Gobierno Bolivariano

Tal día como hoy, hace 196 años, se produjo en Panamá el Primer Grito de Independencia de la Villa de Los Santos, un alzamiento popular contra el gobierno colonial español en la Provincia de Los Santos, hecho que, según la tradición popular, fue encabezado por Rufina Alfaro (lo cual históricamente no ha sido comprobado en su totalidad), y que desencadenó movimientos similares en varias ciudades panameñas, lo que culminaría con la Independencia de Panamá, el 28 de noviembre de 1821.

Para la época de aquellos sucesos en la Villa de los Santos, el abuso continuo de los gobernantes causó la grave situación económica del Istmo, debido a las grandes restricciones que imponía España, generando una lamentable miseria. El surgimiento de líderes de Nuestra América como Simón Bolívar, José de San Martín y Francisco Miranda, entre otros, así como la Declaración de Independencia de los Estados Unidos y la Revolución Francesa, alentaron las aspiraciones de independencia de las naciones subyugadas de América.

En julio de 1821 había muerto el cruel y sanguinario virrey Juan de Sámano, perseguidor acérrimo de quienes tuviesen ideas de independencia en Panamá, el cual fue sucedido por Juan Sebastián Murgeon, momento que marca una época en la cual se cimentan varias sociedades patrióticas y se instala la libertad de prensa.

Uno de los principales líderes de estas sociedades, Francisco Gómez Miró, publicó un manifiesto para promover la Independencia de Panamá del Imperio Español, impulsando las condiciones para la primera gesta independentista de Panamá.

Luego de proclamar ciudad independiente a la Villa de los Santos, el Cabildo Abierto invitó a todos sus miembros, además de los concejales, a deliberar acerca de la escogencia de Don Segundo Villareal como jefe de las nuevas fuerzas libertadoras, quien era partidario de libertar la Villa de los Santos al precio que fuese, incluso exponiendo su propia vida.

La noticia del Grito de Independencia de la Villa de Los Santos se difundió por todo el territorio panameño y fue respaldada por los pueblos de Las Tablas, Macaracas, Las Minas, Parita, Ocú, Penonomé, Pocrí, Pesé, Natá de los Caballeros, San Francisco de Veraguas y Alanje, en la provincia de Chiriquí.

Las consecuencias más importantes del Primer Grito de Independencia de la Villa de Los Santos fue la emancipación de otros pueblos del interior, pero la repercusión más importante de este acontecimiento fue la Independencia de Panamá, lograda de forma definitiva el 28 de noviembre de 1821.

Actualmente, en Panamá la celebración del 10 de noviembre tiene como epicentro la Heroica Villa de Los Santos. Sin embrago, esta fecha es celebrada en todo el país, especialmente en los distritos de San Miguelito, La Chorrera, Bugaba y en el corregimiento de Juan Díaz en la Ciudad de Panamá.

Existe un gran debate en la nación del Itsmo sobre la existencia de Rufina Alfaro, cuya autenticidad afirman muchos historiadores panameños. De igual manera, hay otro gran grupo que duda de su existencia y sobre todo de su participación en el Grito de Independencia de La Villa de Los Santos. La razón de ello es que no existe documentación escrita sobre si existió o no existió esta emblemática mujer, lo que pone en tela de duda su veracidad. Por tal razón, muchos historiadores le atribuyen directamente el Grito de Independencia de La Villa de Los Santos a Segundo Villareal, omitiendo la figura de Alfaro de este proceso independentista.

El Libertador, Simón Bolívar, al enterarse de aquel primer acto emancipador de Panamá de la Corona Española, llamó a la Villa de Los Santos la "Ciudad Heroica", de donde nace precisamente el nombre de "La Heroica Villa de Los Santos", con el cual también se le conoce a ese histórico lugar.

 

 

 

 

 

 

 

 

Hace 188 años el Gran Mariscal de Ayacucho, Antonio José de Sucre, redactó su testamento, mientras se encontraba en Bogotá (Colombia).

En el documento, el héroe dispuso que su hija Teresita fuese su única heredera y que la espada que le obsequiase el Congreso de Colombia le fuera entregada al Libertador, Simón Bolívar.

Tales deseos se verían solo parcialmente cumplidos, pues Bolívar falleció apenas meses después que Sucre fuese asesinado a traición en la montaña de Berruecos, el mismo añ de 1830, y los restos de este último apenas serían llevados en 1832 al Convento del Carmen Bajo, en la capital ecuatoriana, para posteriormente ser trasladados a la Catedral Metropolitana de Quito, donde ocupan una capilla.

 

 

 

 

 

 

 

Hace 200 años El Libertador, Simón Bolívar, mediante un discurso, instaló en Angostura, actual Ciudad Guayana, el Consejo de Estado con el que se inauguraría la Tercera República.

Tres meses antes, Bolívar había llegado a esa ciudad, tras el triunfo militar de la Campaña de Guayana, alcanzado por Piar, Bermúdez, Mariño y Arismendi, los mismos caudillos orientales que seis meses antes lo habían desafiado infructuosamente con el Congresillo de Cariaco.

Ante el recién instalado Consejo de Estado, aquel 10 de noviembre de 1817, El Libertador pronunció un discurso en el que planteó la creación de las instituciones necesarias para organizar al Estado y garantizar la gobernabilidad.

Además, evaluó la situación global de la guerra, anunció una distribución de bienes para los integrantes del ejército patriota y declaró a la ciudad de Angostura como capital provisional del país, rol que esa localidad cumplió hasta 1821.

 

 

 

 

 

Hace 183 años nació en Buenos Aires (Argentina) el poeta, político y periodista José Hernández, autor de Martín Fierro, obra cumbre de la literatura gauchesca.

Hernández participó en el levantamiento militar del coronel López Jordán contra el gobierno de José Sarmiento, fue diputado provincial y, en 1880, siendo presidente de la Cámara de Diputados, favoreció la aprobación del proyecto de ley de federalización, con Buenos Aires como capital de la nación.

En los versos del Martín Fierro se reflejan todas las facetas de la vida en la pampa y, gracias a este poema, el gaucho se convirtió en un emblema de la argentinidad. Para conmemorar el natalicio de Hernández, todos los 10 de noviembre se celebra en ese país el día de la Tradición Argentina. José Hernández falleció en su ciudad natal el 21 de octubre de 1886.

 

 

 

 

 

 

Hace 534 años nació en Einsleben (Alemania) Martín Lutero, teólogo y fraile católico agustino que comenzó e impulsó la reforma religiosa en Alemania, y en cuyas enseñanzas se inspiró la Reforma Protestante y la doctrina teológica y cultural denominada luteranismo.

Apasionado estudiante de la Biblia, Lutero se convirtió en teólogo, abocándose a la enseñanza del texto sagrado. En 1510, tras una visita a Roma, profundamente decepcionado por la corrupción que observó en el Vaticano, cuestionó la autoridad del Papa  exponiendo en el portal de la iglesia de Wittenberg 95 tesis que, entre otros cambios, proponían la libre interpretación de la Biblia.

Aquellas tesis de Lutero fueron traducidas rápidamente al alemán y ampliamente copiadas e impresas. Al cabo de dos semanas se habían difundido por todo el país y, pasados dos meses, por toda Europa, siendo uno de los primeros casos de la historia en los que la imprenta tuvo un papel importante, pues facilitó una distribución más sencilla y amplia de aquel documento.

Por tales razones, Lutero fue condenado y excomulgado, pero su prédica recibió un apoyo creciente, especialmente en el mundo sajón, lo cual le salvó de las piras de la Inquisición.