Gobierno Bolivariano

Tal día como hoy, hace 484 años, el conquistador Francisco Pizarro ordenó la muerte por garrote del emperador inca Athualpa, hijo del emperador inca Huayna Capac y de Tupac Pacila, princesa de Quito (Ecuador).

Al morir su padre, Atahualpa recibió como herencia el reino de Quito mientras su hermanastro Huáscar gobernaba el Cuzco (Perú). Las diferencias entre los dos provocó una larga guerra civil. Cuando Atahualpa supo la llegada de los conquistadores trato de pactar la paz con Huáscar, lo que fue imposible y se dio la batalla de Catabamba con victoria para el ejército de Quito al mando de  Athualpa.

Pizarro invitó al Inca a una entrevista en Cajamarca con la intención de capturarlo. Confiado Athualpa, concurrió con su séquito desarmado, y al entrar en la plaza, el fraile Vicente de Valverde le exigió que se sometiera a los españoles y aceptara el cristianismo. Athualpa se negó y Pizarro, que había preparado una emboscada con sus tropas, dio orden de atacar, produciéndose una terrible matanza de miles de los hombres del Inca. Athualpa fue apresado y condenado a la hoguera, pena que se cambió por el garrote vil. La muerte de Atahualpa facilitó la conquista del Cuzco y Quito por parte de los españoles.

 

 

 

 

 

 

 

 

Tal día como hoy, hace 124 años, nació en la ciudad de Trujillo Laudelino Mejías, músico y compositor, autor del famoso vals Conticinio.

Laudelino Mejías estudió en la Escuela Filarmónica de su ciudad natal, para sistematizar las nociones que le había enseñado su padre Aparicio Lugo, también músico. Ya en 1916 era director de la Banda del Estado Trujillo. Estando en Valera compuso en 1921 la pieza que le ha hecho más famoso.

Entre 1930 y 1933 dirigió la Banda de Ciudad Bolívar y continuó su carrera musical desarrollando una obra muy prolífica. En 1956 recibió el Premio Lira de Plata en la concha acústica de Caracas, reconocimiento que le fue otorgado por la ya citada Conticinio, que es considerada como uno de los mejores valses venezolanos.