Tal día como hoy, hace 201 años, murió en la prisión de La Carraca, en Cádiz (España), el Precursor de la Independencia Hispanoamericana, Francisco de Miranda, como consecuencia de un ataque de apoplejía.

Miranda fue uno de los hombres más brillantes de su época, quien tuvo participación protagónica en grandes acontecimientos historicos como la Independencia de los Estados Unidos, la Revolución Francesa y la lucha por la libertad de Hispanoamérica.

Al frente del ejército patriota fue derrotado por los españoles, y sería acusado de traición por sus propios compatriotas al firmar un armisticio en julio de 1812. Murió mientras cumplía la condena impuesta por tribunales españoles, y se supone que haya sido enterrado en una fosa común.

Francisco de Miranda fue sin duda el revolucionario americano de mayor universalidad y el gran precursor de la emancipación de Nuestra América.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hace 228 años el pueblo de París (Francia) decidió terminar con la prisión del Estado francés, una vieja fortaleza conocida como la Bastilla, que representaba todas las iniquidades, atropellos e injusticias del absolutismo.

Aquel hecho fue conocido como Toma de la Bastilla y su caída en manos de los revolucionarios supuso simbólicamente el fin del Antiguo Régimen monárquico y el punto inicial de la Revolución Francesa.

Desde hace más de un siglo se celebra este día en París un desfile militar que recorre la avenida de los Campos Elíseos y en todas partes hay bailes y fuegos artificiales, en conmemoración de la fecha nacional de Francia.

 

 

 

 

 

 

 

 

Hace 104 años nació en Buenos Aires (Argentina) Juana Sujo, actriz y directora teatral, fundadora del teatro profesional en Venezuela.

En 1922 se trasladó a Alemania y estudió piano, idiomas y teatro. En 1933 regresó a Argentina y ganó el Premio Municipal de Teatro por su actuación en la pieza teatral Tórtola.

En 1949 se mudó a Venezuela para trabajar como actriz en la película La balandra Isabel llegó esta tarde. En 1950 fundó el Estudio Dramático y cuatro años más tarde fundó la Sociedad Venezolana de Teatro y fue directora del Teatro Los Caobos. Es una de las principales contribuyentes del Teatro Nacional, en cuyo homenaje muchas salas en Venezuela llevan su nombre. Juana Sujo falleció en Caracas el 11 de julio de 1961.