Gobierno Bolivariano

Tal día como hoy, hace 201 años, José Antonio Páez dirigió guió a las fuerzas patriotas al triunfo en la batalla de El Yagual, en la margen izquierda del río Arauca, en el estado Apure.

 

En aquel lugar se hallaban concentradas las huestes realistas, integradas por 600 infantes y 1.700 jinetes al mando del coronel Francisco López. Páez, quien comandaba 700 hombres, y que hasta ese momento era teniente coronel, asumió la jefatura y actuó como General de Brigada, ya que bajo sus órdenes estaban dos generales, Santander  y Rafael Urdaneta y Serviez, además de otros coroneles y comandantes. Una vez comenzado el combate en toda la línea y rechazadas las embestidas, el enemigo fue puesto en fuga al no poder soportar las cargas de caballería de los patriotas. El triunfo permitió a Páez abrir nuevas operaciones militares en aquella región, apoderándose de varias cañoneras y flecheras, y  llegando incluso más tarde  a hacer preso al propio Francisco López.

 

La Batalla de El Yagual tuvo lugar en el antiguo Hato La Yagüita, antes conocido como “La Fuentera”. Estas tierras fueron rescatadas por el Instituto Nacional de Tierras el 25 de marzo del año 2007, y actualmente funciona allí una de las 22 unidades de producción que conforman la Empresa Ganadera “Vuelvan Caras”, cuyo objetivo es gestionar, fomentar, producir, administrar, transformar, industrializar, exportar, importar y comercializar productos agrícolas pecuarios de origen bovino y bufalino, tales como animales con alta calidad genética, semen, embriones, carne y leche, entre otros rubros.

 

 

 

 

Tal día como hoy, hace 158 años, nació en la Ovejera de Capacho (estado Táchira) Cipriano Castro, presidente de Venezuela en las etapas finales del predominio de la economía agropecuaria, quien se distinguió por sus posiciones nacionalistas al frente del gobierno y, teniendo como inspiración el ideario de El Libertador, Simón Bolívar, inició una nueva y larga hegemonía en la historia política nacional del país, al guiar a un grupo de guerreros procedentes de los Andes venezolanos a la conquista del poder central, tendencia que se prolongaría prácticamente hasta poco más de la primera mitad del siglo XX.

 

Tras encabezar en 1899 la Revolución Liberal Restauradora, se convirtió en Presidente de la República, cargo que ocuparía hasta 1908. Su gobierno fue el puente entre la Venezuela feudal y el comienzo de la modernidad. Castro estimuló el nacionalismo al oponerse al bloqueo de los puertos por las potencias europeas, quienes agredieron militarmente a nuestro país al bloquear navalmente las costas venezolanas el día 9 de diciembre de 1902.  Castro denunció el ataque y enfrentó los atropellos del capital monopolista extranjero, defendiendo la soberanía nacional y poniendo en evidencia la codicia de los poderosos hacia nuestras riquezas naturales.

 

Cuando en noviembre de 1908 debió marchar a Europa para someterse a tratamiento médico, Juan Vicente Gómez, su vicepresidente y también compadre, tomó el poder y le envió al exilio, condición bajo la cual Cipriano Castro falleció en Santurce, Puerto Rico, el 5 de diciembre de  1924.