Gobierno Bolivariano

Hace 202 años el Libertador, Simón Bolívar, envió desde Kingston, ciudad en la que se hallaba entonces asilado, el escrito conocido como Carta de Jamaica, donde expone con clarividencia y penetración sociopolítica sus tesis acerca del continente americano, en una carta dirigida “a un caballero de esta isla” quien, según investigaciones históricas, fue un ciudadano británico llamado Henry Cullen.

La Carta de Jamaica contiene un denso análisis de las perspectivas de los países hispanoamericanos, para los cuales la victoria, tras cuatro años de guerra revolucionaria, Bolívar juzgaba inevitable. El Libertador criticó en ella de manera severa al sistema colonial, pues las prácticas comerciales españolas se basaban en una política  orientada a la explotación y el monopolio, sin incentivar la industria, los oficios, ni la manufactura.

La Carta de Jamaica constituye un manifiesto político en torno al alcance y objetivos de la emancipación, al que en 2005, durante la primera Cumbre de Petrocaribe, celebrada en Jamaica para conmemorar el 190 aniversario de la histórica misiva, el Comandante Eterno, Hugo Chávez Frías, se refirió afirmando que en ella “el Libertador nos dejó una guía hacia la libertad y prosperidad", y destacó el llamado a la necesaria unidad para enfrentar tiempos difíciles, con el objetivo de garantizar el futuro de nuestros pueblos.

“La Carta de Jamaica es un documento de obligada lectura”, enfatizó en esa oportunidad el Comandante Chávez, añadiendo que "en la respuesta al ciudadano británico Henry Cullen, Bolívar indica el camino de la soberanía, y (...) nos obligamos a intentar el uso soberano de los recursos naturales energéticos, en busca del desarrollo social".

 

Yo deseo más que otro alguno ver formar en América la más grande nación del mundo, menos por su extensión y riquezas que por su libertad y gloria.

 

 

Kingston, 6 de septiembre de 1815