Gobierno Bolivariano

27 de junio │ Día Nacional del Periodista

Hoy 27 de junio se celebra en Venezuela el Día Nacional del Periodista, en homenaje a la aparición, ocurrida en 1818, del primer número del Correo del Orinoco, periódico creado por el Libertador, Simón Bolívar, en cuyo emprendimiento contó con la colaboración de Juan Germán Roscio y Cristóbal Mendoza, entre otros.

Esta fecha fue acordada por la Asociación Venezolana de Periodistas en apoyo a una propuesta de Guillermo García Ponce quien, desde el Cuartel San Carlos, donde se encontraba preso, envió a la cuarta Convención Nacional de la Asociación Venezolana de Periodistas (AVP), que se realizaba entonces en Valencia (estado Carabobo), una moción para que el Día del Periodista se celebrara el mismo día de la primera aparición del Correo del Orinoco.

La Ley de Ejercicio del Periodismo, ratificada por sentencia de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia en julio de 2004, establece en su artículo 40 que ”El Día Nacional del Periodista Venezolano será el 27 de junio de cada año, en conmemoración del nacimiento de El Correo del Orinoco en 1818".

La historia del periodismo venezolano comprende ya varios siglos, en cuyo transcurso se han dado grandes debates de pensamiento e ideas, que han ido tejiendo  a través del tiempo una tradición libertaria que hace de Venezuela una referencia continental en el proceso de emancipación colectiva, con absoluta libertad, pluralidad y variedad de prensa.

 

 

 

 

 

 

 

 

Hace 200 años apareció por primera vez el Correo del Orinoco, periódico venezolano que circuló desde el 27 de junio de 1818 hasta el 23 de marzo de 1822, durante la Guerra de Independencia de Venezuela, y fue creado por El Libertador, Simón Bolívar, como órgano propagandístico de la Tercera República, y para contrarrestar la influencia de la Gaceta de Caracas, periódico al servicio de la Corona Española.

En septiembre de 1817, Bolívar le escribió a Fernando Peñalver, quien se encontraba entonces en Trinidad: "Mándeme usted de un modo u otro una imprenta que es tan útil como los pertrechos". En octubre la imprenta ya estaba en Angostura (la actual Ciudad Bolívar) y el 27 de junio de 1818 salía a la calle el Correo del Orinoco, impreso en una lamentable máquina movida a brazo y con cuatro páginas de papel de hilo, gracias al cual se ha conservado para la posteridad. “Somos libres, escribimos en un país libre y no nos proponemos engañar al público”, fue el lema de aquella publicación, pionera del periodismo en nuestro país.

En total se editaron 133 números: 128 regulares y 5 extraordinarios, correspondiendo los últimos a importantes acciones militares como las de Boyacá y Carabobo.

En honor a la importancia que tuvo el Correo del Orinoco, el 27 de junio se celebra en Venezuela el Día Nacional del Periodista. En nuestros días ha reaparecido el Correo del Orinoco como una publicación de circulación diaria lanzada el 30 de agosto de 2009, y que forma parte del Sistema Nacional de Medios Públicos de Venezuela.

14 de junio de 1928 │ Nace Ernesto "Che" Guevara

Tal día como hoy, hace 90 años, nació en Rosario (Argentina) Ernesto Guevara de la Serna, o simplemente Che Guevara, como sería mundialmente conocido, quien sobresalió por su gran espíritu revolucionario y su ansia de conocer y resolver los problemas de los más pobres, sometidos históricamente a la opresión y el desprecio de clases sociales y políticas cuyo único horizonte es la acumulación de bienes y privilegios mediante la explotación del hombre por el hombre.

Participó en la oposición contra Juan Domingo Perón en su natal Argentina, y desde 1953 viajó por Perú, Ecuador, Venezuela y Guatemala, constatando de primera mano la miseria dominante entre las masas de Iberoamérica y la omnipresencia del imperialismo norteamericano en la región. En 1955 conoció en México a Fidel y Raúl Castro, uniéndose a la lucha emancipadora que culminó con el triunfo de la Revolución Cubana en 1959.

Consciente de los peligros del burocratismo, abandonó Cuba en 1965 para continuar la lucha por la liberación mundial. Primero marchó al Congo, convencido de que sólo la acción insurreccional armada era eficaz contra el imperialismo, y al año siguiente volvió a Iberoamérica para promover una revolución de ámbito continental, eligiendo a Bolivia para instalar una guerrilla que pudiera irradiar su influencia hacia Argentina, Chile, Perú, Brasil y Paraguay.

En Bolivia intentó poner en práctica su teoría revolucionaria, según la cual la acción armada crearía las condiciones para una insurrección popular a través de la guerra de guerrillas. Sin embargo, su acción no fue asumida por las masas bolivianas y, aislado en una región selvática en donde padeció la agudización del asma que siempre sufrió, fue delatado por campesinos locales, cayendo en una emboscada del ejército boliviano en la región de Valle Grande, donde fue herido, apresado y, finalmente, asesinado. Dado que el Che se había convertido en un símbolo para los jóvenes de todo el mundo, los militares bolivianos, aconsejados por la CIA, quisieron destruir el mito revolucionario, exponiendo su cadáver, fotografiándose con él y enterrándolo en secreto.

