Gobierno Bolivariano

Tal día como hoy, hace 133 años, murió en Caracas Antonio Leocadio Guzmán, político y periodista venezolano, fundador del Partido Liberal, quien además fuera padre del llamado Ilustre Americano, Antonio Guzmán Blanco.

Antonio Leocadio Guzmán había nacido el 5 de noviembre de 1801, hijo de Josefa Águeda García y de Antonio de Mata Guzmán, natural de Jaén y capitán del batallón de la Reina acuartelado en Caracas. En 1812, debido a la difícil situación experimentada en Venezuela como consecuencia de la guerra de Independencia, fue enviado por su padre a España.

Educado bajo la tutoría de preceptores liberales, regresó a Caracas en 1823, relacionándose de inmediato con diversas personalidades de la vida nacional, procedentes tanto del sector liberal como conservador. En 1824, inició su carrera periodística en el diario El Constitucional, y sus opiniones le valieron un sometimiento a juicio ordenado por José Antonio Páez.

En 1825 fundó el periódico El Argos, órgano desde el cual hizo severas críticas a la política seguida en Bogotá por Francisco de Paula Santander, lo que le hizo ganar muchos lectores y lo acercó a Páez, quien le encomendó una misión ante el Libertador en el Perú. Allí escribió su Ojeada al proyecto de Constitución que El Libertador ha presentado a la República de Bolívar (1826), con interesantes comentarios que le valieron la admiración de Bolívar.

A su regreso a Caracas en octubre de 1826, reinaba  la división entre los sectores que apoyaban a Bolívar y el movimiento separatista conocido como La Cosiata, a los cuales finalmente se unió. Actuó como secretario de la Asamblea convocada en 1830 por los conspiradores caraqueños, que proclamó la separación de Venezuela de la Gran Colombia, desconociendo la autoridad del Libertador y nombrando a Páez como jefe supremo de la República.

En el gobierno estructurado por Páez en 1830, Guzmán fue nombrado oficial mayor de la Secretaria de Interior, Justicia y Policía. Al asumir la Presidencia José María Vargas (1835), Guzmán fue llamado para integrar el nuevo gobierno y confirmado en su cargo, pero su ambigua posición ante la Revolución de las Reformas (julio de 1835), hizo que Vargas lo apartara del gabinete inmediatamente después de su regreso del exilio.

El 25 de mayo de 1839, durante la segunda presidencia de Páez, fue nombrado oficial auxiliar de Relaciones Exteriores, cargo del cual fue destituido en febrero de 1840. Al quedar libre de compromisos con el gobierno, Guzmán participó en la fundación de la Sociedad Liberal de Caracas y de su órgano de expresión, el periódico El Venezolano, cuya dirección asumió.

Guzmán fortaleció entonces su posición liberal en contra del sector conservador y, especialmente, frente el gobierno presidido por José Antonio Páez. Por tal motivo, entre 1840 y 1845 concibió en El Venezolano una serie de principios, que al final  constituirían las bases programáticas del Gran Partido Liberal de Venezuela.

En septiembre de 1846 comenzó a promover su candidatura presidencial, pero fue detenido y acusado de conspiración en primera clase, por lo cual fue sentenciado a muerte en marzo de 1847. Al encargarse Monagas de la presidencia, le conmutó la pena de muerte por la expulsión perpetua del territorio nacional y, en enero de 1848, le concedió el indulto.

Una vez de regreso al país, Guzmán fue nombrado por el propio Monagas ministro del Interior y Justicia (1849), asumiendo luego la vicepresidencia de la República. Bloqueado en sus aspiraciones presidenciales por los hermanos Monagas, Guzmán obtuvo en las elecciones de 1851, sólo 65 votos a su favor contra 203 obtenidos por José Gregorio

En 1858 fue expulsado del país junto con los principales jefes liberales. Durante el transcurso de la Guerra Federal (1859-1863) permaneció en el exterior; hasta principios de 1860 en las Antillas y luego, en Nueva Granada, donde fundó el periódico El Colombiano, en el que dedicó especial atención a la propaganda liberal y a la reconstrucción de la Gran Colombia.

En 1864, de nuevo en Caracas, se incorporó al Congreso Constituyente de la Federación, cuya presidencia ejerció. En junio de 1865 salió hacia el Perú, de donde pasó a Inglaterra en una misión oficial relacionada con la deuda pública externa venezolana.

