Gobierno Bolivariano

23 de mayo de 1999 │Nace “¡Aló, Presidente!”

Tal día como hoy, hace 19 años, se produjo la primera transmisión del programa ¡Aló, Presidente!, a través del cual el Comandante Eterno, Hugo Chávez, estableció un canal de comunicación directa y constante con el pueblo venezolano, hecho sin precedentes en nuestro país y en América Latina, pues, a través de la señal de Radio Nacional de Venezuela (RNV), un mandatario moderaba un programa radial utilizando sencillas llamadas telefónicas, sorprendiendo al público gracias a la elocuencia, vivencias y reflexiones de su conductor, Hugo Chávez Frías.

Lo que inicialmente fue una propuesta radiofónica, se extendió luego a la televisión, y el Comandante Chávez convocó a todos los sectores a participar en los proyectos e iniciativas para avanzar hacia la construcción de la Patria Nueva. ¡Aló, Presidente! significó mucho para el sentir social venezolano, pues logró tomar en cuenta las necesidades y requerimientos de los humildes, por años silenciados e invisibilizados, gracias a lo cual mucha gente fue operada, en especial niños con distintos problemas físicos; otros recibieron viviendas, empleos y asistencia legal, y el pueblo encontró a su Primer Mandatario más allá de la esperanza, presente en la materialización de logros y la superación de problemas.

En las casi 400 ediciones del programa, el Líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez Frías, interactuó con miles de ciudadanos, recibiendo más de 990 llamadas al aire y atendiendo más de 25.000 cartas de personas que plantearon sus requerimientos desde cualquier rincón del país. Además, el Comandante Chávez visitó 259 localidades de todo el país y siete destinos del exterior para transmitir el programa, en el cual tuvieron participación más de 600 organizaciones sociales. El último ¡Aló, Presidente! tuvo lugar el 29 de enero de 2012.

 

 

 

 

 

 

Hace 205 años Simón Bolívar llegó triunfalmente a Mérida en su rutilante carrera hacia la gloria, y el pueblo lo aclamó como Libertador, siendo la primera vez que así se le llamaba, después de haber iniciado la Campaña Admirable el día 14 de mayo, partiendo desde Cúcuta (Colombia) al mando de 800 hombres, con el objeto de liberar a Venezuela del poder español, luego de la pérdida de la Primera República.

En Mérida, Bolívar fue aclamado por primera vez con el titulo de Libertador, y de todos los honores que recibiría en su carrera, aquel sería el único por el cual demostraría orgullo, pues consideró que sólo la responsabilidad y la gloria de ser Libertador, pudo hacerlo más combativo y constante de lo que era naturalmente.

Años después, cuando hubo de afrontar con angustia las divisiones, rencillas y conspiraciones que contra él y su proyecto emancipador se tramaron, y las disensiones que desgarraban a America del Sur adquirían cada vez más fuerza, la invocación de aquel título le libró de caer en las trampas de sus enemigos. Al rechazar la corona imperial que José Antonio Páez le ofreció en marzo de 1826, Bolívar respondió: "El título de Libertador es superior a todos los que ha recibido el orgullo humano", afirmación que ratificó en septiembre del mismo año, en carta dirigida a Francisco de Paula Santander: "Libertador es más que todo y, por lo mismo, yo no me degradaré hasta el trono".

 

 

 

 

 

Tal día como hoy, hace 119 años, y después de 7 años en el exilio, Cipriano Castro invadió el Táchira desde Colombia, en compañía de Juan Vicente Gómez, insurgiendo contra el gobierno de Ignacio Andrade e iniciando la que sería llamada Revolución Liberal Restauradora.

La acción, también conocida como la Invasión de los 60, por el número de hombres que cruzó la frontera, representó la primera participación masiva de los andinos en la política nacional y la finalización de la hegemonía del Liberalismo Amarillo.