria-musical que se cultiva en poblaciones del estado Lara como El Tocuyo, Sanare, Curarigua, Carora y Barquisimeto, apreciándose en cada lugar con las variantes y el sentir impuesto por las tradiciones locales.

Este baile consta de ocho sones distintos: la batalla, la bella, la juruminga, el yeyevamos, el poco a poco, la perrendenga, el galerón y el seis por ocho o figuriao. La investigadora Isabel Aretz dice, refiriéndose a San Antonio de Padua, en cuyo honor se baila el tamunangue: "Cuando el santo cumple, se le paga con un velorio y un baile, que se celebran en la víspera y en su día, el 13 de junio. O incluso, con un novenario previo, ya sea que se guarde en una casa o en la iglesia".

La música del Tamunangue o "son de negros", muestra la huella afrovenezolana en algunos vocablos del coro y mediante la presencia del tambor cilíndrico de un parche. Los sones de negros contienen también elementos culturales de raíz hispánica que se aprecian en la variedad de instrumentos de cuerda, como el cuatro requinto, cuatros convencionales, medio cinco y cinco; y elementos de la cultura indígena, como las maracas, que reafirma la condición mestiza de esta creación de la tradición popular.

Para tocar el tambor de parche clavado, el ejecutante se sienta a caballo sobre el instrumento, echado en el suelo, y es acompañado por uno o dos ejecutantes más que, en cuclillas, percuten con palos el cuerpo del tambor.

 

 

 

 

 

 

 

Tal día como hoy, hace 85 años, nació en Maracay (estado Aragua) César Antonio Girón Díaz, torero venezolano, uno de los más famosos y reconocidos en el medio taurino, tanto en Venezuela como en el extranjero.

Se inició como matador de toros en 1945, y su primer gran triunfo se produjo el 1° de octubre de 1950, en una novillada criolla celebrada en el Nuevo Circo de Caracas. A partir de esa memorable tarde, Girón se convirtió en un héroe nacional, cosechando numerosos éxitos en las principales plazas taurinas del mundo. En 1951, viajó a España donde consiguió la consagración como matador. El 29 de septiembre de 1952, recibió la alternativa de manos de Carlos Arruza en la Monumental de Barcelona. Posteriormente, alcanzó el primer lugar en el escalafón de corridas realizadas en las temporadas de 1954 y 1956.

Se retiró en Caracas en 1966, más al poco tiempo anunció su regreso al mundo taurino como matador y empresario de corridas. Su última tarde triunfal se produjo en la Plaza Monumental de Valencia, estado Carabobo, en 1971, donde le tocó alternar con los toreros Antonio Bienvenida y Luis Miguel Dominguín. Ese mismo año murió en un accidente automovilístico entre Caracas y Maracay, en la autopista Regional del Centro (ARC), el día 19 de octubre de 1971.