Gobierno Bolivariano

El 4 de septiembre se celebra el día del Empleado Público venezolano, fecha escogida para reconocer el desempeño del personal que labora en la administración pública, fortaleciendo las instituciones a través del servicio a la Patria.

El término empleado público se refiere a los diferentes grupos de trabajadores que prestan servicio en los distintos organismos, sean ministerios, institutos autónomos, municipalidades e instituciones públicas.

El Día del empleado público intenta reconocer a quienes han dedicado gran parte de sus vidas a las instituciones, creciendo con ellas, formando familias y fortaleciendo los valores y principios que han ido forjando la construcción de nuestro país.

 

 

 

 

 

Tal día como hoy, hace 143 años, falleció en París (Francia) Manuel Antonio Carreño Muñoz, músico, pedagogo y diplomático venezolano, quien también fue el padre de Teresa Carreño, aclamada pianista y compositora, a la cual él mismo entrenó en las artes musicales, además de impulsar su carrera artística.

Nacido en Caracas en el año 1812, Carreño alcanzó durante su vida gran preponderancia,  particularmente en el ámbito de la diplomacia y la pedagogía, fundando el prestigioso Colegio Roscio, además de servir como traductor de obras como la Introducción al método para estudiar la lengua latina, de J.L. Burnouf.

Con la publicación en 1853 de su Manual de urbanidad y buenas costumbres, Carreñó ha contribuido a enseñar y adiestrar a muchas  personas en el manejo de las buenas costumbres, a través de una obra que ha sido fundamental para la educación de decenas de generaciones de venezolanos. Manuel Antonio Carreño fue Ministro de Relaciones Exteriores y Ministro de Hacienda de Venezuela, pero tras su renuncia a este último cargo a causa de la Guerra Federal, salió del país, viviendo en Nueva York y luego en París, donde falleció.

 

 

 

 

 

Hace 112 años nació en Barinas Alberto Arvelo Torrealba, poeta, abogado, político, diplomático, educador y crítico literario venezolano,  autor del célebre poema Florentino y el diablo.

Arvelo Torrealba compuso innumerables partituras que recogen el folclore de la región de los llanos, habiéndose destacado por el uso de formas métricas de larga tradición popular, heredadas de nuestro pasado hispánico: el octosílabo, la copla y la décima o el corrido. Su obra poética refleja, principalmente, la tradición y costumbres de esa región venezolana, así como la vida del llanero.

En 1940 publicó su obra más famosa, el poema Florentino y el diablo, del cual haría dos versiones más, en 1950 y 1957. La obra, en la que el llanero Florentino se bate a duelo de canto con el diablo, fue el punto de partida de la Cantata criolla, obra sinfónica de Antonio Estévez. Alberto Arvelo Torrealba falleció en Caracas el 28 de marzo de 1971.

 

 

 

 

 

Tal día como hoy, hace 47 años, Salvador Allende ganó las elecciones presidenciales de Chile, gracias al masivo apoyo ciudadano al proceso de reformas que propuso a ese país sureño.

De esa manera, por primera vez en la historia, y en medio de la expectativa nacional e internacional, un político socialista y marxista llegaba al gobierno a través del voto universal y democrático. El gobierno de Allende inició la denominada "vía chilena al socialismo", que despertó una frontal oposición, siendo sistemáticamente saboteado tanto nacional como internacionalmente por los agentes de la reacción y el imperialismo norteamericano, hasta ser finalmente derrocado mediante el golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973.