En 1997 los restos del Che Guevara fueron localizados, exhumados y trasladados a Cuba, donde fueron enterrados con todos los honores por el entonces Presidente de ese país, Fidel Castro. La figura del Che Guevara tiene las extraordinarias dimensiones de un visionario que luchó por superar la injusticia del capitalismo. Su ejemplo implica un compromiso real a favor de los oprimidos y el desarrollo de una conciencia orientada a la liberación ideológica, con base en el trabajo creador y humanizante.

 

 

 

 

 

 

 

 

La Asamblea Mundial de la Salud, máximo órgano de decisión de la Organización Mundial de la Salud (OMS), determinó que el 14 de junio de cada año se celebre el Día Mundial del Donante de Sangre, como muestra de reconocimiento y agradecimiento hacia los donantes de sangre de todo el mundo.

La fecha conmemora además el nacimiento de Karl Landsteiner (Viena, Austria, 14 de junio de 1868 – Nueva York, 26 de junio de 1943), patólogo y biólogo austríaco, quien descubrió el factor Rhesus. El gran logro de Landsteiner es el descubrimiento y tipificación de los grupos sanguíneos, por lo cual se le concedió el Premio Nobel de Fisiología o Medicina en el año 1930.

El Día Mundial del Donante de Sangre ha sido elegido por la Asamblea Mundial de la Salud para promover el acceso universal a sangre segura mediante la donación voluntaria y no remunerada. De esta manera se reconoce a los millones de personas que, al donar sangre, salvan vidas y mejoran la salud del prójimo.

El tema del Día Mundial del Donante de Sangre para 2018 se centra en enfatizar que la donación de sangre es un acto solidario, a través del cual se destacan valores humanos fundamentales como el altruismo, el respeto, la empatía y la generosidad, mismos que están en la base de los sistemas de donación voluntaria y no remunerada. De allí que se haya escogido el lema “Date a los demás. Dona sangre. Comparte vida” para llamar la atención hacia el papel que tienen los sistemas de donación voluntaria a la hora de cuidarnos unos a otros y crear lazos sociales que permitan alcanzar la cohesión de las diversas comunidades humanas en todo el mundo.

13 de junio │ Día del Tamunangue Larense

Hoy se celebra el Día del Tamunangue larense, forma danzaria-musical que se cultiva en poblaciones del estado Lara como El Tocuyo, Sanare, Curarigua, Carora y Barquisimeto, apreciándose en cada lugar con las variantes y el sentir impuesto por las tradiciones locales.

Este baile consta de ocho sones distintos: la batalla, la bella, la juruminga, el yeyevamos, el poco a poco, la perrendenga, el galerón y el seis por ocho o figuriao. La investigadora Isabel Aretz dice, refiriéndose a San Antonio de Padua, en cuyo honor se baila el tamunangue: "Cuando el santo cumple, se le paga con un velorio y un baile, que se celebran en la víspera y en su día, el 13 de junio. O incluso, con un novenario previo, ya sea que se guarde en una casa o en la iglesia".

La música del Tamunangue o "son de negros", muestra la huella afrovenezolana en algunos vocablos del coro y mediante la presencia del tambor cilíndrico de un parche. Los sones de negros contienen también elementos culturales de raíz hispánica que se aprecian en la variedad de instrumentos de cuerda, como el cuatro requinto, cuatros convencionales, medio cinco y cinco; y elementos de la cultura indígena, como las maracas, que reafirma la condición mestiza de esta creación de la tradición popular.

Para tocar el tambor de parche clavado, el ejecutante se sienta a caballo sobre el instrumento, echado en el suelo, y es acompañado por uno o dos ejecutantes más que, en cuclillas, percuten con palos el cuerpo del tambor.

 

 

 

 

 

 

 

Tal día como hoy, hace 85 años, nació en Maracay (estado Aragua) César Antonio Girón Díaz, torero venezolano, uno de los más famosos y reconocidos en el medio taurino, tanto en Venezuela como en el extranjero.

Se inició como matador de toros en 1945, y su primer gran triunfo se produjo el 1° de octubre de 1950, en una novillada criolla celebrada en el Nuevo Circo de Caracas. A partir de esa memorable tarde, Girón se convirtió en un héroe nacional, cosechando numerosos éxitos en las principales plazas taurinas del mundo. En 1951, viajó a España donde consiguió la consagración como matador. El 29 de septiembre de 1952, recibió la alternativa de manos de Carlos Arruza en la Monumental de Barcelona. Posteriormente, alcanzó el primer lugar en el escalafón de corridas realizadas en las temporadas de 1954 y 1956.

Se retiró en Caracas en 1966, más al poco tiempo anunció su regreso al mundo taurino como matador y empresario de corridas. Su última tarde triunfal se produjo en la Plaza Monumental de Valencia, estado Carabobo, en 1971, donde le tocó alternar con los toreros Antonio Bienvenida y Luis Miguel Dominguín. Ese mismo año murió en un accidente automovilístico entre Caracas y Maracay, en la autopista Regional del Centro (ARC), el día 19 de octubre de 1971.

