Gobierno Bolivariano

Hace 89 años nació nació en Boconó (estado Trujillo) Fabricio Ojeda, luchador revolucionario venezolano, quien sería asesinado en 1966 por los esbirros del pacto de Punto Fijo en un calabozo del Palacio Blanco, en Caracas, donde se encontraba detenido.

Fabricio Ojeda fue el líder de la revolución popular del 23 de enero de 1958 que derrocó la dictadura del general Marcos Pérez Jiménez. Electo diputado, prefirió renunciar al parlamento antes de participar en la política proimperialista y antipopular del gobierno del pacto de Punto Fijo. Se incorporó a la lucha armada en las montañas de Lara y, detenido, fue condenado a prisión en la cárcel de Trujillo, de donde escapó para sumarse de nuevo a los destacamentos guerrilleros. Apresado nuevamente cuando intentaba evitar la división de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN), fue muerto en los calabozos del Palacio Blanco en manos de los esbirros al servicio de Acción Democrática (AD) y el Comite de Organización Partidista Electoral Independiente (COPEI).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tal día como hoy, hace 191 años, el Libertador, Simón Bolívar, renunció ante el Congreso de la Gran Colombia al cargo de Presidente de la República, habiendo ejercido el mando en Venezuela en virtud de las facultades extraordinarias de que había sido investido como presidente de la Gran Colombia.

El héroe remitió desde Caracas su renuncia al Congreso reunido entonces en Bogotá, mas dicho cuerpo no se la aceptó y le incitó a regresar a aquella capital con el fin de retomar la Presidencia.

 

 

 

 

 

 

 

 

Tal día como hoy, hace 90 años, la Federación de estudiantes de Venezuela (FEV), presidida por los bachilleres Raúl Leoni e Isaac J. Pardo, inició la Semana del Estudiante, que se celebró entre el 6 y 12 de febrero.

Los actos comenzaron con un desfile desde la Universidad Central de Venezuela (Caracas), situada en ese entonces en la esquina de San Francisco, hasta el Panteón Nacional, donde hizo uso de la palabra el bachiller Jóvito Villalba. Luego el desfile se dirigió a la Casa Natal del Libertador, donde habló el bachiller Rafael Angarita Arvelo, y después a la plaza Ribas en La Pastora, donde habló el bachiller Joaquín Gabaldón Márquez. En la noche hubo un acto solemne para coronar a la reina de los Estudiantes, Beatriz I (Beatriz Peña). Pronunció el discurso el bachiller Juan Oropeza, y Pío Tamayo recitó un emocionado poema cuyo texto fue asumido como un llamado a la rebelión contra la tiranía de Juan Vicente Gómez.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tal día como hoy, hace 86 años, nació en La Habana (Cuba) Camilo Cienfuegos Gorriarán, líder revolucionario que, junto a Fidel Castro, el Che Guevara, Raúl Castro y Juan Almeida, fue una de las figuras más emblemáticas de la Revolución Cubana, fundador del Ejército Rebelde y uno de sus jefes principales durante la Guerra de Liberación Nacional contra la dictadura de Batista. 

Conocido como "El Comandante del Pueblo", "El Señor de la Vanguardia", "Héroe de Yaguajay" o "el héroe del sombrero alón", desde 1954 formó parte de grupos universitarios contrarios al régimen de Batista, por lo que fue fichado por la policía política y hubo de emigrar a Estados Unidos y luego a México, donde se integró al grupo revolucionario que organizaba Fidel Castro.

Acompañó a Fidel en el viaje del Granma, tras el cual ambos desembarcaron en Cuba en 1956 para establecer un foco guerrillero en el este de la isla. Durante la ofensiva final contra la dictadura de Batista, Cienfuegos dirigió la llamada «Columna Antonio Maceo», que fue la primera unidad de los insurgentes que abandonó el refugio de Sierra Maestra. En unión con el Che Guevara, libró la decisiva batalla para tomar Santa Clara (1958), tras la cual les quedó expedito el camino hacia La Habana, donde entraron triunfantes el 2 de enero de 1959. 

Camilo Cienfuegos no podría ver los frutos de la Revolución por la que tanto había luchado, pues murió en un accidente de aviación en aquel mismo año, el 28 de octubre de 1959, cuando regresaba a La Habana. Tras ser requeridos sus servicios para organizar las fuerzas revolucionarias de Camagüey, el avión en que viajaba desapareció sin que nunca se encontrara ningún rastro del mismo.

La legendaria figura de Camilo Cienfuegos Gorriarán, el Señor de la Vanguardia y Héroe de Yaguajay, se acrecienta con el paso del tiempo. Entre sus muchas virtudes sobresalieron su fidelidad a la patria, a la Revolución y a Fidel. Su humilde extracción social, su temperamento jovial y su sonrisa franca, con la que ganaba amigos desde el primer encuentro, lo convirtieron desde muy temprano en uno de los más carismáticos dirigentes de la Revolución Cubana.