Gobierno Bolivariano

Hace once años, en el Capitolio Federal, el Comandante Eterno, Hugo Rafael Chávez Frías, juró como presidente de Venezuela para su tercer mandato consecutivo, correspondiente al período constitucional 2007-2013.

Vencedor en los comicios del 3 de diciembre del 2006 con 62.84 por ciento de los votos, ante la Asamblea Nacional anunció tal día como hoy una reforma constitucional que llevaría a Venezuela hacía el socialismo del siglo XXI. En esa misma sesión declaró la elaboración de un programa de nacionalizaciones de empresas estratégicas, que revertiría las privatización de las mismas realizada a principios de la última década del siglo XX.

 

 

 

 

 

 

 

 

Tal día como hoy, hace 158 años, murió el general Ezequiel Zamora, víctima de un disparo traicionero desde el campanario de la iglesia, cuando se encontraba en San Carlos (Cojedes), asediando a los restos derrotados del ejército de la oligarquía conservadora.

Ezequiel Zamora había nacido en la población de Cúa, estado Miranda, el 1º de febrero de 1817. Desde joven debió trabajar para ayudar al sostenimiento de su familia y, habiendo tenido contacto con las ideas políticas del Partido Liberal y leído acerca de la Historia Universal, informándose sobre la constante lucha de los pueblos por alcanzar la libertad, su relación con el pueblo le hizo comprender el descontento social ante la crisis económica que asolaba al país desde la guerra de la independencia.

El 7 de septiembre de 1846 Zamora se alzó en Guambra, proclamando las consignas “Tierra y hombres libres” y “Respeto al Campesino y Desaparición de los Godos”, lo que le haría ganar la devoción popular y el nombre de «General del Pueblo Soberano». Bajo su dirección, la campaña del Ejército Federal condujo a sucesivas derrotas de los godos en 1859. El 10 de diciembre de ese mismo año, en la batalla de Santa Inés (Barinas), quedaron diezmados los conservadores, y se abrió el camino hacia Caracas y la victoria definitiva. Después de Santa Inés, Zamora se dirigió hacia el centro del país a través de Barinas y Portuguesa, pero antes de aproximarse a Caracas resolvió desalojar a los restos conservadores de la ciudad de San Carlos.

Durante las acciones para la toma de la plaza, mientras dirigía una operación de aproximación a las trincheras enemigas, recibió un balazo en la cabeza disparado por un francotirador colocado en el campanario de la iglesia. El asesinato de Zamora fue producto de una conjura fraguada por la oligarquía conservadora, que se valió de una traición dentro de las filas liberales.

Su inesperado deceso cambió el rumbo favorable que llevaba la guerra para los federalistas y produjo la pérdida de quien para muchos fue el más importante líder popular del siglo XIX venezolano. Sus restos fueron trasladados a Caracas y colocados en la iglesia de la Santísima Trinidad, actual Panteón Nacional, el 13 de septiembre de 1872.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tal día como hoy, hace 137 años, fue inaugurado el Teatro Municipal de Caracas.

Durante el gobierno de Antonio Guzmán Blanco fue decretada la construcción del recinto, y el proyecto fue asignado al arquitecto francés Esteban Ricard. Con motivo de las festividades del centenario de la muerte del Libertador, en 1930 se llevó a cabo una remodelación importante bajo la dirección del ingeniero Ricardo Razetti. En 1949, debido a la ampliación de la avenida Bolívar y la construcción del Centro Simón Bolívar, el teatro sufrió la mutilación de su cuerpo frontal. Fué remodelado nuevamente en 1967, al de celebrarse 400 años de la fundación de Caracas.

En 1988 cerró sus puertas y entre 1989 y 1992 sufrió intervenciones menores. Ya para 1993, Fundapatrimonio, haniendo conformado para ello un equipo interdisciplinario, dio inicio a un proyecto de restauración integral. El Teatro Municipal fue declarado Monumento Histórico Nacional el 16 de febrero de 1979.