1° de junio de 1816 │ Toma de Carúpano

Hace 202 años El Libertador, Simón Bolívar, desembarcó en Carúpano (estado Sucre), liberando la ciudad en el marco de la Expedición de Los Cayos, mediante una operación anfibia en la que las fuerzas expedicionarias derrotaron a la guarnición española y tomaron la ciudad.

La expedición había zarpado de la isla de Margarita el 25 de mayo, y tras seis días de difícil  navegación, luchando contra fuertes corrientes, Bolívar arribó el 1° de junio frente a Carúpano, ordenando a Santiago Mariño proceder al desembarco, para lo cual el prócer oriental dividió las fuerzas en dos grupos, comandados, respectivamente, por Manuel Piar y Carlos Soublette.

La escuadrilla ancló a la vista de la batería Santa Rosa, donde flameaba la bandera española, y dirigió su bombardeo a la playa y al centro de la ciudad, atacando el flanco izquierdo de la población y tomando en poco tiempo las fortificaciones que la defendían. Tras  dos horas de combate, los patriotas tomaron la plaza y obligaron a los españoles a la retirada, sin que se registraran bajas en las filas patriotas.

23 de mayo de 1999 │Nace “¡Aló, Presidente!”

Tal día como hoy, hace 19 años, se produjo la primera transmisión del programa ¡Aló, Presidente!, a través del cual el Comandante Eterno, Hugo Chávez, estableció un canal de comunicación directa y constante con el pueblo venezolano, hecho sin precedentes en nuestro país y en América Latina, pues, a través de la señal de Radio Nacional de Venezuela (RNV), un mandatario moderaba un programa radial utilizando sencillas llamadas telefónicas, sorprendiendo al público gracias a la elocuencia, vivencias y reflexiones de su conductor, Hugo Chávez Frías.

Lo que inicialmente fue una propuesta radiofónica, se extendió luego a la televisión, y el Comandante Chávez convocó a todos los sectores a participar en los proyectos e iniciativas para avanzar hacia la construcción de la Patria Nueva. ¡Aló, Presidente! significó mucho para el sentir social venezolano, pues logró tomar en cuenta las necesidades y requerimientos de los humildes, por años silenciados e invisibilizados, gracias a lo cual mucha gente fue operada, en especial niños con distintos problemas físicos; otros recibieron viviendas, empleos y asistencia legal, y el pueblo encontró a su Primer Mandatario más allá de la esperanza, presente en la materialización de logros y la superación de problemas.

En las casi 400 ediciones del programa, el Líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez Frías, interactuó con miles de ciudadanos, recibiendo más de 990 llamadas al aire y atendiendo más de 25.000 cartas de personas que plantearon sus requerimientos desde cualquier rincón del país. Además, el Comandante Chávez visitó 259 localidades de todo el país y siete destinos del exterior para transmitir el programa, en el cual tuvieron participación más de 600 organizaciones sociales. El último ¡Aló, Presidente! tuvo lugar el 29 de enero de 2012.

 

 

 

 

 

 

Hace 205 años Simón Bolívar llegó triunfalmente a Mérida en su rutilante carrera hacia la gloria, y el pueblo lo aclamó como Libertador, siendo la primera vez que así se le llamaba, después de haber iniciado la Campaña Admirable el día 14 de mayo, partiendo desde Cúcuta (Colombia) al mando de 800 hombres, con el objeto de liberar a Venezuela del poder español, luego de la pérdida de la Primera República.

En Mérida, Bolívar fue aclamado por primera vez con el titulo de Libertador, y de todos los honores que recibiría en su carrera, aquel sería el único por el cual demostraría orgullo, pues consideró que sólo la responsabilidad y la gloria de ser Libertador, pudo hacerlo más combativo y constante de lo que era naturalmente.

Años después, cuando hubo de afrontar con angustia las divisiones, rencillas y conspiraciones que contra él y su proyecto emancipador se tramaron, y las disensiones que desgarraban a America del Sur adquirían cada vez más fuerza, la invocación de aquel título le libró de caer en las trampas de sus enemigos. Al rechazar la corona imperial que José Antonio Páez le ofreció en marzo de 1826, Bolívar respondió: "El título de Libertador es superior a todos los que ha recibido el orgullo humano", afirmación que ratificó en septiembre del mismo año, en carta dirigida a Francisco de Paula Santander: "Libertador es más que todo y, por lo mismo, yo no me degradaré hasta el trono".

 

 

 

 

 

Tal día como hoy, hace 119 años, y después de 7 años en el exilio, Cipriano Castro invadió el Táchira desde Colombia, en compañía de Juan Vicente Gómez, insurgiendo contra el gobierno de Ignacio Andrade e iniciando la que sería llamada Revolución Liberal Restauradora.

La acción, también conocida como la Invasión de los 60, por el número de hombres que cruzó la frontera, representó la primera participación masiva de los andinos en la política nacional y la finalización de la hegemonía del Liberalismo Amarillo.