En 1868, con motivo del triunfo de la Revolución Azul y con el nuevo gobierno monaguista, Guzmán sufrió un breve exilio en Curazao (1869-1870), interrumpido por la Revolución de Abril de 1870, a raíz de la cual su hijo, Antonio Guzmán Blanco, conquistó el poder.

El 3 de mayo de 1873 recibió honores al serle otorgado por el Congreso Nacional el título de Ilustre Prócer de la Independencia Americana. En 1883, estuvo en la plaza El Venezolano de Caracas cuando fue develada su propia estatua, siendo además, al morir, uno de los primeros ocupantes del Panteón Nacional, donde fue sepultado el 18 de noviembre de 1884.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tal día como hoy, hace 67 años, murió asesinado Carlos Román Delgado Chalbaud Gómez, militar y político venezolano, quien llegó al poder a raíz del golpe de Estado que derrocó a Isaías Medina Angarita, el 18 de octubre de 1945.

Nacido en Caracas el 20 de enero de 1909, fue hijo del general Román Delgado Chalbaud y de Luisa Elena Gómez Velutini. Cuando tenía cuatro años de edad, su padre fue encarcelado en La Rotunda por orden del general Juan Vicente Gómez. Su familia hubo de exiliarse en París, donde realizó sus estudios secundarios en el Lycée Lakanal.

En 1927, luego de ser liberado, Ramón Delgado Chalbaud se reunió en París con su familia, e inició los preparativos de una invasión para derrocar a Gómez. En este ambiente conspirativo,  Delgado Chalbaud conoció en persona a exiliados venezolanos residentes en Europa, como José Rafael Pocaterra y Rufino Blanco Fombona, así como a algunos miembros de la denominada “generación del 28”, que llegaron a París a raíz de los acontecimientos de febrero y abril de 1928, entre otros, Armando Zuloaga Blanco y Miguel Otero Silva.

Delgado Chalbaud fue miembro de la expedición del Falke, la cual desembarcó el 11 de agosto de 1929 en las costas de Cumaná, con el objeto de derrocar la dictadura de Juan Vicente Gómez. Al fracasar la operación, donde se produjo además la muerte de su padre, regresó a París y completó sus estudios de ingeniería en la École des Travaux Publics.

Trató sin éxito de encabezar un nuevo plan de invasión a Venezuela, para lo cual entró en contacto con los amigos de su padre y viajó a Barcelona (España), donde estableció lazos de amistad con Rómulo Gallegos.Tras la muerte del general Gómez regresó a Venezuela, y el presidente Eleazar López Contreras, antes de incorporarlo a las Fuerzas Armadas, lo envió nuevamente a Francia a completar sus estudios.

El 18 de octubre de 1945, siendo capitán jefe de estudios de la Academia Militar de Caracas, se alzó en armas contra el gobierno del Presidente Isaías Medina Angarita y formó parte de la Junta Revolucionaria de Gobierno, encargándose además del Ministerio de Guerra y Marina, cuya denominación pasó a ser la de Ministerio de Defensa.

Sería ratificado en ese cargo por el presidente Rómulo Gallegos en febrero de 1948 y, debido a su ascendente en el mundo militar, aglutinó a su alrededor la creciente oposición al gobierno de Acción Democrática. El golpe de Estado perpetrado por las Fuerzas Armadas el 24 de noviembre de 1948, mediante el cual fue derrocado Rómulo Gallegos, llevó a Delgado Chalbaud a asumir el poder como presidente de la Junta Militar de Gobierno, la cual integró junto a Pérez Jiménez y Luis Llovera Páez.

A comienzos de 1950 se buscaba un acuerdo para convocar a elecciones, disolver la Junta Militar y entregarle la Presidencia a un candidato de entendimiento entre los partidos políticos y las Fuerzas Armadas, que sería el propio Delgado Chalbaud, quien se había perfilado como una personalidad política de gran importancia.

Sin embargo, el 13 de noviembre de 1950, Delgado Chalbaud fue secuestrado por un grupo encabezado por Rafael Urbina López, y posteriormente asesinado en una casa cuyo dueño era Antonio Aranguren, en la urbanización Las Mercedes, en Caracas.